Canelones de carne con tomate y bechamel

Canelones de carne con tomate y bechamel

¿Nos votas?

Los canelones de todo tipo son una forma deliciosa y muy completa de tomar la pasta, ya que dependiendo del relleno que les pongamos, multiplicaremos su valor nutricional. Con esta sencilla y fácil receta de canelones de carne con tomate y bechamel conseguiréis un plato delicioso y muy nutritivo que le encantará a todo el mundo. Como es una receta bastante contundente podéis tomarlo como plato único. Y si os apetece ver qué más tipos de canelones tenemos en nuestro amplio recetario, no os perdáis nuestras recetas de canelones.

Ingredientes para cuatro personas

Para los canelones

  • 20 placas de canelones
  • 250 gramos de carne picada (de ternera o 50% cerdo y 50% ternera, para que sean más
  • jugosos)
  • 150 gramos de tomate frito (si es casero, mejor)
  • Un vaso de jerez para cocinar
  • Cebolla en polvo
  • Ajo en polvo
  • Perejil seco picado
  • Sal al gusto
  • Aceite de oliva
  • Queso rallado para gratinar

Para la bechamel

  • 3 cucharadas soperas colmadas de harina
  • 80 gramos de mantequilla
  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 1 litro de leche
  • Sal al gusto

Elaboración de la receta

  1. Ponemos a cocer abundante agua con sal y un chorrito de aceite en una cazuela grande.
  2. Una vez que hierva, introducimos las placas de canelones una a una, para evitar que se peguen, y bajamos un poco el fuego. Una vez que estén cocidas, las pasamos por el grifo, las escurrimos y las reservamos.
  3. En una sartén ponemos un lecho de aceite de oliva, y una vez que esté caliente, añadimos la carne, salamos y removemos ligeramente hasta que empiece a cambiar de color. Una vez que empiece a dorarse, añadimos los polvos de cebolla y ajo, así como el perejil.
  4. Cuando veamos que la carne ya está bien frita, añadimos el vasito de jerez, removemos y añadimos el tomate frito. Lo cocinamos durante dos o tres minutos y retiramos del fuego.
  5. Colocamos sobre una encimera las placas de canelones, y una vez que la carne se haya templado, los rellenamos con ayuda de una cuchara. Se enrollan cuidadosamente para evitar que se rompan, y se colocan en una fuente de horno o en fuentes individuales.
  6. Una vez que tenemos listos los canelones, pasamos a elaborar la bechamel. Calentamos en un cazo la mantequilla y el aceite hasta que estén ligados, apartamos del fuego y añadimos la harina, removiendo cuidadosamente al instante para evitar que aparezcan grumos.
  7. Ponemos el cazo al fuego y añadimos la leche poco a poco sin parar de remover hasta conseguir la textura que deseamos (cremosa), durante unos 8 o 10 minutos. Una vez que esté lista, añadimos la sal y removemos.
  8. Regamos los canelones con la bechamel.
  9. Añadimos el queso rallado para gratinar, y metemos en el horno durante unos minutos a temperatura alta, hasta que el queso se gratine.
  10. Servimos.

Anotaciones y consejos

Aunque para preparar estos canelones de carne con tomate y bechamel se puede utilizar cualquier tipo de queso rallado, recomendamos emplear una mezcla de varios quesos para un sabor más intenso (que podréis encontrar en el supermercado sin problema, normalmente combinado tres o cuatro quesos).
Aconsejamos consumir al momento, para evitar que la bechamel se engorde y deje el plato más pastoso. Créditos-Shutterstock

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook