La carne de vacuno

La carne de vacuno

Danos tu valoracion

Desde tiempos inmemoriales, el hombre ha consumido carne de vacuno. Ternera de leche, ternera, añojo, novillo, cebón, buey, vaca y toro son las diferentes categorías dentro de la carne de vacuno, que veremos detalladas más adelante. Muy rica en proteínas, hoy en día, junto con el cerdo y el pollo, es la carne más consumida, y contiene además vitaminas y sales minerales. Y si lo que buscas son recetas con carne, aquí las tienes.

La carne de vacuno

Según la edad, el sexo y también la alimentación del animal, podemos hablar de distintos tipos dentro de la carne de vacuno. Vamos a verlos uno por uno.

La ternera lechal o de leche siempre tiene menos de 8 meses, y se ha alimentado solo con leche. Su carne es rosa claro, muy tierna, suave y con poca grasa.

La ternera tiene menos de un año (entre 8 y 12 meses), y su carne tiene un color y un sabor más intensos que el anterior, aunque sigue siendo delicado y también tiene poca grasa.

El añojo, también llamado ternera mayor, tiene entre uno y dos años de edad, se alimenta con heno y pienso, y su carne ya tiene más sabor y más color. Puede ser

El novillo tiene entre dos y cuatro años, y ofrece una carne más sabrosa y con un color intenso, más rojo.

El cebón es la carne del macho de menos de 4 años que ha sido castrado. Es una carne muy sabrosa, roja y prieta. Suele tener grasa blanca, ya que ha sido cebado.

La vaca es la hembra de más de 4 años, con carne jugosa y más grasa, criada y dedicada para el consumo de carne.

El toro, por su parte, sería el equivalente masculino de la vaca. Su carne es oscura y musculosa, muy sabrosa.

El buey es el macho de más de 4 años, castrado, alimentado con pasto natural y con carne muy apreciada: veteada, con grasa amarilla, y de un sabor intenso, que se va intensificando con la edad.

Trazabilidad de la carne

Es la identificación, homologada, de la carne, y nos indica la raza y la procedencia de cada animal.

Cortes más típicos

Cada guiso de carne tiene su pieza adecuada, independientemente de que se llame de una forma u otra según las regiones o los países. En otra ocasión os hablaremos de las distintas piezas, pero como aperitivo, os diremos que las más frecuentes son la aguja, la babilla, la cadera, el chuletón, el lomo, el morcillo, el rabo, el solomillo y la tapilla. Créditos-Shutterstock

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook