La cebolla: propiedades y usos

La cebolla: propiedades y usos

Danos tu valoracion

La cebolla es una de las plantas más extendidas por todo el mundo, entre otros motivos, porque suele formar parte de la cultura gastronómica de muchos lugares. En países como España, es, junto al ajo, el punto de partida de numerosos platos. Gracias a las propiedades de la cebolla, es raro que esta hortaliza falte en una cocina. En nuestra página, podéis encontrar numerosas recetas en las que la cebolla juega un papel destacado, un ejemplo de ello es nuestra receta de pan casero de cebolla y tomillo , o nuestra receta del tradicional zarangollo murciano.

Algunos de los beneficios que puede aportar el consumo de esta hortaliza son:

  • Reumatismo. La cebolla presenta una potente acción contra esta dolencia.
  • Gota. Eficaz en la lucha contra la gota, ya que su consumo disuelve el ácido úrico.
  • Infecciones. La cebolla alcaliniza la sangre, lo que nos favorece en la lucha contra las infecciones.
  • Flavonoide quercetina. Este compuesto, presente en esta hortaliza, es un potente antioxidante que ayuda a prevenir la osteoporosis. Se encuentre principalmente en la cebolla roja.
  • Protección cardiovascular. Ejercida por la quercetina.
  • Protección sistema urinario. Mejorando el tránsito, lo que ayuda a prevenir las infecciones.
  • Fósforo. La presencia en la dieta de este elemento mejora el rendimientos intelectual.
  • Vitaminas y minerales. La cebolla posee concentraciones considerables de vitaminas A, B y C, y de minerales como el yodo, hierro, azufre y potasio.

Las propiedades curativas de la cebolla aparecen a mayor concentración cuando la consumimos en crudo, sin embargo, la mayoría de variedades son mal toleradas por el organismo, ya que presentan un sabor fuerte. Una buena manera de cocinarlas es hacerlo en el horno, procediendo del mismo modo que cuando horneamos una patata entera; metemos la cebolla entera con la piel, de este modo, sus beneficiosos nutrientes, quedan retenidos en el interior.

Además de que la cebolla se ha venido usando desde hace siglos para aliviar dolencias de las vías respiratorias, como tos, resfriados y asma, en la actualidad se han descubierto nuevas aplicaciones; se cree que este alimento podría ser beneficioso para las personas que sufren de diabetes. La glucoquinina, sustancia presente en su composición, parece regular los niveles de azúcar en sangre, y estimular el funcionamiento del páncreas.

Sin embargo, no todo son bondades. Quien alguna vez haya partido una cebolla, ya sabe porque se suele decir que hace llorar. Cuando cortamos esta hortaliza, se genera un compuesto denominado sulfóxido de tiopropanal, que produce irritación de los ojos y la nariz. Por ello. se suele recomendar cortar las cebollas debajo del grifo del agua, dejando que caiga un pequeño chorro. También se recomienda enfriar la cebolla durante una hora antes de cortarla, lo que reducirá el efecto del tiopropanal.

Algunos consejos a la hora de comprar y almacenar cebollas:

  • Deben guardarse en un lugar oscuro y a temperatura ambiente.
  • No debemos comprarlas si han desarrollado parte de su tallo.
  • En el comercio, deben presentar un aspecto firme y una piel limpia y seca.
  • Las que tienen sabores más contundentes, como las amarillas, se conservan mejor que las que tienen sabores más suaves, como las blancas.
  • No debemos almacenarla junto a las patatas. Ya que las cebollas liberan etileno, un gas que acelera la maduración de frutas y verduras.
  • Una vez cocinada, es preferible guardarla en recipientes de cristal, y no congelarla, ya que su sabor cambia tras ser descongelada.

Imagen:flic.kr/p/MKPzC Fuentes:wikipedia,bbc

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook