Bizcocho casero. Receta fácil

Bizcocho casero. Receta fácil

¿Nos votas?

Hoy queremos recordar todo un clásico de la repostería, se trata del bizcocho casero.
Receta fácil
, esa receta tan familiar que siempre nos deja un buen sabor de boca, sin olvidar claro está nuestro exquisito bizcocho de yogur. Este es un postre típico de las abuelas cuando nos reciben, con ese rico olor que desprende a distancia y ese sabor inigualable que nunca nos cansamos de probar. Aunque casi todos lo hacemos de la misma manera, cada uno le da su toque para diferenciarlo del resto… ¿Cómo lo haces tú? Por cierto, aquí os dejo otra receta de bizcocho que os encantará.

Ingredientes para 8 personas

  • Huevos – 4 unidades
  • Yogur de limón – 1 unidad
  • Limón – 1 unidad
  • Harina de trigo – 4 vasos de yogur
  • Azúcar – 3 vasos de yogur
  • Aceite oliva – 1 vaso de yogur
  • Levadura en polvo – 1 sobre de 15 gramos
  • Esencia de vainilla – 3 gotas

Cómo hacer Bizcocho casero. Receta fácil

  1. Para hacer este bizcocho casero el primer paso es batir los huevos en un bol grande y a poder ser con una varilla para que los ingredientes se mezclen bien.
  2. Añadimos el yogur, el aceite y el azúcar y seguimos batiendo. A continuación, rallamos la cáscara del limón y removemos de nuevo.
  3. Antes de añadir la harina y la levadura la tamizamos con un colador para lograr una masa esponjosa y sin grumos. Batimos unos minutos más hasta que la masa quede homogénea.
  4. Por último, echamos unas gotitas de esencia de vainilla para aromatizar nuestro bizcocho casero antes de verter en el molde.
  5. Untamos con mantequilla y espolvoreamos con harina el molde. Después, vertemos la masa e introducimos al horno previamente caliente a 180ºC.
  6. El tiempo estimado son unos 35-40 minutos, pero si queremos ir comprobando antes podemos abrir el horno una vez trascurridos los primeros 25 minutos. Cuando esté listo, apagamos el horno, retiramos el bizcocho y dejamos que temple para desmoldarlo fácilmente.

Notas y consejos

La harina más recomendable es la de trigo común, aunque en los supermercados podemos encontrar harina para repostería donde ya viene incorporada la levadura, lo ideal es hacer la mezcla de ambos componentes nosotros mismos para asegurarnos que nuestro bizcocho quede perfectamente esponjoso. Para dar un toque de color a esta receta podemos espolvorear un poco de azúcar glas, será más llamativo a la vista y su cobertura tomará un sabor un poquitín más dulce… ¿Qué te parece?

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook