Comer con cuchara

Comer con cuchara

Danos tu valoracion

Caldos, sopas, cremas y purés son, además de los platos de legumbres, los principales platos de cuchara. Sin embargo, a veces los confundimos. ¿Es lo mismo una crema que un puré? No, o no debería. Ni un caldo que una sopa. Hoy os vamos a contar las diferencias y las características de unos y otros, y os animamos a comer con cuchara y echar un vistazo en nuestro amplio recetario, en el que encontraréis deliciosas recetas de todos ellos como por ejemplo la mejor receta de pescado.

Comer con cuchara

Las comidas conocidas como “de cuchara” pueden ser más o menos ligeras dependiendo de sus ingredientes y de cómo se preparen. Por lo general, se suelen tomar calientes, aunque hay muchas excepciones de cremas y sopas frías, como pueden ser la vichysoisse, el ajoblanco, el gazpacho en todas sus variedades o el salmorejo. Y suelen tomarse como primer plato, aunque dependiendo de lo que lleven también se pueden tomar como plato único, por lo que resultan perfectas para cenas. Te contamos las principales formas de comer con cuchara.

Caldos

El caldo es el resultado de cocer diferentes ingredientes en agua. Así de sencillo. Puede hacerse con carne, pescado, marisco, verduras, pollo… y, por lo general, se utiliza como base para preparar otras recetas de todo tipo, sobre todo para elaborar sopas y cremas. Es muy ligero y prácticamente no aporta calorías. Se puede congelar para tenerlo siempre a mano cuando queramos preparar platos que lo requieran.
Una de las pocas preparaciones de caldo que se considera plato en sí misma (y no base para otra receta), es el consomé, que se hace tradicionalmente con carne, nabo y zanahoria (que posteriormente se retiran para consumir solo el caldo), y al que se añade un toque de caramelo para conseguir un tono dorado.

Sopas

Rara es la sopa que no utiliza un buen caldo para su elaboración. Se elaboran, o bien con el caldo ya preparado o preparándolas como un caldo pero conservando los ingredientes que se han utilizado. Además, se les suele añadir otros ingredientes, como pueden ser la pasta o el arroz. Algunas de las sopas más conocidas por excelencia y que tienen importancia como plato serían la sopa castellana, la sopa de pescado o marisco, la sopa de cebolla francesa o la Minestrope italiana.

Cremas y purés

La crema es un puré ligero, ésta sería básicamente la diferencia entre ambos, dado que los dos van triturados con la batidora. Para elaborarlos, se hacen como un caldo y después se baten con todos sus ingredientes, o bien se cuecen los ingredientes en un caldo ya preparado (en lugar de en agua) para conseguir un sabor más intenso.. Otro de los ingredientes que más destacan para los purés son las legumbres, un buen ejemplo de cocina de aprovechamiento, dando pie a ricos purés como el de lentejas o el de garbanzos.
La crema suele ser de verduras o pescado, y el puré puede hacerse con cualquier alimento (como los purés o papillas que se da a los bebés). Tanto cremas como purés se pueden servir acompañados de picatostes y se pueden enriquecer con trocitos de otros ingredientes (como jamón, queso, huevo duro, verduras…), así como con nata, leche o mantequilla para darles una mejor textura y un toque más suave. Créditos-Shutterstock

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook