Cómo Prevenir la Salmonelosis. Síntomas, Tratamiento y más información

Cómo Prevenir la Salmonelosis. Síntomas, Tratamiento y más información

¿Nos votas?

Índice del artículo: Cómo Prevenir la Salmonelosis

Con la llegada del buen tiempo aumentan las temperaturas y con ellas la posibilidad de que se produzcan intoxicaciones alimentarias, sobre todo las producidas por la bacteria Salmonella, cuyo óptimo de crecimiento se sitúa entre los 30ºC y los 37ºC. Hoy, en Cocina Casera, os vamos a dar una serie de recomendaciones que os ayudarán a prevenir la salmonelosis, nombre que recibe la intoxicación producida por dicha bacteria. En nuestra página podéis encontrar otros artículos que tratan sobre otros patógenos, como el anisakis, así como importante información sobre la necesidad de mantener la higiene en la cocina.

1. Síntomas de la Salmonelosis

La salmonelosis es una enfermedad de carácter infecciosa producida por el consumo de alimentos contaminados por enterobacterias.

Algunos de sus síntomas son visibles entre las 8 y 48 horas tras su consumo. Los más característicos son:

  • Fiebre
  • Dolor de abdomen
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Dolores musculares
  • Náusesas

2. Tratamiento de la Salmonelosis

Actualmente para el tratamiento de la salmonelosis o salmonela, se utiliza un antibiótico conocido como ceftriaxona, aunque hay cepas realmente resistente, como siempre debes informarte en un médico quien te administrará el tratamiento adecuado a tu diagnóstico. Puedes leer más sobre ello en la Wikipedia.

3. ¿Qué alimentos pueden verse afectados?

La bacteria Salmonella se encuentra principalmente en ganado porcino y bovino, aves de corral, así como en los huevos y en determinados vegetales que se suelen consumir en crudo. Es, junto a Campylobacter, Yersinia enterocolitica, Rotavirus y Cryptosporidium, una de los cinco microorganismos que más casos de gastroenteritis provocan en España cada año.

La Salmonella ha demostrado tener la capacidad de sobrevivir durante meses en el agua, sobre todo si la temperatura ambiente es elevada, pudiendo provocar infecciones debidas al consumo de este agua contaminada. El hecho de que se produzca una mayor incidencia de casos durante las épocas de calor está relacionado con que este microorganismo encuentra en las altas temperaturas un medio de cultivo ideal para proliferar rápidamente, por eso alimentos que durante el invierno no suelen causar problemas, son el vehículo para posibles infecciones cuando llega el buen tiempo.

Cómo prevenir la Salmonelosis

La prevención de la Salmonelosis pasa por mantener, en todo momento, unas correctas medidas de higiene, así llevar a cabo una adecuada manipulación y conservación de los alimentos.

La Salmonella suele transmitirse a través de alimentos contaminados. En la mayoría de casos la infección no tiene mayores consecuencias que unas pasajeras molestias estomacales, sin embargo, en personas más sensibles, como niños, ancianos o personas inmunodeprimidas, el cuadro clínico puede complicarse.

Los alimentos más afectados suelen ser la carne, la leche, los huevos y el agua contaminada. A veces se producen contaminaciones cruzadas, por lo que se hace necesario llevar a cabo una serie de medidas.

  • A la hora de preparar los alimentos debemos mantener una correcta higiene, sobre todo de las manos. Una de las causas de la intoxicación por Salmonella es la contaminación cruzada, si cometemos errores en la manipulación de un alimento, podemos transferir la contaminación a otros.
  • Mantener los alimentos refrigerados, respetando en todo momento la cadena de frío.
  • Temperaturas de cocción que permitan que el interior de la pieza alcance los 70ºC, temperatura a la que la Salmonella muere.
  • Es importante que los alimentos no permanezcan más de dos horas sin ser sometidos a refrigeración, ya que se produce un aumento del riesgo de que la bacteria se multiplique.
  • Si vamos a comer al campo, o a lugares abiertos, es importante que usemos bolsas térmicas o neveras portátiles para transportar la comida.
  • Cuando terminemos de comer, debemos refrigerar rápidamente las sobras.
  • Del mismo modo, si preparamos la comida del día siguiente, procuraremos refrigerarla tan pronto como se haya atemperado.
  • Cuando cortemos carne cruda en un tabla debemos limpiarla a conciencia antes de usarla para cortar otros alimentos. Lo ideal es tener dos tablas, una para la carne y otra para las verduras.

Los alimentos contaminados por Salmonella presentan un olor y aspecto normales. Aunque estén contaminados, los podemos consumir si les aplicamos la temperatura adecuada para que la bacteria muera. Debemos tener en cuenta que aunque un alimento pueda contaminarse, en la mayoría de ocasiones, el número de bacterias no es lo suficientemente alto como para provocar una infección. Solo en los casos en los que la bacteria tiene tiempo de multiplicarse y una temperatura adecuada se alcanzarán poblaciones numerosas. Créditos-flickr:willowgardeners

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube