Empanadillas de queso

Empanadillas de queso

¿Nos votas?

30 m
Calorias: 142
Fácil

La preparación que os proponemos hoy engrosa la lista de recetas de empanadillas que podéis encontrar en nuestra página. Desde que comenzamos nuestra andadura, os hemos compartido la forma de preparar distintos tipos de empanadillas, con rellenos bien diferenciados pensados para intentar agradar al mayor número posible de personas, hemos hecho varios rellenos exclusivamente con ingredientes vegetales, otros con carne, atún, etc. Próximamente os iremos compartiendo más elaboraciones. Os recuerdo que en nuestra página también podéis encontrar la receta para elaborar una masa para empanadillas muy versátil que podéis usar con cualquier relleno.

Aunque en la actualidad se pueden comprar las obleas de masa listas para su uso, os recomendamos que, tanto por la facilidad de prepararlas, como por el control que se tiene de los ingredientes al hacerlas en casa, dediquéis un poco de tiempo a su elaboración. A mucha gente le da pánico todo lo que tiene que ver con meter las manos en una masa, pero he de decir que en el caso de las empanadillas las obleas se forman a partir de una masa que prácticamente no hay que trabajar. Si aplicáis una técnica que se utiliza en panadería, y que recibe el nombre de autolisis, la tendréis lista sin ningún esfuerzo. Dicha técnica consiste en alternar amasados cortos con reposos. Ponedla en práctica con todo tipo de masas de pan, pizzas, u otras elaboraciones que requieran el desarrollo del gluten de la harina, y quedaréis muy sorprendidos con el resultado.

La receta de hoy es muy sencilla. Mientras que la masa reposa, vamos preparando el relleno. La clave para que éste sea delicioso consiste en caramelizar la cebolla muy lentamente, lo que hará que obtengamos un producto con una cremosidad y sabor irresistibles.

Si vais mal de tiempo, podéis preparar la masa el día de antes, o incluso dos días antes, y mantenerla refrigerada en la nevera. En la cocina, como en muchos otros campos de la vida, podemos estirar las horas a través de una buena planificación, sea como sea, que la falta de tiempo no sea obstáculo para  mimar vuestro cuerpo a través de la alimentación.

Ingredientes para 4 personas

  • Harina de trigo - 350 gramos
  • Sal - 1/2 cucharada pequeña
  • Aceite de oliva - 100 gramos
  • Vino blanco - 50 gramos
  • Agua - 80 gramos
  • Cebolla - 1 kilo
  • Queso - 125 gramos
  • Aceite de oliva - para freír

Cómo hacer la receta de Empanadillas de queso

  1. Comenzamos esta receta preparando la masa, para ello, mezclamos en un cuenco la harina con la sal. Seguidamente, vertemos el aceite, el agua y el vino blanco. Con la ayuda de una espátula, o una rasqueta de panadería, mezclamos todos los ingredientes hasta que la harina quede hidratada con los líquidos. En ese momento, tapamos el cuenco con un plástico y dejamos reposar la masa durante 20 minutos. Este reposo sirve para que la harina se termine de hidratar por completo. Pasado el tiempo de reposo, destapamos el cuenco y volvemos a amasar durante unos segundos. Como se puede observar, la masa ya tiene una textura lisa y brillante sin apenas amasado. Volvemos a tapar el cuenco y dejamos que la masa repose mientras preparamos el relleno.
  2. A continuación, pelamos las cebollas y las cortamos finamente en juliana. Las añadimos a una sartén donde hemos calentado un poco de aceite de oliva. Cocinamos, a fuego suave, para que la cebolla se vaya haciendo poco a poco, de este modo conseguimos extraer todo su sabor.
  3. Cuando la cebolla esté tierna, añadimos la pimienta negra y la sal y seguimos cocinando hasta que adquiera un bonito tono dorado que es fruto de la caramelización de los azúcares que hay presentes de manera natural en esta verdura.
  4. Cortamos el queso en tacos pequeños. Una vez que la cebolla está lista, comenzamos a formar las empanadillas. Sacamos la masa del cuenco y la dividimos en tantas porciones como empanadillas queramos hacer. En nuestro caso, la hemos dividido en 10 porciones. Para hacerlo de manera exhaustiva, podemos ayudarnos de una balanza de cocina. Una vez divididas, formamos bolas con cada porción.
  5. Para estirar la masa, podemos hacer uso de dos láminas de plástico. En esta ocasión, nosotros hemos usado una bolsa de las utilizadas para congelar alimentos. Con unas tijeras hemos cortado los laterales y hemos retirado el cierre, de este modo podemos desplegar la bolsa. Una vez desplegada, ponemos una de las bolas en el centro de una de las dos láminas de plástico y cubrimos con la otra. Con la ayuda de un rodillo, estiramos la masa hasta darle una forma redondeada.
  6. Seguidamente, ponemos un poco de relleno en el centro de la oblea y plegamos la masa hasta hacer coincidir sus bordes. Debe quedarnos una forma de media luna. Finalmente, hacemos presión sobre el borde de la masa para sellarla y que el relleno no se nos escape durante el proceso de fritura. Para sellar el borde, podemos hacer uso de un tenedor. Repetimos el proceso con el resto de porciones de masa.
  7. Calentamos abundante aceite de oliva en una sartén. Cuando haya alcanzado una buena temperatura, comenzamos a freír las empanadillas por tandas. Freímos durante unos minutos por ambos lados para que la masa se dore. Una vez que la masa esté dorada, retiramos de la sartén y ponemos sobre papel absorbente. Dejamos atemperar durante unos minutos y servimos.

Notas y Consejos

La masa empleada en la elaboración de estas empanadillas puede ser horneada, para ello podemos pincelarla previamente con un poco de huevo batido para que adquiera un bonito tono dorado y un atractivo aspecto brillante. Si queremos prescindir del huevo, también podemos hornearlas sin más.

Podéis rellenar la masa con todo tipo de ingredientes; carnes, pescados, mariscos, etc.

Si te ha gustado esta receta de Empanadillas de queso te aconsejamos no te pierdas más Recetas de Tapas y no olvides descargar Gratis Nuestro App. DESCARGAR AQUÍ.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook