Masa para empanadillas u obleas caseras

Masa para empanadillas u obleas caseras

¿Nos votas?

40 m
Calorias: 434
Fácil

La receta que os proponemos hoy es la de una masa para empanadillas u obleas caseras. A pesar de que en la actualidad la industria alimentaria pone a nuestra disposición una gran variedad de masas listas para usar, ninguna de ellas puede ser comparada con la que una masa preparada en casa a partir de unos pocos ingredientes.

Para elaborar la receta de hoy no solo no es necesario el uso de amasadoras o robots de cocina, si no que sin apenas amasar tendremos en muy poco tiempo lista una rica masa con la preparar, entre otras, recetas tan estupendas como unas empanadillas de calabaza y patata o las tradicionales y mundialmente conocidas empanadas criollas argentinas. Podéis usar estas bases tanto para hacer empanadillas al horno como para freírlas en la sartén.

En algunos libros de cocina se puede leer que para preparar una buena masa para empanadilla se hace necesario el uso de una cantidad de líquido (leche, vino o agua), similar a la cantidad de grasa (manteca, aceite de oliva o mantequilla fundida). En cuanto a la harina, se debe añadir la que los líquidos admitan para dar lugar a una masa elástica y con una buena hidratación (sin que llegue a estar pegajosa). También se puede sustituir una parte del elemento líquido por huevo.

Lo bueno de esta preparación es que apenas hay que amasar, ya que un amasado intensivo desarrollaría el gluten, dando mayor tenacidad a la masa, lo que no nos interesa en este caso, porque queremos una sea elástica para que no ofrezca resistencia a ser estirada, permitiéndonos así formar las empanadillas con facilidad. En este sentido es interesante que usemos harina floja, que es un tipo de harina con bajo contenido en gluten, como la que se suele usar en repostería. Debéis evitar totalmente el uso de harina de fuerza, ya que posee un contenido en gluten muy elevado.

Para que la elaboración de esta receta os resulte muy sencilla, hemos incluido un vídeo en el que os mostramos todo el proceso. Lo ideal es que os organicéis para preparar la masa y el relleno al mismo tiempo, de modo que podéis aprovechar los tiempos de reposo que la masa nos brinda, para ir preparando los ingredientes que forman el relleno. Aunque en Cocina Casera os proponemos numerosos tipos de empanadas de pollo y empanadillas, os animamos a que hagáis vuestros propios rellenos con los ingredientes que más os satisfagan.

Ingredientes para 8 obelas

  • Harina de trigo - 350 gramos
  • Sal - 6 gramos
  • Agua - 60 gramos
  • Aceite de oliva - 110 gramos
  • Vino blanco - 50 gramos

Cómo hacer la receta de Masa para empanadillas u obleas caseras

  1. Comenzamos esta receta poniendo en un cuenco la harina y la sal. Mezclamos para que la sal se reparta de manera uniforme.
  2. Vertemos el aceite de oliva, el vino blanco y el agua. Con la ayuda de una espátula, o una rasqueta de panadería como la que se puede ver en el vídeo, mezclamos todos los ingredientes para que la harina absorba los líquidos.
  3. Una vez que tenemos una masa en la que no se observan grumos de harina, tapamos el cuenco con un plástico y dejamos reposar durante 20 minutos. En panadería, a este tiempo de reposo se le llama autolisis, y su aplicación hace que la harina se hidrate por completo, lo que nos permite llevar a cabo el posterior amasado de manera sencilla y, sobre todo, rápida. Tanto es así, que en el caso de la elaboración de pan se puede conseguir desarrollar una masa perfecta, sin apenas esfuerzo, siguiendo la técnica de amasados cortos y reposos.
  4. Pasado el tiempo de autolisis, destapamos el cuenco y trabajamos la masa durante unos segundos. Con este segundo ciclo de amasado nuestra masa ya está lista. Como podéis ver, sin apenas esfuerzo, y gracias a la autolisis, hemos logrado una masa elástica de superficie brillante. Tapamos el cuenco y dejamos reposar la masa durante 30 minutos más para que se relaje y no nos cueste trabajo formar nuestros obleas para las empanadillas.
  5. A continuación, cortamos la masa en tantas porciones como empanadillas queramos hacer. Nosotros la hemos dividido en 8 partes, para mayor exactitud, hemos usado una balanza de cocina. Una vez hechas las porciones, formamos una bola con cada una de ellas.
  6. Ya solo nos queda recortar una bolsa de plástico de las usadas para congelar alimentos. Recortamos los laterales para poder abrirla e introducir una bola de masa entre las dos láminas de plástico. Aplastamos la bola haciendo presión con un cuenco de base plana o con el rodillo. Repetimos el proceso con todas las bolas de masa.
  7. A medida que formamos los discos de masa los rellenamos con los ingredientes elegidos

Resumen de la Receta

Notas y Consejos

Como se trata de una masa fácil de hacer, os recomiendo que la hagáis en el momento de usarla, aunque, si lo deseáis, podéis congelarla una vez hecha. También podéis congelar las obleas de masa, en este caso es importante que pongáis una lámina de papel entre cada disco de masa, de manera que podáis separarlos fácilmente a la hora de usarlos.

Si te ha gustado esta receta de Masa para empanadillas u obleas caseras te aconsejamos no te pierdas más Recetas de Masas y no olvides descargar Gratis Nuestro App. DESCARGAR AQUÍ.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook