Claves para endulzar la vida de forma saludable

Claves para endulzar la vida de forma saludable

Danos tu valoracion

Claves para endulzar la vida de forma saludable

Los dulces y postres suelen ser los primeros en ocupar la lista de aquellos alimentos que debemos evitar si queremos controlar nuestro peso o si padecemos de diabetes. Sin embargo, aplicando una serie de consejos, podréis elaborar deliciosos postres sin miedo a que vuestra salud se resienta. Estos consejos cobran especial importancia en fechas como la Navidad, época del año en la que los alimentos dulces hipercalóricos ocupan un puesto destacado en las mesas de la mayoría de hogares. En un artículo anterior, os hablábamos de cómo prevenir los excesos navideños, y en esta ocasión os contamos algunas claves para preparar dulces saludables con los que disfrutar en esas fechas especiales sin que nuestro cuerpo salga mal parado.

Llevando a cabo algunos cambios, podemos seguir haciendo, sin miedo a remordimientos, esos tradicionales dulces caseros.

  • Ingredientes light o bajos en calorías.  usaremos leches y yogures desnatados, harina y azúcares integrales y mantequillas o margarinas light bajas en sodio, 
  • Edulcorantes. Introduciremos el uso de edulcorantes en sustitución del azúcar refinado. Podemos sustituir hasta la mitad del azúcar por un edulcorante, salvo en el caso de recetas en las haya que camelizar la preparación o en aquellas otras en las que haya que elaborar una crema de mantequilla y harina. 
  • Siropes de frutas. El azúcar refinado es un ingrediente sin ningún nutriente que debemos evitar. Podemos sustituirlo por azúcares integrales, o por siropes o melazas (de ágave, de arroz, de arce…) que además de endulzar, nos nutren. 
  • Ingredientes integrales. Usando harinas y azúcares integrales, aportamos una mayor cantidad de fibra al organismo. Esta fibra ayuda a disminuir la subida de azúcar en sangre, mejorando a su vez la digestión y haciéndonos sentir más saciados.
  • Huevos. Podemos seguir la regla de que 2 claras pueden sustituir a un huevo entero. En la yema del huevo se concentran las grasas y el colesterol de este alimento, por tanto, si reducimos las yemas, conseguiremos elaboraciones más saludables. Las claras dan volumen y las yemas aportan cremosidad. En recetas en las que la textura cremosa sea fundamental, no podemos dejar al margen las yemas, pero si se trata de dar volumen, podemos sustituirlas sin problema por claras.
  • Grasas. Las grasas aportan humedad, estructura y sabor. En muchas elaboraciones, al menos 1/3 de la grasa puede ser sustituida por un puré de frutas sin azúcar, o un yogur descremado. La fruta idónea para hacer el puré es la manzana, ya que altera menos el sabor final del preparado. 
  • Frutas. Elabora sanos dulces usando fruta como principal ingrediente. Su dulzura natural y sus nutrientes aportarán grandes beneficios a tu organismo.
  • Las cremas, como la mousse y otros productos cremosos, suelen tener un índice calórico muy elevado, ya que están elaborados, principalmente, a base de azúcar, natas y mantequillas. Sin embargo, se pueden conseguir texturas cremosas haciendo uso de ingredientes más saludables. Así, por ejemplo, la mousse se puede elaborar a partir de queso de untar, leche desnatada y edulcorantes. La textura resultante no tendrá nada que envidiar a la de una mousse tradicional. Del mismo modo, podemos preparar una saludable crema chantilly, a partir de huevo, queso de untar, vainilla y edulcorante. Con estos ingredientes podréis elaborar una rica crema para usar en la elaboración de numerosos postres y frutas.
  • Intentemos ser críticos con lo que comemos, buscando siempre la forma de mejorar nuestra alimentación, para, de este modo, cuidar nuestro cuerpo, que, en definitiva, es nuestro bien más preciado. Créditos-flickr:kimberlykv Fuentes: @sevilla.abc, @saborysalud

    Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook