despensa saludable

Alimentos a evitar en una despensa saludable

Danos tu valoracion

Alimentos a evitar en una despensa saludable

Si queremos disfrutar de una alimentación sana es necesario que en nuestra despensa ocupen un lugar destacado aquellos productos de gran valor nutricional. En otros artículos, ya hemos hablado de productos que es recomendable evitar como es el caso de las golosinas que solemos dar a los más pequeños.

También os hemos contado los riesgos del consumo de ciertos productos, como es el caso del pan industrial. En el artículo de hoy, vamos a ampliar un poco más la lista de aquellos alimentos que debemos evitar para una vida sana.

Zumos de frutas

En los zumos, tanto los envasados como los naturales, el azúcar ocupa un puesto destacado, tanto es así, que aparece en segundo lugar tras el agua. En el caso de los zumos comerciales, además, se usan para su elaboración concentrados de frutas, por lo que poco queda realmente de zumo en estos.  Hay que ser consciente por tanto de que, cuando ingerimos un vaso de estas bebidas, estamos introduciendo en nuestro cuerpo una mezcla de endulzantes, estabilizadores, saborizantes y colorantes, que lo único que hacen es atrofiar las papilas gustativas de los más pequeños.

Palomitas para microondas

Las palomitas de maíz son un aperitivo sano, siempre que en su elaboración se emplee una sartén en la que se ponga muy poco aceite. Las palomitas que venden para preparar en unos pocos segundos en el microondas son ricas en sal y, en la mayoría de casos, en grasas poco saludables. Además de sal y grasas, éstas suelen incluir en su composición aditivos antioxidantes. Por ello, es preferible hacerlas al estilo tradicional, y evitar totalmente el consumo de las que venden en formato “para microondas”.

Gelatinas de colores y sabores variados

La gelatina es una sustancia que se obtiene del colágeno que forma parte del tejido conectivo de los animales. Aunque, en principio, el consumo de gelatina neutra no es perjudicial, el problema se presenta cuando esta gelatina se nos ofrece en una amplia gama de colores y sabores. En ese caso, lo que estamos consumiendo es una gran cantidad de colorantes y azúcares. Hay alternativas si lo que queremos es conseguir la textura y los colores de las gelatinas comerciales, una opción puede pasar por hacer uso de un gelificante vegetal como el agar agar, y mezclarlo con zumos de frutas naturales de colores diversos. Siempre será una opción más saludable que el consumo de gelatinas azucaradas.

Cereales para el desayuno ricos en azúcar

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de cereales para desayuno, pero, para nuestra desgracia, en la gran mayoría aparece el azúcar como uno de los ingredientes más destacados, lo que hace que un alimento que, por su naturaleza, es una fuente de energía progresiva y lenta, quede transformado en una forma de proporcionar al cuerpo azúcares de rápida absorción que provocan importantes desequilibrios en los niveles de insulina, lo que acarrea también  importantes cambios a nivel emocional. Por ello, se hace necesario analizar la información nutricional del envase y elegir aquellos cereales que no contengan azúcares añadidos en su composición.

Platos pre cocinados

A pesar de que la mejor comida es la que podemos elaborar en casa, la realidad es que el actual ritmo de vida hace a veces complicado compaginar el trabajo con la cocina. En el caso de que tengamos que decantarnos por plato pre cocinados, debemos al menos asegurarnos de que éstos no llevan determinados ingredientes. Evitaremos así productos que no especifiquen el tipo de aceite vegetal que se ha usado para la elaboración, decantándonos por aquellos en los que se pueda leer claramente; aceite de oliva o de girasol. Evitaremos del mismo modo, o prestaremos mucha atención, a todos aquellos productos ricos en aditivos como; lactosa, caseinatos, proteína de leche, gelificantes, estabilizantes, almidones, espesantes,…, ya que muchos de ellos pueden ocasionar problemas  de histaminosis o intolerancias. Elegiremos aquellos platos pre cocinados que sean lo más “naturales” posibles.

Crema de cacao

La crema de cacao es un producto rico en azúcares y grasas vegetales de naturaleza desconocida. Por ello, evitaremos totalmente su consumo o restringiremos éste a situaciones muy especiales. Si queremos una opción más saludable, podemos preparar en casa nuestra propia crema de cacao. Es tan sencillo como triturar avellanas con cacao puro y una pequeña parte de azúcar integral. De modo que obtendremos un producto en el que el azúcar no es el principal ingrediente.

Por todo lo expuesto, se hace necesario ser muy crítico a la hora de introducir determinados alimentos en nuestra despensa. Además, para tener una alimentación sana y variada no es necesario recurrir a productos que, tarde o temprano, pueden acabar pasándonos factura. En definitiva, si cuidamos nuestro cuerpo, el cuidará de nosotros. créditos-Fuente: @consumer

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook