Gelatina casera de Sidra

Gelatina casera de Sidra

Danos tu valoracion

Gelatina casera de Sidra

La gelatina es una proteína compleja obtenida a partir del tejido conectivo de diversos animales a la que se le puede dar numerosos usos en la cocina. En nuestra página podéis encontrar numerosos ejemplos de ello, como es el caso de nuestra receta de tarta de queso Philadelphia, elaborada sin horno gracias al uso de este ingrediente. Os animamos a que consultéis otras recetas haciendo uso del buscador que encontraréis en la parte superior derecha de nuestra página.

En la receta de hoy, os enseñamos a preparar una deliciosa gelatina casera de sidra, una elaboración muy sencilla y rápida de preparar que cualquiera puede llevar a cabo. En nuestro recetario ponemos a vuestra disposición otras recetas en las que la gelatina es uno de los ingredientes protagonistas, como, por ejemplo, nuestra rica receta de gelatina de piña.

Lo bueno de este producto es que goza de magníficas cualidades nutricionales, su consumo nos aporta una buena dosis de proteínas, además de una gran cantidad de agua que nos ayuda a mantener un buen estado de hidratación.

En nuestro artículo; “Tipos de gelatina y su uso en cocina“, os contamos algunos de los principales usos a los que se suele destinar este interesante ingrediente, y os hablamos también del agar agar, o también llamado gelatina vegetal, otro producto muy a tener en cuenta a la hora de elaborar múltiples platos.

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 4 personas]:

  • Sidra – 500 mililitros
  • Azúcar – 50 gramos
  • Hojas de gelatina – 4 unidades
  • Manzana – 1 unidad

Elaboración de la Receta

  1. Lo primero que vamos a hacer es poner dos hojas de gelatina en un recipiente y cubrirlas con agua a temperatura ambiente. Las dejaremos en remojo entre 5 y 10 minutos para que se hidraten.
  2. Calentamos en un cazo la mitad de azúcar y la mitad de la sidra. Cuando le mezcla rompa a hervir, la apartamos del fuego.
  3. Escurrimos la gelatina y la añadimos al cazo. Removemos con un batidor para que ésta se disuelva.
  4. Repartimos la mezcla en los recipientes hasta llenarlos a la mitad de su capacidad.
  5. Pelamos la manzana y la cortamos en tacos pequeños.
  6. Repartimos los trozos de manzana en los recipientes de modo que queden dispuestos en una sola capa (sin amontonarse).
  7. Dejamos que la mezcla se enfríe. En ese momento, llevamos a la nevera y dejamos reposar durante varias horas para que gelifique.
  8. Pasadas 3 horas, ponemos en remojo las dos láminas de gelatina que nos quedan.
  9. Calentamos el resto de azúcar y sidra en un cazo. Cuando rompa a hervir apartamos del fuego.
  10. Añadimos la gelatina escurrida y removemos con el batidor para que se disuelva. Dejamos que la mezcla se enfríe.
  11. Sacamos los moldes de la nevera y los terminamos de rellenar con la gelatina.
  12. Llevamos de nuevo a la nevera.
  13. Pasadas 3 ó 4 horas, ya podemos desmoldar y servir.

Anotaciones y Consejos

Si queréis, podéis prescindir de poner los trozos de manzana. En ese caso debéis poner en remojo las 4 láminas de gelatina y calentar todo el azúcar y la sidra.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook