Gelatina de piña

Gelatina de piña

¿Nos votas?

Gelatina de piña

Hoy os proponemos una receta con la que elaborar, de manera sumamente sencilla y rápida, una rica gelatina de piña, un plato que resulta ideal para servir como postre o a la hora de la merienda. En Cocina Casera hemos usado gelatina para la elaboración de numerosos platos, como es el caso de nuestra panna cotta de vainilla con coulis de fresas.

La gelatina es un producto de origen animal que se extrae del tejido conectivo de huesos, pieles y tejidos de los animales. En cocina se usa como ingrediente en diversas elaboraciones, tanto dulces como saladas. Desde el punto de vista nutricional es un producto rico en proteínas que está libre de colesterol y grasas. Sin embargo, cabe decir que las proteínas que presenta tienen menor valor biológico que las contenidas en la carne, lácteos o huevos.

A pesar de que las gelatinas neutras presentan un escaso aporte calórico, las variedades usadas en la actualidad, comercializadas con distintos sabores, contienen una importante concentración de azúcar, lo que hace que haya que consumirlas con moderación como si de cualquier otro dulce se tratase.

En la receta de hoy, hemos usado un preparado de gelatina azucarado, si tenéis problemas con el consumo de azúcar podéis usar gelatina neutra en polvo o en láminas, libre de azúcares, y añadir algún endulzante natural al agua, como puede ser cualquier sirope (arroz, manzana, ágave, etc) o incluso miel.

Las gelatinas de frutas no pueden sustituir en modo alguno al consumo de frutas en fresco. Aunque ambos alimentos nos aportan importantes cantidades de agua, las frutas, además, nos suministran otras sustancias (minerales, vitaminas y fibra) que las gelatinas no presentan. La receta que os presentamos a continuación combina fruta y gelatina, lo que puede ser una buena forma de ofrecer a los niños fruta de una forma diferente.

¿Os animáis a preparar esta rica receta? ¡Vamos con el paso a paso!

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 6-8 personas]:

  • Gelatina de piña – 110 gramos
  • Zumo de piña – 325 mililitros
  • Piña en almíbar – 350 gramos
  • Agua – 325 mililitros

Elaboración de la Receta

  1. Vertemos el agua en un cazo y la ponemos a calentar a fuego fuerte.
  2. Cuando rompa a hervir, apagamos el fuego y añadimos el preparado de gelatina de piña. Removemos con una varilla hasta su completa disolución.
  3. Retiramos el cazo del fuego y vertemos el zumo de piña. Removemos con la varilla para homogeneizar la mezcla.
  4. Mientras el líquido se atempera, cortamos las rodajas de piña en trozos.
  5. Ponemos los trozos en un molde.
  6. Cuando el líquido se ha atemperado, lo vertemos en el molde.
  7. Una vez que se ha enfriado por completo, tapamos el molde y lo llevamos a la nevera donde lo dejamos reposar hasta el día siguiente.
  8. Pasadas un mínimo de 5 horas, ya podemos desmoldar y servir.

Anotaciones y Consejos

Si lo preferís, podéis hacer esta receta usando trozos de piña natural.

Las cantidades de los ingredientes están indicadas para un molde con un volumen de 1 litro.

Dependiendo del molde que hayáis usado es posible que os cueste trabajo desmoldar la gelatina, para hacerlo con facilidad podemos sumergir el molde, durante unos segundos, en un recipiente con agua caliente.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook