¿Es fiable el Índice de Masa Corporal (IMC) para medir la obesidad?

¿Es fiable el Índice de Masa Corporal (IMC) para medir la obesidad?

¿Nos votas?

¡Hola Cocinacas! ¿Cómo estáis hoy? Hoy vamos a hablarte sobre el Índice de Masa Corporal o IMC, como es tambén es conocido. ¿Nunca te has preguntado lo qué significa el IMC? O al irte a pesarte a la farmacia, ¿no sabías a qué se debía ese número? No te preocupes, en este vídeo te lo explicamos.


Y si, como nosotros, te lían mucho las etiquetas de los productos, te invitamos a visitar nuestro post: Etiquetado: Lista de ingredientes. La verdad de un alimento. Si no quieres leer, no te preocupes porque también incluye vídeo.

En el vídeo de hoy queremos enseñarte a calcular e interpretar el índice de Masa Corporal. Para ello, te vamos a contar los posibles errores de esta fórmula y una sorpresita. Si te quedas hasta el final, te contaremos por qué no debes pesarte todos los días en la báscula. ¡Vamos con ello!

El Índice de Masa Corporal o IMC es un número que se obtiene tras usar esta formúla:

Altura en centímetros divivido entre el peso en kilogramos.

En ella, dividimos nuestro peso, en kilograms, entre nuestra altura, en metros, al cuadrado. Vamos a ver un ejemplo práctico para que aprendas a usarlo. Si pesarás 70 kilogramos y mides 1 metro y 70 centímetros,lo que habría que hacer es lo siguiente: habría que dividir 70 entre 1,7. Si lo hacemos bien, nos sale 24,2.

Puede que sea un poco liosa esta formula, por ello, existen muchas calculadoras online que te ahorrarán mucho esfuerzo. En ellas, basta con meter tu peso y altura, para que te calcule tu IMC de manera automática, ¡y en un periquete!

El IMC es muy usado para ver si nuestro peso  corresponde a nuestra altura, es decir, ver si estamos bien, muy delgados, gordos o incluso obesos.

Tras obtener nuestro IMC, ¿qué hacemos con él? Lo primero que vamos a hacer es ver en qué rango de la tabla estamos ubicados:

Formula IMC

Según esta clasificación:

  • Las personas de bajo peso, son las que tienen un índice menor a 18,50
  • Peso normal sería entre 18,50 y 24,99
  • Si tienes sobrepeso estás entre 25 y 29,99
  • Obesidad de grado I entre 30 y 34,99
  • Obesidad de grado II entre 35 y 39,99
  • Y Obesidad de grado III más de 40

Depende de dónde nos encontremos, tendremos distintos riesgos para nuestra salud. Cuánto más nos alejemos del peso normal, peor. ¿Por qué? Porque tendremos un peso que no es adecuado. Este peso inadecuado puede afectar a nuestra salud. ¿Cómo? Teniendo más riesgo de morbilidad y mortalidad. Estos términos son un poco raros, ¿verdad? ¡Vamos a explicarlos!

La morbilidad es la posibilidad de tener una enfermedad y la mortalidad es la posibilidad de morir. No entramos en detalle de enfermedades, porque éstas dependen de si tu peso es muy bajo, muy alto, de tu salud metabólica y de muchas otras variables.

El Índice de Masa Corporal viene muy bien para la mayoría de los casos, pero no siempre funciona. Hay caso en los que la persona está perfectamente sana, pero según el Índice de Masa Corporal tienen obesidad. ¿Cómo es esto posible?

Pongamos el ejemplo de un jugador de rugby profesional o de un culturista, son personas grandes, con mucho músculo y activas fisicamente. Su metabolismo es bueno y están saludables, pero Índice de Masa Corporales superior a 30, como sie fueran obesos. Aquí tenemos un error, el IMC no distingue si lo que tenemos en nuestro cuerpo es grasa o músculo. Por ello el IMC no vale para todo el mundo.

Otro caso de error sería al tener edema. ¿Esto qué es? El edema es cuando retienes líquidos en tu cuerpo y tienes los tobillos enormes o con mucha tripa debido a algún problema. Este volúmen es sólo líquido, no grasa, ni músculo. Una persona con mucho edema, puede tener varios kilos de peso y al medir su IMC, vemos que tiene sobrepeso, pero no es verdad. Realmente tiene mucho edema que, en cuanto ese líquido se reabsorba, la persona volverá a su peso normal.

Resumiendo todo esto, el Índice de Masa Corporal es una buena herramienta para saber un punto de partida aproximado de tu peso. Pero es mejor usar otros métodos más exactos, como, por ejemplo, la bioimpedancia o antropometría. Con estos métodos puedes saber la cantidad de grasa que tienes, sobretodo si sufres edemas o haces deporte de fuerza. Al fin y al cabo, la grasa es lo que todos o casi todos, nos queremos quitar. Esto ya dependerá de cada caso particular.

Si has calculado tu IMC y ves que no está en peso normal, ahora puede ser un buen momento para ponerte en manos de un profesional, como un dietista – nutricionista, para que te ayude a tener un peso adecuado y unos hábitos saludables. Y de paso, tener un cuerpo más estético, ya que salud y estética van de la mano.

En el caso de las mujeres, éstas pueden variar su peso dependiendo del momento del ciclo menstural en el que estén. Por ejemplo, durante la fase de menstruación la mujer puede llegar a pesar un kilo y medio más. En la siguiente semana también hay un aumento de peso de un kilo aproximadamente. Más tarde, en la ovulación el peso normal, ¡ya era hora! Antes de la menstruación, en la fase lútea, también puedes ganar hasta kilo y medio de peso por culpa de los líquidos retenidos.

Con todo explicado, creo que ya podéis adivinar por qué no es bueno pesarse mucho en la báscula… ¡Exacto! Estos pequeños cambios en el peso, pueden  hacer que pienses que, aunque te estés cuidado, engordes o que la dieta y el ejercicio no valen la pena.

No pienses así, si te pesas todos los día, tu peso puede variar mucho cada vez que visites a la báscula. ¡Incluso a lo largo del día!

Tras levantarnos y haber ido al baño, tenemos uno de los pesos más bajos durante el día. ¿Cómo es esto? Durante la noche, no comemos nada, y por el simple hecho de respirar perdemos agua. Nos levantamos un poco deshidratados, eso significa que tenemos menos agua en el cuerpo. Por eso pesamos menos recién levantados. Aunque existen más razones también.

Pero, tras la comida, tenemos uno de los mayores pesos que alcanzamos durante el día, por toda la comida y líquidos que hemos ingerido.

Con todo esto presente, ¿cuál es el mejor consejo que te puedo dar? Que no te preocupes por el peso y si que te preocupes por llevar una vida activa y una alimentación saludable.

Y sí, incluso así, sí te vas a pesar, intenta hacerlo siempre en las mismas condiciones. Un buen momento es al levantarnos. Nos pesamos con la misma ropa y después de haber ido al baño. Y si eres mujer, ten en cuenta que la fase de tu ciclo menstrual que puede aumentar el peso.

¡Hasta aquí el vídeo de hoy! Si te ha quedado alguna duda del Índice de Masa Corporal no dudes en ponerla en los comentarios. Y sobretodo te propongo que hagamos un ejercicio, vamos a calcular todos con estos datos el IMC que tenemos y vamos a añadirlo en los comentarios, de esta forma, te ayudará a calcularlo y saber en qué punto te encuentras.

Ayúdanos con tu like si te ha servido este vídeo para entender un poco más si te ha servido sobre el Índice de Masa Corporal y tener una mejor idea del estado de salud en el que estás. Compártelo con algún amigo al que pueda ayudarle. Si eres nuevo en este canal, suscríbete y pulsa la campanita, publicamos vídeos uevos cada semana. Tampoco te puedes perder nuestro siguiente video podcast donde te contamos que Un vaso de Vino al Día No es bueno. Te explicamos por qué, ¡no te lo puedes perder!

Y recuerda, aquí encontrarás nuestro curso de desayunos saludables y dicho esto, nos despedimos. ¡Hasta mañana Cocinacas!

 

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook