Verduras y hortalizas de invierno: beneficios y recetas

Verduras y hortalizas de invierno: beneficios y recetas

¿Nos votas?

¡Hola Cocinacas! Los meses más fríos del año traen consigo la necesidad de tomar productos calóricos. Sin embargo, si optamos por las verduras y hortalizas de invierno estas no contienen demasiadas calorías y cuentan con vitaminas y minerales que refuerzan nuestro organismo. Hoy veremos cuáles son las de temporada, y algunas recetas que te aportarán la energía necesaria para afrontar los días de bajas temperaturas.

Durante los meses de invierno también es posible comer saludable. Pasar más tiempo en casa y contar con menos horas de luz, puede afectarnos anímicamente y una de las formas de luchar contra esto es incorporar a tu dieta diaria alimentos que ayudan a mejorar tu estado de ánimo. Está demostrado que algunos ingredientes tienen propiedades contra el malestar y la depresión.

Entre ellos se encuentras algunas verduras y hortalizas de invierno a las que también debemos recurrir para combatir el frío y mantenernos hidratados. Esto es importante ya que en invierno tenemos menos sensación de sed debido a la ausencia de calor, pero no debemos olvidarnos de hidratarnos.

Para reconocer cuáles son basta con fijarse en el color de los productos y cómo estos cambian en cada estación. El otoño nos llenaba la cocina de colores marrones y naranjas, en forma de calabazas y boniatos. Mientras que en invierno vamos a encontrarnos con plantas que se caracterizan por su resistencia al frío, sobre todo aquellas que son de color verde oscuro.

Para poder entenderlo mejor, vamos a ver a continuación cuáles son las características de las verduras y hortalizas de invierno. Todas ellas nos adentrarán en una cocina más lenta y nutritiva que nos proporcione calor interno. A su vez, el frío hará que pasemos más horas en casa, por lo que podremos dedicarle más tiempo a los platos ricos y saludables que lo requieran.

Características de las verduras y hortalizas de invierno

verduras y hortalizas de invierno en el mercado

Si en las verduras de verano lo que solemos consumir son los frutos, en las de invierno encontraremos como comestible distintas partes de la planta: en algunos casos son las hojas, en otros los bulbos o las raíces. Por ejemplo, las acelgas, el puerro, la coliflor o el brócoli.

Cabe destacar que las verduras cuya parte comestible son las hojas, las externas son las que tienen más cantidad de vitaminas. Estas son las hojas más oscuras, donde ha tocado más la luz solar, aunque lo habitual es preferir las hojas internas, las más blancas.

También podemos decir de algunas verduras y hortalizas de invierno que su sabor es pronunciado y amargo, lo cual no le gusta a todo el mundo. Al hervirlas desprenden un olor muy característico, que se puede evitar si primero se aplica la técnica de escaldado y luego se cuecen con agua nueva.

Dicho todo esto, vamos a ver cuáles son todas estas verduras y hortalizas y los beneficios que nos aportan.

Verde y blanco, los colores del invierno

Puerros en olla

El cambio de estación trae consigo las calabazas y los boniatos de los que ya veníamos disfrutando durante los meses de otoño. Sin embargo, otras verduras y hortalizas como la berenjena, el berro, la patata vieja, el pimiento o la zanahoria irán mermando la producción con la llegada del mal tiempo.

Poco a poco los colores verdes y blancos irán predominando en forma de col o repollo, alcachofas, nabo, hinojo, puerro y otras verduras de hoja invernal, que llegan cada vez más esplendorosas.

Las espinacas y las acelgas son dos verduras que destacan por su color verde intenso que significa que contienen vitamina A y una gran cantidad de ácido fólico. Ambas son una excelente fuente de vitaminas y también son los vegetales con más cantidad de proteínas. A las espinacas se les atribuyen propiedades anticancerígenas, cardiosaludables y anti anémicas. Mientras que las acelgas ayudan a prevenir la osteoporosis y a controlar el colesterol a la vez que fortalecen el sistema inmunológico.

Las borrajas, cardo y apios tampoco pueden faltar en esta época. Son, junto a las espinacas y las acelgas, la esencia de las recetas de guisos y caldos tan necesarios durante los meses fríos.

Coles de Bruselas

Dentro de la familia de las crucíferas, encontraremos en temporada las coles, la coliflor, coles de Bruselas y el brócoli. Todas ellas son ricas en vitamina C y contienen hierro, ideales para prevenir anemias. Además, su alto contenido en fibra ayuda a mantenerse saciado y a combatir el estreñimiento.

Y también destacan las lechugas de invierno, como la escarola, las endibias o los canónigos.

Platos saludables con verduras y hortalizas de invierno

Cremas y purés

Con las verduras y hortalizas que hemos nombrado anteriormente podemos elaborar tantas recetas de cremas y recetas de puré como se nos ocurran.

Sopa de guisantes

Caldos y sopas caseros

Son muy nutritivos, sobre todo si los preparamos con una combinación de verduras y hortalizas. La clave está en desgrasarlos previamente. Algunas de nuestras recetas de sopas más destacas con verduras son la sopa Juliana o el caldo de verduras como punto de partida de muchas elaboraciones.

Wok

Es una forma fácil y rápida de preparar vegetales, donde podemos variar la receta según nuestros gustos. Este tipo de platos nos da gran libertad, y a las verduras y hortalizas también se les puede incluir carnes poco grasas como el pollo.

Una de las recetas más recientes que hemos publicado es este wok de pollo con aromas orientales en la que puedes incluir los vegetales que más te gusten.

Con legumbres

Las legumbres cocinadas con verduras no aportan grandes beneficios nutricionales y el aporte calórico no será tan alto como si le añadimos carnes o embutidos. Además, estos platos tendrán una gran cantidad de fibra, por lo que serán mucho más saciantes.

Algunas de nuestras sugerencias más saludables son estas lentejas con verduras o fajitas veganas de lentejas, los clásicos garbanzos con bacalao y espinacas o la ensalada de alubias o judías super nutritiva.

Tortillas

Estas también pueden llevar verduras. Una de las recetas de tortilla más básica que puedes elaborar, basta con incluir tu verdura favorita a la tortilla francesa. Por ejemplo, tortilla de espinacas. Si la prefieres con patatas, una de las más saludables es esta tortilla de acelgas.

Esperamos que todas estas ideas te ayuden a comer saludable durante los meses más fríos, ya que esto también favorecerá la protección de tus defensas y evitará que puedas enfermar.

¿Se te ocurre algún otro plato saludable con verduras y hortalizas de invierno? Puedes escribirnos a través de los comentarios y contarnos también cuál es tu vegetal favorito.

Y si te ha gustado nuestro artículo, te animamos a que lo compartas a través de tus redes sociales para que entre todos nos ayudemos y concienciemos de la importancia de tomar productos de temporada.

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube