Vegetariano, Vegano, Crudívoro... Diferencias entre las vertientes alimentarias

Vegetariano, Vegano, Crudívoro… Diferencias entre las vertientes alimentarias

¿Nos votas?

¡Hola Cocinacas! ¿Sabrías decirnos cuántas vertientes alimentarias existen? Con el tiempo están surgiendo nuevos modelos de alimentación, asociados a una mayor preocupación por Comer saludable y el respeto por el medio ambiente y los animales.

Estamos seguros de que has oído hablar de ellos o que, incluso, tienes algún familiar o amigo que es vegetariano, vegano o crudista. Estas son las tres vertientes alimentarias más conocidas pero también existen subtipos y otro tipo de dietas más o menos estrictas.

Con este tipo de alimentación no solo se trata de dejar de comer ciertos alimentos como la carne o el pescado, si no que se opta por un nuevo estilo de vida. Y sí, es posible vivir sin alimentos de origen animal, aunque habrá personas más saludables llevando una alimentación vegana y otras que lo estarán siendo onmívoras.

Para poder entender mejor cada una de ellas y sus diferencias, a continuación te explicaremos cuáles son las vertientes alimentarias más extendidas y en qué consisten.

Vegetarianismo

Ensalada con queso

Es la más popular y consiste en no comer carne de cualquier tipo, ya sea carne, pescado o marisco. La dieta estará constituida principalmente por verduras, legumbres, frutas, cereales, frutos secos y semillas.

Lo que sí se incluye es la proteína animal procedente de otros alimentos, como los huevos y los lácteos.

Dentro de esta primera vertiente, podemos encontrar una clasificación de vegetarianos según de lo que se alimentan:

  • Ovovegetariano

Su dieta se basa en comer vegetales e incluyen huevos, pero no comen lácteos ni miel.

  • Lacteovegetarianismo

Se alimentan principalmente de vegetales y comen lácteos, pero no toman ni huevos, ni miel.

  • Apivegetariano

Comen vegetales y añaden la miel a su dieta, pero no lácteos ni huevos.

  • Frugivorismo o frutarianismo

Se alimentan de frutas de todo tipo, principalmente las que son de temporada, por considerar que son las que el cuerpo necesita principalmente en cada época del año y por colaborar más con los comercios locales o de proximidad.

Este término puede confundirse con el veganismo, sin embargo, esta se trata de una vertiente alimentaria que engloba también otras características y que va más allá de la propia alimentación, como veremos a continuación.

Veganismo o vegetarianismo estricto

Plato vegano

Es considerado una actitud de respeto hacia la vida y hacia los animales, con el fin de evitar su sufrimiento ante la explotación que puedan llegar a tener.

Conlleva una dieta en la que no se come ningún producto de origen animal, ni derivados. Esto quiere decir que no solo no comen carne, pescado o marico, si no que los huevos, la manteca, la miel, la leche, el yogur, la nata, la mantequilla o los quesos tampoco entrarán en su alimentación. A esta lista también se deben incluir los ingredientes animales de ningún tipo (como aditivos en salsas, gelatina o colágeno o recubrimientos de cera de abeja).

El veganismo también promueve un estilo de vida en el que el respeto hacia los animales es esencial. Estos están al mismo nivel que las personas, por lo que además de no fomentar su consumo alimenticio, tampoco se usa ningún tipo de material derivado de animales, tampoco transportes en el que sean empleados para su funcionamiento, ni se acude a espectáculos en los que puedan participar.

Esta forma de vida engloba preceptos éticos, políticos y medioambientales. Además, se ha demostrado que la alimentación vegana puede ser saludable siempre y cuando se sigan una serie de recomendaciones pero también hay estudios que demuestran que la dieta vegana puede provocar problemas cardiacos.

Crudismo, una de las vertientes alimentarias más controvertidas

Verduras cortadas

Defiende que la persona crudívora debe consumir alimentos naturales, que estén crudos o calentados a 40-42ºC como máximo, solo cuando esto favorezca su conservación. Es también conocido como dieta raw.

Considera que los alimentos crudos conservan todos sus nutrientes y de esta forma se evita la pérdida de estos mediante las técnicas de cocción.

  • Crudivegetarianismo

Se aplica a aquellas personas que son vegetarianas pero los alimentos que toman deben estar crudos.

  • Crudiveganismo

Consiste en llevar un estilo de vida vegano, cuya alimentación es únicamente vegetales pero en este caso deben estar crudos.

La OMS (la Organización Mundial de la Salud) considera esta dieta poco saludable. Os lo contamos en nuestro artículo sobre el crudiveganismo.

Otras formas de alimentación son las que se llevan a cabo a través de dietas. Una de las más conocidas es la dieta ayúrveda, basada en una filosofía de vida, con un método nutricional compuesto por alimentos naturales. De esta ha derivado la dieta sátvica, muy popular entre las personas que practican yoga. O la dieta macrobiótica, en el que la nutrición está basada en el consumo de granos de cereales integrales, legumbres, verduras cocidas y en el principio chino Yin-Yang.

Todas estas variantes alimenticias, así como las dietas, resultan saludables para algunas personas pero para otras no. Por ello, lo que te recomendamos es que si estás decidido a cambiar tu alimentación y tu forma de vida, consultes a tu médico sobre cuál puede ser lo más conveniente para ti.

Esperamos que toda esta información te haya resultado útil para entender un poco mejor a aquellas personas que tienes cerca y que han decidido optar por alguna de estas vertientes alimentarias.

Si conoces algún otro tipo de alimentación, no dudes en dejarnos un comentario para que entre todos podamos seguir aprendiendo y ampliando conocimientos.

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube