Muslos de pollo al horno

Muslos de pollo al horno

¿Nos votas?

1 h y 20 m
Calorias: 74
Fácil

La cocina es mi gran pasión, y tengo la suerte de poder compartirla con algunas personas de mi entorno, entre los que se encuentran mi madre y Colin, un buen amigo inglés que lleva viviendo en España más de diez años. Él, además de amante de la cocina, lo es también de todas los platos que llevan pollo entre sus ingredientes. La receta que os presento hoy me la compartió Colin hace un tiempo, bueno, más que compartirla, hicimos una especie de trueque; él me contó cómo preparaba los muslos de pollo al horno, y yo le conté mis secretos para conseguir unas alitas de pollo al horno con salsa barbacoa sublimes. ¡Los dos salimos ganando con este intercambio! ¡Y ahora os podéis aprovechar todos vosotros!

Creo que hay pocos platos tan sencillos de preparar como este. Simplemente hay que pelar unos pocos ingredientes, trocearlos y echarlos en una fuente para horno. Luego se ponen los muslos y se añaden hierbas aromáticas. Si podéis conseguirlas, es preferible hacer uso de hierbas frescas, puesto que son superiores en aroma a las que se pueden comprar ya secas. Es importante usar también vino blanco y aceite de oliva de calidad, ya que así obtendremos una salsa deliciosa con la que regar los muslos y la guarnición justo antes de llevar el plato a la mesa.

No olvidéis echar un vistazo al vídeo que acompaña a la receta, en el que os mostramos, de manera detallada, todo el proceso de elaboración.

Si no tenéis a la mano alguno de los ingredientes de la guarnición, cambiadlo por otro, ya que el protagonista de este plato es el pollo, y, los demás ingredientes, son actores secundarios.

Ingredientes para 2 personas

  • Muslo de pollo - 4 unidades
  • Patata - 500 gramos
  • Zanahoria - 2 unidades
  • Pimiento verde - 1 unidad
  • Dientes de ajo - 5 unidades
  • Hojas de laurel - 3 unidades
  • Perejil picado - 2 cucharadas grandes
  • Orégano - 2 ramitas
  • Romero - 3 ramitas
  • Aceite de oliva - 4 cucharadas grandes
  • Vino blanco - 250 mililitros
  • Agua - 500 mililitros
  • Sal - al gusto
  • Pimentón dulce - 1 cucharada pequeña
  • Pimienta negra - 1/2 cucharada pequeña

Pasos de los Muslos de pollo al horno

  1. En primer lugar, pelamos las zanahorias y las cortamos en tacos gruesos. Es importante que los trozos tengan un buen tamaño para que no queden demasiado secos tras el horneado. Una vez cortadas, las ponemos en una fuente grande para horno.
  2. Quitamos las semillas al pimiento verde y lo cortamos en trozos de tamaño mediano. Al igual que la zanahoria, ponemos éste en la fuente. A continuación, pelamos las patatas y las echamos a la fuente. Yo he usado patatas de un tamaño algo mayor del que tienen las que se usan para guarnición. Por eso, he cortado algunas de ellas por la mitad. Debéis intentar que el tamaño de los trozos de patata sea parecido al que tienen los de zanahoria, para que, de este modo, ambos ingredientes se cuezan al mismo tiempo.
  3. Pelamos los dientes de ajo y los cortamos por la mitad. Echamos las mitades en el mortero. Quitamos al perejil los tallos más gruesos y lo picamos finamente. Echamos éste al mortero. Añadimos también la pimienta negra molida, el pimentón dulce y un poco de sal. Machacamos ligeramente todos los ingredientes. No es necesario que los hagamos una pasta.
  4. Añadimos al mortero un poco de agua y removemos. Reservamos. Vertemos, sobre los ingredientes que tenemos en la fuente, un buen chorro de aceite de oliva. Repartimos los muslos de pollo por la fuente. A continuación, ponemos las hojas de laurel y las ramitas de orégano y romero.
  5. Repartimos el contenido del mortero por encima de los ingredientes que tenemos en la fuente. Vertemos el vino blanco y el agua. Cuando lo hagamos, debemos procurar que las ramitas de hierbas aromáticas queden sumergidas en el líquido, para que no se quemen durante el horneado.
  6. Llevamos al horno, que debemos haber precalentado a 220ºC, y horneamos durante 60 minutos o hasta que las verduras y el pollo se doren. A mitad del horneado, sacamos la fuente del horno y giramos los muslos de pollo y las verduras que se hayan empezado a dorar. Acabado el tiempo de horneado, retiramos la fuente del horno y servimos de inmediato.

Notas y Consejos

Es aconsejable preparar este plato el mismo día que lo vayamos a degustar, ya que, si lo hacemos la jornada previa, los ingredientes perderán buena parte de sus cualidades gustativas con el paso de las horas.

Como siempre os digo, sentíos libres de hacer todos los cambios que os apetezca porque este plato admite muchos tipos de verduras, hierbas aromáticas, especias, etc.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook