Pan de lentejas

Pan de lentejas

¿Nos votas?

2 h
Calorias: 365
Media

Pan de Lentejas

Un pan delicioso, con una miga contundente y sabrosa, que se mantiene fresco durante dos o tres días gracias a la humedad que aportan las lentejas a la miga.

Ingredientes para Pan de lentejas 1 unidad

Ingredientes para un kilo de masa

  • Harina de fuerza* - 350 gramos
  • Harina de trigo integral - 125 gramos
  • Harina de centeno integral - 60 gramos
  • Agua - 375 g (a esta cantidad habrá que restarle el agua que absorban las lentejas durante la cocción)
  • Lentejas crudas peladas - 80 gramos
  • Sal - 12 gramos
  • Lecadura seca de panadería - 4 gramos

Cómo hacer la receta de Pan de lentejas

  1. Dos horas antes de amasar, cocemos las lentejas, para ello, ponemos primero agua a calentar y, cuando hierva, añadimos las lentejas. Cocemos a fuego medio durante 7-8 minutos. Es importante no cocerlas más tiempo porque si no acabaremos teniendo un puré, y lo que queremos es que las lentejas queden enteras y ligeramente blandas. Una vez cocidas las dejamos enfriar y las pesamos. En nuestro caso las lentejas han pesado 193 g tras la cocción. Por lo tanto, a ese peso le restamos el peso en seco de las lentejas y, el resultado, es la cantidad de agua que hay que restar de la cantidad de agua total que aparece en los ingredientes. En nuestro caso quedaría así: 193 – 80 = 113 g de agua que han absorbido las lentejas durante la cocción. 375 – 113 = 262 g de agua, que hay que añadir a la harina.
  2. Una vez que las lentejas se han enfriado, cogemos un cuenco grande y mezclamos todos los ingredientes, a excepción de la sal y la levadura. Mezclamos bien para que toda la harina se hidrate y, en el mismo cuenco, dejamos reposar la masa tapada con un paño durante 30 minutos. Este reposo, que recibe el nombre de autolisis, nos hará más fácil el amasado.
  3. Tras la autolisis, espolvoreamos un poco de harina sobre la mesa de trabajo, y volcamos la masa encima. Amasamos suavemente durante 1 minuto. Al ser esta una masa de aspecto seco hay que manipularla con cuidado para que no se desgarre. Tras el amasado, boleamos la masa. Podéis ver lo que significa bolear en nuestro vídeo de masa base para pizza casera con masa madre. Una vez boleada, la tapamos con un trapo y la dejamos reposar durante 15 minutos.
  4. Repetimos el paso anterior pero esta vez añadimos la levadura. Amasamos bien durante 1 minuto para que la levadura se integre por completo en la masa. Formamos una bola y dejamos reposar durante 10 minutos tapada con un trapo.
  5. Amasamos una última vez durante 3 minutos. La masa resultante debe ser firme y elástica. Formamos una bola con la masa y la colocamos en el interior de un cuenco que habremos untado ligeramente con aceite. Dejamos fermentar hasta que la masa haya doblado su volumen.
  6. Enharinamos un poco la mesa de trabajo y volcamos la masa sobre ella. La masa resultante es fácil de manipular lo que nos facilitará el formado tanto de un pan alargado como de uno redondo. Si lo deseamos, también podemos hacer panecillos. Una vez formado el pan, ponemos un trapo limpio en el interior de un cuenco, o un recipiente alargado en el caso de que hayamos formado un pan alargado, y ponemos el pan, con el cierre hacia arriba (el cierre es el culo del pan, lo que está en contacto con la bandeja durante el horneado), sobre el trapo. Tapamos con una bolsa de plástico o un trapo humedecido. Dejamos fermentar hasta que el pan casi doble su tamaño.
  7. Precalentamos el horno a 250º con una bandeja en su interior.
  8. Sobre una bandeja del revés, o una tabla de madera con un tamaño adecuado a los pones, ponemos una lámina de papel vegetal. Volcamos el pan sobre el papel, y, con la ayuda de un cuchillo afilado, hacemos un corte a lo largo de la superficie del pan o dos cortes oblicuos, como prefiramos.
  9. Con la ayuda de la bandeja, o la tabla, deslizamos el pan sobre la bandeja que tenemos dentro del horno. Antes de cerrar la puerta del horno, pulverizamos agua hacia las paredes del mismo con un pulverizador doméstico. El agua provocará una humedad idóneo para que el pan desarrolle un gran volumen.
  10. Bajamos el termostato a 230º y horneamos durante, aproximadamente, 45 minutos o hasta que la corteza adquiera un color dorado. Hacia la mitad del horneado, giramos la bandeja para que el pan se dore por igual.
  11. Antes de cortar el pan, dejamos enfriar durante, al menos, tres horas.

Notas y Consejos

*Descubre cuál es la harina de fuerza en nuestro artículo sobre la clasificación de las harinas

Si queremos, podemos usar lentejas sin pelar, pero en este caso tendremos que aumentar el tiempo de cocción, hasta que las lentejas se ablanden ligeramente.

Los tiempos de amasado son orientativos, ya que las harinas de distintas marcas presentan comportamientos distintos.

Los tiempos de fermentación dependerán de la temperatura ambiente, variando éstos a lo largo del año.

La cantidad de levadura indicada es la adecuada para obtener un pan de gran calidad. Una mayor cantidad de levadura afectará negativamente a la calidad del pan obtenido.

Si te ha gustado esta receta de Pan de lentejas te aconsejamos no te pierdas más Pan Casero y no olvides descargar Gratis Nuestro App. DESCARGAR AQUÍ.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook