El Peligro de las Grasas Hidrogenadas

El Peligro de las Grasas Hidrogenadas

¿Nos votas?

¿Qué son las grasas hidrogenadas?

Podemos clasificar las grasas en tres grupos: grasas saturadas, grasas hidrogenadas y grasas insaturadas. Las grasas saturadas y las grasas hidrogenadas son perjudiciales puesto que su consumo aumenta el colesterol en sangre.

Las grasas trans o grasas hidrogenadas se obtienen a partir de la hidrogenación de los aceites vegetales, que pasas de ser insaturadas a saturadas. Estas grasas son mucho más perjudiciales que las saturadas ya que pueden contribuirá elevar los niveles de colesterol en sangre. Además puedes retrasar el crecimiento y la maduración del cerebro.

Los fabricantes emplean este tipo de grasas porque suponen un bajo coste y porque los productos elaborados con dichas grasas duran más tiempo.

Cabe destacar, que también las frituras realizas en casa pueden acabar transformando los ácidos grasos en trans. Para evitarlo deberemos utilizar aceite de oliva virgen y no superar nunca los 180º C, utilizando como máximo dicho aceite 3 veces.

Tenemos que leer las etiquetas de los productos:

Sólo así podremos estar seguro de lo que estamos consumiendo. Cuando vayamos al supermercado habrá que leer, identificar y dentro de la medida de lo posible eliminar de nuestra compra los productos es los que los ingredientes aparezca: “grasa vegetal”, “grasas parcialmente hidrogenadas” o “grasas hidrogenadas”.  Optaremos por las etiquetas que especifiquen si el aceite es de girasol o de oliva.

Hay que poner especial atención a los productos que ponen “light”, ya que luego en la etiqueta aparece una de las grasas anteriormente citadas.

Ya que actualmente en España no hay ninguna ley contra este tipo de grasas, la solución pasará por ser nosotros mismos quienes la erradiquemos de nuestra dieta.

¿En qué alimentos es más frecuente encontrar la grasa hidrógenada?

Mayoritariamente en los alimentos elaborados industrialmente con aceites vegetales hidrogenados como la bollería industrial por ejemplo. Presta especial atención en leer las etiquetas de los alimentos y descarta aquellas que puedan contenerlas.

Como se puede observar, la lista de productos con este tipo de grasas es bastante grande. Otros productos no aclaran el origen de la grasa, por ejemplo:

Mayonesa de bote

Patatas fritas Ruffles y Lays, entre otras, excepto las que incluyen la etiqueta 100% aceite de girasol o de oliva. Frutos secos fritos que no especifican el aceite utilizado.

Los productos fritos en general de los que desconocemos el origen del aceite utilizado en la fritura, ya sean precocinados o de restaurantes:

Casi todas las golosinas

La mayoría de productos de la marca Nestlé: Kit Kat,Crunch, cereales Nesquik, Snacks dulces como Twix, Lyon, Snickers o Maltesers Helados, Nutella
Galletas industriales ya sean dulces o saladas, como Chips Ahoy, Paninis y pizzas industriales

Tenemos que ser conscientes de que al principio nos resultará complicado eliminar todos estos productos de nuestra dieta pero con voluntad poco a poco lo podremos conseguir.

Os puedo asegurar que vuestra salud os lo agradecerá… ¡Somos lo que comemos!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube