Physalis: qué es, propiedades y usos en la cocina

Physalis: qué es, propiedades y usos en la cocina

¿Nos votas?

¡Hola Cocinacas! Hoy queremos presentarte un fruto exótico llamado Physalis. Todavía no es muy conocido en España pero durante sus meses de temporada (de agosto a noviembre) se puede encontrar en los mercados. Queremos que lo conozcas porque es un fruto que destaca por sus propiedades nutritivas y curativas, además de su exquisito sabor.

A través de nuestra sección de alimentos nos gusta ayudarte a descubrir cuáles son los que mejor se adaptan a tu dieta, en función de sus propiedades y beneficios para la salud. Además, te animamos a que las frutas y verduras que compres sean de temporada y ecológicas. Así disfrutarás al máximo de su sabor, sus propiedades y contribuirás a reducir la contaminación que genera su transporte. Quizá no lo sepas, pero frutas tropicales como la papaya se cultivan en España, concretamente en las Islas Canarias, Málaga, Granada, Almería y Murcia. Por lo que también es interesante fijarse en la procedencia de los productos antes de comprarlos.

Lo mismo ocurre con el physalis. También conocido como alquejenje o uchuva, es una fruta cuyo origen se encuentra en las zonas cálidas de Sudamérica. Llegó a Europa tras el descubrimiento de América y actualmente los países en los que se cultiva son sobre todo Sudáfrica, Colombia, Perú y España (Galicia y Asturias).

Su aspecto y tamaño son parecidos al tomate cherry aunque, a diferencia del anterior, esta fruta viene envuelta en una cápsula a modo de membrana, similar al papel, cuya función es la protección del fruto contra las plagas, insectos e inclemencias climatológicas. Los frutos maduros son de color amarillo y su sabor es agridulce, pues contienen un jugo ácido como el de la uva.

Como veremos a continuación, además de ser una fruta muy bonita, cuenta con excelentes propiedades y beneficios, además de resultar un fruto muy versátil en la cocina.

Propiedades del physalis y beneficios para la salud

Interior del physalis

Las primeras referencias escritas que se conocen del physalis se encuentran en los viejos textos de medicina medieval, ya que con ella obtenían un vino especial utilizado como diurético y laxante.

A día de hoy, entre sus propiedades se encuentran las diuréticas, por lo que se recomienda tomar esta fruta a personas que suelen padecer cualquier tipo de inflamación urinaria y retención de líquidos. Además, favorece el tratamiento de las personas con problemas de próstata y se emplea contra los parásitos intestinales.

También cabe señalar su alto contenido en vitaminas A, B y C, así como su elevado aporte de calcio y hierro. La vitamina A ayuda a mantener una correcta salud ocular, recostruye y fortifica el nervio óptico y es eficaz en el tratamiento de cataratas. Este complejo también ayuda a prevenir enfermedades degenerativas. Mientras que la vitamina B hace que el sistema nervioso funcione correctamente.

Otros de los beneficios atribuídos al physalis es que purifica la sangre por sus excelentes antioxidantes. Ayuda, no solo a activar el colágeno, si no también al buen funcionamiento del sistema inmunológico. Y se toma como tranquilizante natural por su contenido de flavonoides. Estos alivian los síntomas premenstruales y los síntomas de la menopausia.

Por último, y no por ello menos importante, el physalis es considerado una fruta baja en calorías, lo que la hace adecuada en tratamientos para adelgazar. También mejora la glucemia de los diabéticos debido a que contiene una sustancia que ayuda en la absorción de la glucosa y acelera la excreción de ácido úrico, lo que evita problemas como la gota.

Usos en la cocina de esta fruta exótica

Postre con physalis

Al ser considerada como una fruta exótica, se puede consumir sola, como ingrendiente en diveras elaboraciones o incluso como decoración en cócteles, tartas o platos de carnes y pescados.

En muchos países es utilizado para elaborar confituras, mermeladas, jaleas y salsas debido a su alto contenido en pectina. Y también se puede utilizar en postres, para preparar helados, yogurt, glaseados y chutneys, así como en zumo y en almíbar.

Nuestra última recomendación es que, si te gusta el contraste de sabores, pruebes el physalis mojándolo en chocolate caliente. Te va a sorprender.

Cuéntanos a través de los comentarios si has probado alguna vez esta fruta o si la has visto alguna vez en el mercado pero no te has atrevido a comprarla por desconocimiento. Si es el caso, te animamos a que la próxima vez compres unos cuantos de estos frutos redonditos para probarlos y disfrutar cocinando con ellos.

Esperamos que te gusten tanto como a nosotros y que pruebes a incluir esta fruta en tu dieta, para que puedas sentir los beneficios que le aportará a tu salud. Y recuerda que su temporada en España solo se concentra durantes los meses de otoño. Aún estás a tiempo.

¡Hasta pronto Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube