Pollo a la Mostaza

Pollo a la Mostaza

¿Nos votas?

Si os gustan las recetas con pollo no os podéis perder este pollo a la mostaza que os enseñamos a preparar en la receta de hoy. Se trata de un plato muy sencillo que se suma a la larga lista de recetas con pollo que podéis encontrar en nuestra página, de entre las que destacan guisos tradicionales como el pollo a la cerveza o el clásico pollo al horno relleno. Si queréis ver otros muchos ejemplos os invitamos a que visitéis nuestra sección de Carnes y Aves o a que hagáis uso de nuestro buscador.

La receta de hoy es muy sencilla y rápida de preparar. Cualquier persona puede obtener un gran resultado simplemente siguiendo las indicaciones que encontraréis en el paso a paso de la receta escrita o en el vídeo que la acompaña.

Además, es esta una elaboración muy interesante desde el punto de vista nutricional, ya que la carne de pollo tiene numerosas propiedades, podéis ampliar vuestra información al respecto con la lectura de nuestro artículo: «La carne de pollo; propiedades y beneficios«. De todas las carnes que tenemos a nuestra disposición, es una de las más saludables.

La salsa que os enseñamos a preparar puede servir como acompañamiento de muchos otros ingredientes, por su sabor casa bien con todo tipo de carnes, verduras, pescados o mariscos, y es que la mostaza es un ingrediente que potencia y realza el sabor de muchos alimentos.

Ingredientes [Para 1-2 personas]:

  • Muslos de pollo – 2 unidades
  • Mantequilla – 1 cucharada grande
  • Cebolla – 1 unidad
  • Mostaza – 2 cucharadas grandes
  • Nata líquida – 100 mililitros
  • Sal – al gusto

Pasos del Pollo a la Mostaza

  1. En primer lugar, quitamos la piel a los muslos de pollo, para ello, solamente tenemos que tirar de ella con la ayuda de una servilleta de papel o un trapo de cocina. Si lo preferís, también podéis prescindir de quitarla y que sea cada comensal quien decida si la retira o no. La piel es el mayor reservorio de grasas de este ave, por ello nosotros preferimos quitarla.
  2. Calentamos la mantequilla en una sartén. Cuando se funda, añadimos los muslos de pollo y los cocinamos hasta que estén dorados por todos lados. Debemos cocinar el pollo tapado y a fuego suave para que se haga por dentro, si lo cocinamos a fuego vivo corremos el riesgo de que nos quede crudo en el centro de la pieza.
  3. Mientras tanto, pelamos la cebolla y la picamos finamente.
  4. Cuando el pollo esté dorado, lo retiramos de la sartén y reservamos.
  5. A continuación, echamos la cebolla picada. Añadimos un poco de sal y cocinamos, a fuego medio, hasta que esté tierna.
  6. En ese momento, incorporamos la nata líquida y la mostaza. Mezclamos y cocinamos durante 5 minutos para que espese un poco.
  7. Pasamos el contenido de la sartén al vaso de la batidora eléctrica y trituramos todos los ingredientes, con la ayuda del accesorio de cuchillas, hasta que nos quede una salsa de textura fina y uniforme.
  8. Vertemos la salsa en un plato y colocamos los muslos de pollo encima. Servimos de inmediato.

Anotaciones y Consejos

En numerosas recetas de internet se practica la mala costumbre de lavar el pollo debajo del grifo del agua, debéis evitar a toda costa esta práctica ya que puede promover la proliferación de la bacteria Campylobacter, si queréis conocer más sobre este tema, os animamos a llevar a cabo la lectura de nuestro artículo: «¿Qué alimentos se deben lavar antes de cocinarlos?«.

Podemos preparar esta receta con otras partes del pollo, a nosotros nos gusta hacerla con los muslos y también con pechuga de pollo cortada en tacos gruesos.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook