Salsa China

Salsa Agridulce

¿Nos votas?

1 h y 25 m
Calorias: 150
Fácil

Hay distintos tipos de salsa agridulce o salsa china, todas ellas se caracterizan por mezclar ingredientes que dan lugar a sabores dulces y ácidos. Aunque es una salsa que fue inventada por la cocina china, en la actualidad podemos encontrarla en las cocinas de muchas otras regiones, principalmente de Europa y Estados Unidos. Nos encanta la comida china y por ello tenemos muchos vídeos de esta gran gastronomía, como, nuestro delicioso arroz chino tres delicias o los siempre solicitados rollitos de primavera.

En muchas regiones de China se consumen salsas de este tipo, principalmente para acompañar platos de carne. En la cocina occidental se suelen emplear como un ingrediente más a la hora de cocinar.

Los ingredientes más usados para esta salsa varían mucho según las regiones, por ejemplo, en China es muy común usar vinagre de arroz como ácido y azúcar o miel para dar el toque dulce, también se suele usar apio, salsa de soja, clavo, jengibre, tomate y sal.

Por su sencillez y rápida elaboración podéis preparar esta salsa en cualquier momento. Por eso, y aunque se mantiene en perfecto estado durante varios días en la nevera, es preferible hacer pequeñas cantidades.

Ingredientes para 2 personas

  • Pimientos Rojos - 3 unidades
  • Aceite de oliva - 1 cucharada
  • Sal gorda - 1 cucharada
  • Azúcar - 1 taza
  • Agua - 1 vaso
  • Vinagre de vino blanco o de manzana - 1/2 taza

Cómo hacer Salsa Agridulce o salsa china

  1. Colocamos los pimientos enteros en la bandeja del horno, añadimos un chorrito de aceite de oliva por encima y les echamos un poco de sal gorda. Horneamos a 170º Centígrados durante 20 minutos. A mitad de horneado les damos la vuelta.
  2. Los sacamos, dejamos enfriar y los pelamos con la mano, la piel saldrá sin problemas. Los abrimos por la mitad y sacamos las pepitas. Los troceados.
  3. Añadimos la carne del pimiento a una sartén, el azúcar, el vinagre y el agua. Cocinamos a fuego medio una hora hasta que espese un poco.
  4. Retiramos y colamos. Nos ayudamos de una cuchara para aplastar bien los pimientos y extraer así todo el jugo. Ya tendremos lista

Notas y Consejos

Podéis variar ligeramente las cantidades de los ingredientes hasta dar con el sabor que más os guste.

Si os han entrado las ganas de hacer más salsas, podéis hacer vuestro propio ketchup casero!

Cuéntanos en las redes sociales a qué plato le añadirías esta increíble salsa y si te ha gustado, no olvides compartirla, seguro que tus amigos o familiares les encantará.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook