Soufflé de arroz

Soufflé de arroz

¿Nos votas?

Soufflé de arroz

¿Habéis probado alguna receta de soufflé? Pues si no es así, hoy tenéis una nueva oportunidad de hacerlo con esta receta de soufflé de arroz y champiñones, que se suma a otras elaboraciones similares que podéis encontrar en nuestro recetario, como es el caso de nuestras recetas de soufflé de queso y hierbabuena, y de soufflé de chocolate.

Este tipo de platos se caracterizan por ser tan tiernos y jugosos que se deshacen en la boca. Su preparación no entraña dificultad, pero sí que es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones si queremos tener éxito. En este sentido, os invito a leer nuestro artículo; cómo elaborar el soufflé perfecto, os aseguro que si seguís los consejos que en él podéis encontrar, vuestros soufflés saldrán de cine.

Partiendo del armazón básico en torno al que se arma un soufflé, podéis elaborar muchas otras versiones, simplemente hay que tener claro que, por un lado, necesitamos una bechamel (en el caso de los soufflés salados), que será la que dé estructura al plato, haciendo de sustento del resto de ingredientes, y, por otro lado, es necesario aportar claras de huevo batidas a punto de nieve, ya que éstas son las que van a aportar la esponjosidad que caracteriza a estas preparaciones. Por lo demás, solo es cuestión de hacer uso de vuestra imaginación para añadir todo tipo de ingredientes; verduras, pescados y mariscos, carnes, etc,  todos ellos aportados en trozos pequeños, para que su peso no impida que la masa suba durante el horneado.

En la receta de hoy, os proponemos un soufflé sencillo, elaborado a base de champiñones y arroz, ingredientes que dan lugar a un plato de gran sabor. En nuestro caso hemos usado unos deliciosos champiñones de la variedad Portobello, pero, si no los encontráis, podéis hacer uso de cualquier otra, o, incluso, sustituir éstos por algún tipo de seta.

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 2 personas]:

  • Arroz – 30 gramos
  • Leche – 220 mililitros
  • Huevo – 2 unidades
  • Mantequilla – 20 gramos
  • Almidón de maíz – 20 gramos
  • Queso rallado – 50 gramos
  • Champiñón – 100 gramos
  • Agua – 120 mililitros
  • Sal – al gusto
  • Nuez moscada – al gusto
  • Aceite de oliva – 2 cucharadas grandes

Elaboración de la Receta

  1. En primer lugar, ponemos a calentar el agua en un cazo. Cuando comience a hervir, añadimos el arroz y cocinamos, a fuego medio, hasta que éste haya absorbido toda el agua. En ese momento, apartamos el cazo del fuego y reservamos.
  2. Limpiamos con un trapo los restos de tierra que pueda haber en la superficie de los champiñones y los cortamos en trozos medianos.
  3. Ponemos a calentar aceite en una sartén. Cuando el aceite esté caliente, añadimos los champiñones y los cocinamos hasta que pierdan gran parte de su agua.
  4. Ponemos a calentar la mantequilla en una cacerola. Cuando se funda, añadimos la harina y mezclamos con una espátula o una varilla. Cocinamos durante dos o tres minutos para que la harina se cueza.
  5. A continuación, vamos añadiendo la leche poco a poco al tiempo que vamos removiendo con una varilla.
  6. Cuando hayamos incorporado toda la leche, echamos un poco de sal y de nuez moscada. Continuamos removiendo.
  7. Añadimos a la cacerola el queso rallado, mezclamos, y cocinamos durante unos pocos minutos para que el queso se funda. En ese momento, apartamos del fuego.
  8. Echamos en la cacerola los champiñones y el arroz. Mezclamos para que ambos ingredientes se repartan de manera uniforme por toda la mezcla.
  9. Untamos los moldes con un poco de mantequilla. Si lo deseamos, podemos espolvorear también un poco de harina.
  10. Ponemos el horno a calentar a 175ºC.
  11. Cogemos los huevos, y separamos las claras de de las yemas. Ponemos las claras en el vaso de la batidora y las yemas las añadimos a la cacerola para integrarlas a la mezcla.
  12. Una vez que hemos incorporado las yemas, cogemos las claras y las montamos a punto de nieve haciendo uso del accesorio de varilla de la batidora eléctrica.
  13. Cogemos una pequeña cantidad de las claras montadas y la añadimos a la mezcla que tenemos en la cacerola para aligerar la mezcla. Mezclamos con la varilla manual.
  14. A continuación, añadimos el resto de las claras y, con la ayuda de una espátula, mezclamos con movimientos envolventes con mucha suavidad para que la masa no pierda demasiado aire.
  15. Repartimos la masa entre los moldes, sin llenarlos por completo.
  16. Llevamos al horno y horneamos, a 175ºC, durante 25 minutos, o hasta que la superficie de los soufflés adquieran un bonito color dorado.
  17. Retiramos del horno y servimos de inmediato.

Anotaciones y Consejos

Las claras las podemos montar a punto de nieve sin necesidad de hacer uso de pequeños electrodomésticos, simplemente necesitamos un plato y un tenedor. Aunque no se obtiene el mismo resultado, las claras se montan igualmente bien con esta sencilla técnica.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook