Tagliatelle paglia e fieno

Tagliatelle paglia e fieno

¿Nos votas?

Tagliatelle paglia e fieno

Hoy os vamos a proponer una receta de pasta típicamente italiana que no solo se sale de las más frecuentes, sino que, además, es tan fácil de hacer, tan rápida y tan rica que se convertirá en un comodín de vuestra cocina casera. Hablamos de los tagliatelle paglia e fieno (o tallarines paja y heno, a la española). Un plato que combina proteína e hidrato de carbono y que además de interesante nutricionalmente, está riquísimo. Para hacer los auténticos paja y heno se suelen utilizar nidos de pasta blanca y verde (con espinacas), generalmente tagliatelle o linguini, pero realmente se puede hacer con cualquier otra pasta larga. Si os apetece saber más sobre las pastas os recomendamos echar un vistazo aquí: Pastas: tipos y variedades.
¡Vamos con la receta!

Ingredientes para 2 personas

  • 6 nidos de tagliatelle verdes y blancos (3 por persona)
  • 1 brick de nata para cocinar
  • 100 gramos de jamón de york en lonchas
  • 90 gramos de queso rallado en polvo
  • 50 gramos de mantequilla
  • Hojitas de albahaca fresca (para decorar)
  • Sal y pimienta al gusto

Elaboración de la receta

  1. Ponemos a hervir agua en una cazuela abundante agua con una cucharada de sal. Una vez que hierva, echamos los nidos de tagliatelle.
  2. Cortamos el jamón de york en tiritas finas. Reservamos.
  3. Cuando la pasta esté cocida (entre 7-9 minutos, según la pasta), escurrimos, no lavamos la pasta (importante) y reservamos. Volvemos a poner la cazuela al fuego, y añadimos la mantequilla manteniendo el fuego suave para evitar que se arrebate.
  4. Cuando la mantequilla se haya derretido, añadimos las tiritas de jamón de york y rehogamos ligeramente.
  5. Agregamos el brick de nata para cocinar, y seguidamente, el queso en polvo. Removemos con una cuchara de palo durante unos minutos, hasta que notemos que la salsa empieza a espesarse.
  6. Una vez que la salsa esté lista, añadimos los nidos de pasta que teníamos reservados en el escurridor. Removemos vigorosamente.
  7. ¡Listo para emplatar!

Anotaciones y Consejos

Una vez emplatado, decoramos al gusto con unas hojitas de albahaca fresca y, si así lo queremos, con un poco de pimienta negra. Además, os recomendamos llevar a la mesa un bol con queso parmesano rallado para que cada uno pueda añadirlo a su plato si así lo desea.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook