Los beneficios y las funciones del Zinc en tu cuerpo

Los beneficios y las funciones del Zinc en tu cuerpo

Danos tu valoracion

¡Buenas Cocinacas! ¿Qué tal estáis? Hoy hablaremos de uno de los minerales más necesarios para nuestro organismo: El Zinc. Este mineral es el segundo más abundante en nuestro cuerpo, solamente superado por el hierro y está presente en muchos alimentos que consumimos cotidianamente, como el huevo, la carne de cerdo, el arroz integral o hasta el chocolate negro. Sin embargo, si no consumimos con asiduidad ninguno de estos alimentos puede que lleguemos a tener déficit de este mineral y por lo tanto, sufrir algunas de sus consecuencias perjudiciales. De todo esto te hablaremos a continuación, ¿te quedas? ¿Quieres conocer más sobre este mineral? ¡Pues vamos a ello!

Los beneficios del Zinc para tu salud

Los beneficios y las funciones del Zinc en tu cuerpo

Hierro, potasio, magnesio, sodio, manganeso… Seguro que conoces todos estos minerales pero no la gran importancia que pueden tener en tu sistema inmunológico y salud en general. ¿Y el zinc? ¿Sabes qué propiedades tiene? ¿Conoces los peligros de su consumo en exceso? Pues adelante, ¡vamos a resolver todas tus dudas!

Es antioxidante

Este mineral forma parte de la enzima Superóxido Dismutasa, que se encarga de eliminar los radicales que aceleran los procesos de envejecimiento y protege las células del daño oxidativo. Entre sus funciones está la de proteger el núcleo celular, el ADN y propiciar el correcto funcionamiento de la vitamina A. Todo ello hace que se convierta en un elemento clave para disminuir este envejecimiento celular.

Ayuda en tu sistema inmunológico

Aunque estemos en primavera, todavía no ha llegado el calor y seguro que sigues constipándote. Pues gracias al zinc, puedes aumentar tus defensas y que los largos inviernos y el frío ya no sean un problema para ti. Este mineral ayuda al sistema inmunitario a combatir las bacterias y los virus que invaden al organismo. Pero, ¿de qué forma? Pues bien, el zinc actúa como un «mensajero» en tus células y permite que éstas se activen y cumplan su función a la hora de combatir todas estas patologías. Para ello, es aconsejable tomar diariamente suplementos de zinc, aunque nuestra apuesta es que lo incorpores de forma natural en los alimentos.

Previene el acné

Este mineral tiene la capacidad de luchar contra el acné debido a su acción antiinflamatoria. Además, si se combina con vitamina E, sus beneficios aumentan exponencialmente. También tiene la capacidad de regular la actividad de las glándulas sebáceas y previene la aparición de los dichosos y tan molestos brotes de acné. Por ello, no es extraño encontrar esta combinación en multitud de cremas y tratamientos para la piel.

Ayuda en la cicatrización de las heridas

El déficit de zinc se ha asociado a sufrir alteraciones cutáneas y retraso de la cicatrización, según muestran una gran multitud de estudios. Las heridas más superficiales pueden resolverse con suplementos orales, pero hoy en día se suele recurrir a la aplicación tópica de zinc para luchar contra estas heridas. Su gran éxito hace que no sea raro ver cremas de tratamiento de heridas con una gran cantidad de este componente.

Pelo y uñas fuertes

Es un mineral esencial en este proceso. Si sufres su carencia pueden aparecerte manchas blancas en las uñas y el crecimiento del pelo puede ralentizarse. Además, también ayuda a sintetizar la queratina, un componente esencial que se encuentra en el pelo y las uñas y que actúa como protector ante sequedad o roturas.

Las consecuencias del déficit del Zinc

Los beneficios y las funciones del Zinc en tu cuerpo

Tener un déficit de este mineral puede conllevar a una excesiva caída de tu cabello, lesiones y sequedad en la piel y problemas de cicatrización de heridas. Este déficit preocupa especialmente en dos casos que te explicamos a continuación:

Déficit en la dieta vegetariana

Debido a que las fuentes principales de Zinc son la carne y los huevos puedes pensar que las personas veganas y vegetarianas lo tienen más difícil a la hora de incorporar este mineral. Pero esto no es del todo cierto. En una alimentación vegetariana las principales fuentes de zinc son las legumbres, frutos secos, cereales integrales, tofu, levadura de cerveza y semillas. Por lo tanto, si tu dieta es rica en estos alimentos no tienes de qué preocuparte.

Déficit en personas embarazadas

El zinc es un mineral esencial en todo momento de tu vida, pero lo es mucho más si estás embarazada. Esto es porque el feto en desarrollo precisa una alta cantidad de este mineral esencial para su correcta formación y por lo tanto, durante los nueve meses de gestación es esencial que incluyas alimentos ricos en zinc en tu dieta. ¡Así que ten esto en cuenta!

¡Esto es todo por hoy Cocinacas! Esperamos que os haya gustado el post y que haya servido para que no te olvides de la importancia de este mineral para tu salud. ¿Sabes qué receta está cargada de Zinc? Estos riquísimos Huevos a la Provenzal o esta Ensalada Tibia de Espárragos y Huevos Mollet. Dos ideas originales para cargarte de energía y de propiedades que te aporta el zinc. ¡Toma nota y apunta los pasos para prepararlas!

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook