Frutas de invierno: beneficios e ideas para tomarlas a menudo

Frutas de invierno: beneficios e ideas para tomarlas a menudo

¿Nos votas?

¡Hola Cocinacas! Aunque no lo parezca ya hemos cambiado de estación y con ella irán apareciendo las nuevas frutas de invierno. En el mes de diciembre aún encontraremos las frutas más típicas del otoño. Sin embargo, con el paso de los meses algunas irán desapareciendo y aparecerán una gran variedad de frutas ricas en vitaminas, minerales y fibra para hacer frente a las bajas temperaturas.

La naturaleza es sabia, por eso si queremos comer saludable debemos dejarnos guiar por ella. Durante los meses más calurosos las frutas y verduras se caracterizan porque tienen mucha agua para hidratarnos. Mientras que las frutas de invierno nos aportarán la energía y vitaminas que necesitaremos para afrontar los meses más fríos y aumentar las defensas. De ahí la importancia de aprender a cocinar recetas para subir y fortalecer tus defensas durante este invierno con productos de temporada.

Aunque muchas frutas podemos llegar a encontrarlas en el mercado cualquier mes del año, cada una de ellas tiene su mejor época según la estación. Comprando frutas de temporada tendremos la mejor calidad en cuanto a sabor y a propiedades nutricionales. Estas se encuentran en su momento óptimo de consumo.

Quizá pueda parece que en verano hay más frutas y verduras, pero lo cierto es que en invierno también podemos encontrar una gran variedad. Además de disfrutar de su sabor, también ahorraremos en la cesta de la compra y apoyaremos al productor local al comprar en el mercado productos naturales de nuestra región.

Tomar las cinco piezas de fruta recomendadas al día en invierno puede apetecer menos que en verano. Sin embargo, vamos a ver la gran variedad de frutas de invierno que podemos encontrar y sus beneficios. También incluiremos algunas recetas e ideas que te ayudarán a incluir frutas en tu dieta diaria.

Las frutas más representativas del invierno

Fruta de invierno: limones, manzanas, uvas y madroños

Una de las ventajas de los meses fríos del año es que tanto las frutas, como las verduras, se conservan mucho mejor y durante más tiempo que en verano. Ese es el motivo por el que es más fácil poder disfrutar todavía de frutas que ya aparecieron en otoño y otras que continuarán en primavera (a partir de marzo).

Frutas otoñales que perduran en diciembre

La chirimoya, el caqui o el membrillo son algunas de las frutas de las que hemos disfrutado durantee los meses de otoño y que irán desapareciendo conforme avance el frío. Al igual que las uvas que también dejarán de estar disponibles tras las campanadas.

También se encuentran en temporada óptima otras frutas como el aguacate, las castañas, el madroño, la pera o el plátano.

Cítricos

Las naranjas son las frutas d einvierno que destacarán por encima de todas las demás, pues es ahora cuando empiezan a llegar más dulces. Junto con los limones y las mandarinas e incluso los pomelos, estas ayudarán a nuestras defensas con su riqueza en vitamina C y otros compuestos antioxidantes. Son algunas de las cinco frutas de temporada de invierno y enero para mantenerte saludable.

Beneficios de las frutas invernales

Fruta de invierno cortada

Durante los meses más invernales, como son enero y febrero, podemos decir que las frutas más típicas son la granada, la manzana, el kiwi, la papaya, la piña y el tomate raf.

Aunque manzanas podemos encontrar en el mercado durante todo el año, estos meses las encontramos locales y en su mejor época. Las más consumidas son la manzana Reineta, la Royal Gala o la amarilla Golden.

Por su parte, la granada está llena de vitaminas y minerales. Lo ideal es buscar las piezas más grandes y maduras para conseguir el máximo sabor.

El kiwi es especialmente reconocido por aportar una gran cantidad de fibra soluble a nuestro organismo. También cuenta con un alto contenido en Vitamina C, al igual que la papaya, cuyo aporte de esta vitamina es superior al de las naranjas. La otra fruta tropical que merece la pena destacar es la piña. Además de aportar mucho sabor a todos los platos, es una de las frutas con más beneficios gracias a sus propiedades antioxidantes, su fibra diurética y por contener toda clase de vitaminas.

Si además te encanta disfrutar del sabor de un buen tomate, debes saber que la variedad Raf es de invierno, de noviembre a abril. En su temporada óptima destaca por ser un tomate de textura crujiente, jugoso y aromático. Mientras que su sabor está perfectamente equilibrado: duzor, acidez y salinidad.

Para Martín Berasategui, el cocinero español que más Estrellas Michelín acumula en sus restaurantes, los ocho productos que mejor combinan con eo tomate Raf son la remolacha, la espinaca, el aguacate, la piña, la sandía, las almejas, las ostras y las sardinas.

Ideas para disfrutar de las frutas de invierno

En la compra

Pasear entre los puestos del mercado en invierno te sorprenderá, ya que encontrarás una gran variedad de frutas y verduras que para elegir. Además, tendrás el frutero lleno de fruta fresca a la que recurrir sobre todo en momentos de gula o de dulce, evitando así las galletas o las chocolatinas.

Incorpora fruta en todas tus comidas

Puedes aprovechar la variedad de frutas de invierno para preparar zumos y smothies naturales de diferentes sabores en el desayuno o la merienda. También puedes preparar con ellas deliciosas mermeladas o compotas caseras que podrás disfrutar el resto del año.

Además, puedes adaptar tus recetas incorporándoles fruta de temporada. Por ejemplo, puedes preparar un bizcocho de piña natural o un bizcocho de manzana sin gluten, una gelatina casera de cítricos o preparar una crema de yogur con macedonia casera.

Postre de yogur y manzana

De postre

La fruta en sí puede ser la protagonista del postre, siendo este sano y lleno de vitaminas. Se pueden preparar deliciosas manzanas asadas al microondas, un llamativo flan de papaya casero al horno o elegir las que más te gusten y preparar fruta con crema quemada.

Recetas saladas

Además del clásico pescado con limón, también se pueden cocinar recetas saladas con fruta. Son perfectas acompañantes de carnes, pescados y verduras. La compota o puré de manzana es una elaboración tradicional que se suele servir como acompañante de numerosos platos, principalmente de carne. Otra de las frutas que mejor combinan con platos salados es la piña (a pesar de la controversia que esto genera). Las brochetas de pollo y piña o el salmón al horno con piña, son solo algunos ejemplos.

Técnicas saludables

Técnicas como el papillote, el vapor, el horno o la cocción lenta son formas sanas y fáciles de cocer la fruta. Gracias a estas, los platos serán mucho más digestivos y además no hace falta añadirles azúcar, ya que las frutas caramelizan con sus propios jugos dulces. Te animamos a que pruebes a cocinarlas con especias que les darán más aroma, como la canela, el clavo o la vainilla.

Esperamos que todas estas ideas te hayan resultado útiles. Ahora que ya sabes cuáles son las frutas de invierno, no te olvides de tenerlo en cuenta cuando vayas a hacer la compra cada semana. Todas ellas son perfectas para elaborar recetas de invierno saludables y fáciles de preparar.

Y si hay alguna receta que te gustaría que publicásemos, déjanos un comentario. También puedes contarnos cuál es tu fruta favorita de invierno y cómo sueles tomarla.

¡Hasta pronto Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube