Colesterol alto: Estos son los alimentos prohibidos que debes evitar

Colesterol alto: Estos son los alimentos prohibidos que debes evitar

Danos tu valoracion

¡Buenas Cocinacas! ¿Qué tal? En esta ocasión hablaremos del colesterol malo (LDL), un auténtico comedero de cabeza para las personas que lo sufren y una auténtica pesadilla a la hora de rechazar ciertos platos que antes te encantaban y ahora tienes que evitar.

Esta sustancia se deposita en la pared de las arterias y forma cúmulos de colesterol en los vasos sanguíneos, lo que repercute gravemente en nuestra salud cardiovascular, al mismo tiempo que desequilibra nuestra tensión arterial.

Pero, ¿qué origina el colesterol? Normalmente esta sustancia es originada cuando abusamos de ciertos alimentos repletos de grasas saturadas. Estos alimentos pueden ser los fritos, la bollería industrial o simplemente un exceso de hidratos de carbono que no somos capaces de quemar en nuestro día a día. Por ello, aunque la dieta es un elemento importante, la falta de ejercicio y el sedentarismo son factores que propician sufrir colesterol, y más si están acompañados de otras prácticas perjudiciales como fumar tabaco o beber alcohol en exceso.

Pero no te preocupes, el colesterol puede reducirse si conocemos qué alimentos son los que debemos evitar. Cinco alimentos ricos en grasas que tendrás que reducir en tu rutina para mejorar tu salud y que te detallamos a continuación:

Los cinco alimentos prohibidos si tienes el Colesterol alto

Colesterol alto: Estos son los alimentos prohibidos que debes evitar

Antes de pasar con los alimentos, debes saber que la cocción de cada uno de ellos va a suponer un antes y un después en cuanto a la posible ingesta de grasas perjudiciales. Es importante apostar por la cocina al horno, a la plancha, a la parrilla o la cocción al vapor, entre otros métodos. Ahora sí que sí, ¡Vamos a descubrir los alimentos prohibidos!

Las carnes rojas o procesadas

La carne roja es rica en grasas saturadas y más cantidad de purinas, combinación que conviene evitar ya que provoca enfermedades cardiovasculares y aumenta el colesterol. No obstante, esta carne roja aporta proteínas de alta calidad, minerales y un sabor y textura más sabrosos que las carnes blancas.

Esto nos conduce a la conclusión de que no tenemos que limitar por completo estas carnes, pero sí reducir su consumo a una o dos tomas por semana, como máximo.

No obstante, el peligro real son las carnes procesadas, entre las cuales podemos destacar el bacon, las salchichas, las hamburguesas, los embutidos y todo tipo de carne en conserva. Estos ingredientes se encuentran en el grupo 1 de la lista de sustancias que pueden provocar cáncer, donde también quedan recogidos el amianto, el humo de los motores diésel o el tabaco.

Los embutidos

Los embutidos son un tipo de carne procesada que debemos evitar consumir, ya que poseen un alto contenido de grasas saturadas que provocan que nuestro colesterol suba como la espuma, además de no aportarnos ningún beneficio nutricional. Además de esto, hace cuatro años, la OMS calificó la charcutería y los embutidos como productos cancerígenos para los seres humanos, tras comprobarlo científicamente.

Pero no hay que alarmarse si mantenemos una dieta saludable y limitamos estos productos, consumiéndolos muy ocasionalmente. La mortadela y el chorizo son los dos embutidos que más colesterol aportan, así que de ahora en adelante, lo mejor es que consumas pavo o jamón york, los dos embutidos más bajos en grasas.

Los huevos

Numerosos estudios han revelado que consumir huevos en exceso puede aumentar el riesgo de padecer problemas cardiovasculares y aumentar exponencialmente nuestro colesterol. Éste se encuentra especialmente en la yema, así que lo mejor es consumir únicamente clara de huevo en nuestros platos, aunque no vayan a tener tanto sabor.

Sin embargo, consumir huevos en nuestros platos no tiene por qué ser malo, pero siempre que no abusemos de ello. Cualquier persona sana puede consumir hasta siete huevos por semana sin ningún tipo de problema, pero en el caso de las personas diabéticas, se ha comprobado que es una práctica más perjudicial que puede derivar en una enfermedad cardiaca.

Y si eres fan de los huevos, no te pierdas estas 11 formas diferentes de prepararlos. Pero recuerda, ¡sin abusar!

La leche y el queso

La leche entera es un alimento muy saludable y nutritivo, pero debes saber con un alto contenido en grasas y sal, especialmente la leche entera y los quesos más sabrosos. Esta combinación es claramente perjudicial para nuestros niveles de colesterol y permite que aumenten.

Por lo tanto, en el caso de la leche y los yogures, si eres de los que toma mucha cantidad, es conveniente elegir las opciones desnatadas o semidesnatadas. En el caso del queso no te preocupes, tan sólo tendrás que limitar su ingesta e intentar prescindir de los más cremosos y ricos en grasas. El queso brie, el gouda, el cheddar y el gruyere son los que más colesterol contienen por cada 100 gramos de producto. Por otro lado, el queso fresco y el queso de cabra tierno son las opciones más saludables.

Productos azucarados y bollería industrial

La bollería industrial es un grupo de alimentos plagados de grasas saturadas y precursores del colesterol. En el caso de estos productos, más que reducirlos en tu dieta o limitarlos, lo aconsejable es dejar de consumirlos por completo.

Para que te sea más fácil, acostúmbrate a desayunar fruta o a consumirla entre horas. De esta manera tu ingesta de azúcar no variará ¡Y será mucho más saludable! Y si estás aburrido de la fruta más convencional, prueba con estos Chips de plátano al horno.

¡Esto es todo por hoy Cocinacas! Esperamos que os haya gustado el post. Si es así, ayúdanos con un like y déjanos en comentarios si te gustaría que hiciéramos más entradas enfocadas a la salud, como esta. Y recuerda que puedes suscribirte a nuestro Canal de Youtube para descubrir todo tipo de recetas saludables.

¡Nos vemos en la próxima!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook