El Vino aumenta el Colesterol Bueno

El Vino aumenta el Colesterol Bueno

¿Nos votas?

El consumo moderado de vino aumenta los niveles del colesterol bueno del organismo. Una serie de investigaciones han demostrado que la ingesta moderada de vino favorece a la estimulación de la salud cardiovascular.

¿Qué es colesterol bueno?

colesterol bueno vino

El colesterol es una sustancia grasa que está presente en nuestro organismo de forma natural. Aunque creamos lo contrario es una sustancia completamente necesaria para la formación de nuestras células. Nuestro cuerpo es el encargado de producir la cantidad de colesterol que necesita para funcionar.

Sin embargo en ocasiones, bien sea por nuestra propia configuración genética o como resultado de una mala alimentación, los niveles de colesterol en sangre se ven incrementados de forma peligrosa. Un nivel de colesterol en sangre elevado puede provocar el desarrollo de enfermedades del corazón.

El colesterol tiene distintos tipos o variantes. Pero los dos más importantes y conocidos son el LDL y el HDL.

El LDL es el conocido como el colesterol malo. Esta variante va desde el hígado hasta las membranas celulares. En este viaje hasta las paredes celulares va dejando pequeños depósitos de colesterol en las paredes de las arterias. Cuanto mayores sean estos niveles de LDL la probabilidad de que esa grasa se vaya acumulando en nuestras arterias es mucho mayor.

Por su parte el HDL es el que se conoce popularmente como colesterol bueno. A diferencia del anterior este tipo de sustancia viaja desde los distintos órganos hasta el hígado. El HDL va recogiendo el excedente sobrante del colesterol malo que se encuentra en las arterias. De esta forma se impide que éstas se obstruyan.

¿Cómo beneficia el vino al colesterol bueno?

colesterol bueno vino que en dicho país. Sin embargo los franceses tienen 3 veces menos enfermedades de corazón.

Este hecho llamativo llevo a equipos de investigación franceses a hacer estudios sobre el tema. Una de las explicaciones que encontraron para justificar dicho hecho se vinculaba con el hecho de consumir vino tinto protegía el corazón.

Los investigadores franceses descubrieron que el vino aumenta el nivel de las lipoproteinas de alta densidad, esto es el HDL o lo que popularmente se conoce como colesterol bueno. En términos generales parece ser que el consumo moderado de alcohol disminuye el riesgo de padecer enfermedades coronarias. Pero de todas ellas es el vino el que ofrece una mayor protección frente a ese tipo de afecciones.

Vino y corazón ¿compañeros perfectos?

vino corazon

El vino está considerado como una de las bebidas más saludables por distintas causas. Contiene elementos o componentes con un grado elevado antioxidantes. Componentes como los polifenoles potencian las virtudes cardiosaludables del vino.

El colesterol malo sufre un proceso de oxidación. Cuando esto se produce, por los mecanismos de oxidación naturales del organismo se pueden desarrollar enfermedades cardíacas. El incremento de los niveles de HDL o de colesterol bueno evitarán que ese proceso de oxidación.

Según los estudios publicados al respecto la reducción del riesgo es importante. Concretamente el riesgo de padecer estas enfermedades es un 44% menor en los bebedores moderados de vino (una o dos copas por día).

Que el consumo moderado de vino pueda beneficiar el organismo no quiere decir que haya que olvidarse de los sistemas o medidas clásicas y médicas de protección cardiovascular. No pueden sustituirse los bueno hábitos sanitarios por el consumo de alcohol, por mucho vino que sea y muy beneficioso para la salud.

De hecho anualmente la Organización Mundial de la Salud (OMS) recuerda que las enfermedades del corazón lideran la lista de muertes a nivel mundial. Es por ello que desde ella se muestren preocupados por que la población puedas sustituir los cuidados correctos y cien por cien saludables con otras prácticas que, si bien pueden beneficiar, no resultan por sí solas suficientes.

No todo el vino es igual de bueno para la salud

De igual forma decir que el vino ayuda a aumentar los niveles del colesterol bueno resulta demasiado genérico. No todos los vinos son iguales. En consecuencia no todos inciden de igual forma en la salud. No todos tienen el mismo efecto en el proceso contra la oxidación del colesterol malo.

Según un estudio publicado por el Journal of Agricultural and Food Chemistry los tintos tienen mayor poder antioxidante. Este tipo de vinos tienen la capacidad de inhibir entre el 46 y el 100% la oxidación del colesterol. En contraposición los vinos blancos sólo frenarían esta oxidación entre un 3% y un 6%, una diferencia abismal.

Como ocurre siempre con cualquier bebida alcohólica la clave está en el consumo moderado. Para que las bebidas alcohólicas no proyecten un efecto negativo en nuestra salud es recomendable no beber más de dos copas diarias. De ser así deberían ser suprimidas de nuestra dieta diaria para evitar posibles problemas o enfermedades futuras. Además no hay que olvidarse del alto poder adictivo de este tipo de bebidas que, tomadas sin moderación, puede causar importantes perjuicios interpersonales.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube