Champiñones al ajillo con el robot KCook

Champiñones al ajillo con el robot KCook

Danos tu valoracion

Champiñones al ajillo con el robot KCook

Los champiñones al ajillo es uno de los platos tradicionales de la cocina española. Se trata de una elaboración sumamente sencilla que se prepara con ingredientes que podemos encontrar en cualquier tienda de alimentación. Hoy vamos a preparar este plato haciendo uso del KCook, un robot de cocina multifunción fabricado por Kenwood y presentado recientemente en sociedad. En Cocina Casera hemos tenido la suerte de ser de los primeros en probar sus virtudes, hasta la fecha lo hemos usado en la elaboración de diversos platos, como, por ejemplo, una deliciosa crema de zanahorias y queso o un sabroso pollo al vino tinto.

Lo que más nos ha sorprendido del KCook es su fácil manejo. Los diversos programas nos permiten elegir distintos tiempos y temperaturas de cocción con tan solo pulsar un botón, esto facilita enormemente la labor de cocinar. Además, su pala de remover se activa según el intervalo de tiempo que hayamos programado, por lo que no tenemos que estar continuamente pendientes de la comida, el KCook cocina y remueve los guisos por nosotros. Gracias a su tapadera los ingredientes se cocinan antes que en una olla convencional, por lo que su uso supone un importante ahorro energético. Como veis, con este robot son todo ventajas.

Si no disponéis del KCook podéis preparar la receta igualmente en una olla, os llevará algo más de tiempo, y tendréis que estar más atentos al cocinado, pero el plato resultante estará igualmente delicioso.

¿Queréis aprender a preparar estos ricos champiñones al ajillo?

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 4 personas]:

  • Champiñón – 350 gramos
  • Cebolla – 2 unidades
  • Dientes de ajo – 1 cabeza
  • Vino blanco – 200 mililitros
  • Aceite de oliva – 3 cucharadas grandes
  • Sal – al gusto
  • Hoja de laurel – 2 unidades
  • Perejil picado – 1 cucharada grande

Elaboración de la Receta

  1. Cortamos la cebolla por la mitad y le quitamos la piel. Reservamos. No es necesario que la piquemos ya que de esto se encargarán las cuchillas del KCook.
  2. Pelamos los dientes de ajo. Reservamos.
  3. Con un paño limpio, quitamos los posibles restos de tierra que puedan tener los champiñones en su superficie. Seguidamente, cortamos las piezas en cuartos.
  4. Acoplamos el bol de acero a la base del robot y ponemos las cuchillas.
  5. Introducimos en el bol la cebolla y los dientes de ajo. Colocamos la tapadera y el tapón. Accionamos el botón chop durante unos segundos para picar ambos ingredientes.
  6. Retiramos la tapadera y, tras limpiar las paredes del bol con la espátula, sustituimos las cuchillas por la pala de remover.
  7. Vertemos un poco de aceite de oliva en el bol y ponemos la tapadera. Activamos el programa “una sola olla” y le damos a inicio. El robot cocinará durante 10 minutos el contenido del bol (fase 1).
  8. Pasado el tiempo de cocción, pausamos el programa y retiramos la tapadera.
  9. Introducimos la hoja de laurel, los champiñones, un poco de sal y vertemos el vino blanco. Inmediatamente, pulsamos el botón de inicio, con ello activamos la fase 2 del programa.
  10. Mientras los champiñones se cocinan, aprovechamos para picar finamente el perejil.
  11. Acabada la fase 2, pausamos el programa. Retiramos la tapadera y añadimos el perejil picado. Seguidamente, activamos la fase 3 pulsando sobre el botón de inicio. Reducimos el tiempo que aparece en pantalla hasta dejarlo en 3 minutos, ya que solo queremos que el perejil se integre en el guiso pero manteniendo parte de su frescura.
  12. Pasado el tiempo programado, quitamos el bol de acero de la base, retiramos la tapa y servimos.

Anotaciones y Consejos

Este es un plato que se puede degustar tanto en frío como en caliente. Uno de las ventajas de usar el KCook es que, tras finalizar la cocción, mantiene la comida caliente durante mucho tiempo.

Si podéis conseguir champiñones de la variedad portobello os aconsejo que los uséis porque tienen un sabor y aroma deliciosos. Incluso, podéis probar a elaborar este plato con cualquier otro tipo de seta (ostra, shitake, etc).

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook