Coliflor Gratinada

Coliflor Gratinada

¿Nos votas?

Este es uno de esos platos que gusta incluso a aquellas personas que no soportan el olor que desprende la coliflor al ser cocida. Su deliciosa mezcla de texturas y sabores no deja a nadie indiferente. Además, con este plato nos beneficiamos de las numerosas propiedades nutricionales de este gran producto, muy usado en la cocina de diversos países y con el que se pueden elaborar gran variedad platos. En Cocina Casera podéis encontrar numerosos ejemplos, como en el caso de nuestra receta de coliflor al ajoarriero o nuestro quiché de coliflor y brócoli. Podéis ver muchas otras recetas haciendo uso del buscador de nuestra página.

En esta ocasión os enseñamos cómo preparar una rica coliflor gratinada cubierta con una sabrosa bechamel casera y un poco de queso rallado, el resultado es un plato que destaca por su agradable cremosidad y su delicioso sabor. Además, la elaboración de esta receta no tiene ningún misterio, por lo que cualquier persona la puede hacer aún no teniendo conocimientos de cocina, simplemente prestando atención a nuestro paso a paso la tendréis lista en muy poco tiempo.

Si os apetece, podéis realizar numerosas variantes de este plato, podéis añadir, por ejemplo, unos trozos de patata,u otro tipo de verduras. También os recomendamos usar distintos tipos de queso e incluso condimentar la bechamel con todo tipo de hierbas y especias.

Ingredientes [Para 4 personas]:

  • Coliflor – 1 unidad
  • Mantequilla – 50 gramos
  • Harina – 50 gramos
  • Leche – 500 gramos
  • Nuez moscada – 1 cucharada pequeña
  • Sal – al gusto
  • Queso rallado – 40 gramos

Pasos de Coliflor Gratinada

  1. En primer lugar, ponemos a calentar un poco de agua en una olla a la que se le pueda adaptar una cesta para la cocción al vapor.
  2. Cortamos la coliflor en pequeño ramilletes.
  3. Seguidamente, los ponemos en la cesta. Si no disponéis de cesta, podéis cocinarlos directamente en abundante agua, lo bueno de la cocción al vapor es que conserva mejor la gran mayoría de nutrientes de los alimentos. Si queréis saber más sobre este método os animamos a leer nuestro artículo; “Los beneficios de cocinar al vapor“.
  4. Una vez que tenemos la cesta con la coliflor la acoplamos en la olla y ponemos la tapa. Cocinamos durante un tiempo aproximado de entre 15 y 20 minutos o hasta que la coliflor esté tierna.
  5. Mientras la coliflor se cocina, preparamos la bechamel, para ello, ponemos la mantequilla a calentar en un cazo. Cuando se funda, incorporamos la harina y mezclamos con la ayuda de unas varillas. Cocinamos durante 2 ó 3 minutos para que la harina se cueza. Ahora, añadimos la leche poco a poco mientras continuamos removiendo para que ésta se incorpore a la mezcla. Debemos proceder del siguiente modo: vertemos un poco de leche y cuando la harina la haya absorbido añadimos un poco más. Cuando hayamos incorporado buena parte de la leche, echamos la nuez moscada y la sal y mezclamos bien. Continuamos añadiendo leche hasta incorporarla toda. Una vez que tenemos la bechamel lista la mantenemos caliente.
  6. Comprobamos el punto de cocción de la coliflor pinchándola con la punta de un cuchillo. Cuando esté lista, la colocamos en el interior de una fuente para horno.
  7. Ahora, vertemos la bechamel sobre la coliflor y rallamos queso por encima.
  8. Llevamos la fuente al horno, precalentado a 200º C, y horneamos durante 25 minutos o hasta que el queso se funda y adquiera un bonito dorado.
  9. Pasado el tiempo de horneado, retiramos y, tras dejar templar durante unos minutos, servimos.

Anotaciones y Consejos

Si padecéis intolerancia a la leche animal, o sois veganos, podéis elaborar la bechamel haciendo uso de cualquier tipo de leche vegetal, nosotros hemos obtenido buenos resultados usando leche de almendra o de soja.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook