Cómo hacer patatas fritas

Cómo hacer patatas fritas

Danos tu valoracion

Receta para hacer patatas fritas

Las patatas fritas es una elaboración muy popular en gran número de países donde se sirven solas o como acompañante de gran número de platos. Es uno de los productos estrella de las cadenas de restaurantes de comida rápida, donde acompañan a perritos calientes, hamburguesas y otras muchas elaboraciones. Niños y mayores se vuelven locos por un plato de patatas fritas con ketchup, y es que su deliciosa textura crujiente cautiva a nuestro paladar como pocas elaboraciones.

En la receta de hoy, os vamos a enseñar a preparar unas ricas patatas fritas. Aunque a priori pudiera parecer que freír patatas no tiene misterio alguno, la realidad es que si queréis obtener un gran resultado hay algunas aspectos a tener en cuenta y que serán los que marquen la diferencia entre unas patatas crujientes y sabrosas y otras aceitosas y poco apetecibles. Si queréis preparar unas patatas espectaculares, no os perdáis el paso a paso que os mostramos a continuación.

En nuestra página podéis encontrar otras recetas que os pueden interesar como, por ejemplo, nuestras ricas patatas deluxe.

¿Queréis descubrir los secretos de la receta de hoy?

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 2 personas]:

  • Patatas – 2 unidades
  • Sal – al gusto
  • Aceite de oliva – 750 mililitros

Elaboración de la Receta

  1. En primer lugar, pelamos las patatas con la ayuda de un pelador.
  2. Con un cuchillo afilado las cortamos en rodajas de, aproximadamente, medio centímetro de grosor. Seguidamente, cortamos cada rodaja en tiras del mismo grosor, de este modo conseguiremos unas patatas de un tamaño ideal para freír.
  3. A continuación, las ponemos en un colador y las lavamos con abundante agua para retirar todo el almidón que podamos.
  4. Las escurrimos y las ponemos sobre papel absorbente para retirar el agua que quede en su superficie.
  5. Calentamos abundante aceite de oliva en una sartén.
  6. Cuando el aceite esté caliente, echamos las patatas y las cocinamos a fuego medio hasta que estén tiernas. Es importante no echar muchas a la vez para que la temperatura del aceite no descienda en exceso. A mayor tamaño de la sartén, más aceite podemos poner y, en consecuencia, mayor cantidad de patatas podremos cocinar de una sola vez.
  7. Vigilamos que las patatas no lleguen a dorarse y las retiramos en cuanto estén hechas por dentro (lo podemos comprobar pinchándolas con la punta de un cuchillo), para ello, hacemos uso de una espumadera y las ponemos sobre papel absorbente. Dejamos que se enfríen por completo.
  8. Subimos el fuego para aumentar la temperatura del aceite.
  9. Cuando las patatas se hayan enfriado, volvemos a meterlas en la sartén con el aceite bien caliente. Cocinamos, a fuego fuerte, hasta que se doren, de este modo conseguimos un interior tierno y jugoso y un exterior crujiente.
  10. Una vez que estén doradas, las retiramos con la ayuda de la espumadera y las ponemos sobre papel absorbente. Sazonamos ligeramente. Dejamos templar durante unos segundos y servimos de inmediato para disfrutar de su textura en todo su esplendor.

Anotaciones y Consejos

Aunque podéis hacer esta receta con todo tipo de patatas, lo ideal es que las uséis ni muy nuevas ni muy viejas, en algunos establecimientos podéis encontrarlas clasificadas en función del uso; para cocer, para freír, etc. Os podéis guiar por este criterio a la hora de efectuar la compra.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook