4 sencillos consejos para conservar correctamente tus salsas

4 sencillos consejos para conservar correctamente tus salsas

Danos tu valoracion

¡Buenas Cocinacas! ¿Cómo estáis en el día de hoy? En esta ocasión os vamos a hablar de cómo conservar correctamente las salsas de tu nevera, tanto las que adquieres del mercado como las caseras que preparas en tu propia casa. Para ello tendrás que poner especial atención al etiquetado y a los ingredientes que contiene cada salsa, porque no todas ellas precisan las mismas condiciones y presentan diferentes maneras de conservación. Pero antes de descubrirte estos sencillos tips, nos apetece recomendarte una Receta de Salsa de Ostras riquísima, que puedes elaborar como alternativa saludable a la Salsa de Soja convencional. ¡Te encantará!

Todo lo que debes saber para conservar tus salsas correctamente

4 sencillos consejos para conservar correctamente tus salsas

¿Te encanta una salsa pero a los dos días de abrirla ya se pone mala? ¿Piensas que la nevera es el sitio para todas las salsas? ¿De qué manera puede aguantar una salsa mejor? Pues bien, a continuación vamos a explicarte todas estas dudas que seguro que has tenido alguna vez:

Lee bien el etiquetado

Lo más importante a la hora de saber cómo conservar nuestro producto de salsa es fijarnos en lo que dice el fabricante en la etiqueta. Si éste indica que hay que conservar el producto en la nevera tras abrirlo no hay ningún tipo de duda, aunque se trate de una salsa ácida o con grandes cantidades de sal.

Además, generalmente también se incluyen instrucciones sobre el tiempo máximo de conservación en la nevera y también debemos hacer caso a esta puntualización, aunque a simple vista no haya signos de deterioro en la salsa.

Por lo tanto, aunque en restaurantes veamos ketchup o mostaza en las mesas, esta práctica no es recomendable en tu casa, pues no tendrá la misma rapidez de consumo y puede llegar a ser una práctica peligrosa para tu cuerpo.

Qué hacer si es una salsa elaborada con huevo

Debemos tener especial cuidado con cualquier salsa que lleve huevo, leche y derivados, como la mayonesa. Por lo tanto, eso de conservarla durante semanas y semanas en tu nevera se acabó. El tiempo que aguanta una mayonesa convencional, una vez abierta, oscila entre los dos o tres días, aunque deberás fijarte en las recomendaciones del fabricante en la etiqueta, que podrán acortar o alargar este tiempo. ¡Tenlo en cuenta!

Que hacer con una Salsa con alto contenido en sal y vinagre

El alto contenido en sal y vinagre de algunas salsas como la Salsa de Soja o el Tabasco permiten que se conserven perfectamente a tempeatura ambiente, aunque no lo especifique el fabricante. Pero, ¿a qué se debe esto? Muy sencillo. Los microorganismos crecen mal en un pH alto por lo que estas salsas ácidas están más protegidas de su deterioro, aunque se dejen a temperatura ambiente.

Por ello, siempre que dudemos sobre la información de la etiqueta, esto se puede aplicar a las salsas muy ácidas, con gran cantidad de sal y las que no contengan agua, que son básicamente los aceites. ¡Así que no te preocupes si en tu nevera no tienes sitio para el vinagre o la salsa de soja, no se van a estropear con facilidad!

Cómo conservar tus propias salsas caseras

El consumo de salsas no es que sea muy saludable, pero siempre es preferible la opción de elaborarlas en tu casa y así librarnos de ciertos aditivos, conservantes, azúcares, cantidades excesivas de sal, etc. Por lo tanto, aquí te dejamos unos tips sobre cómo conservar tus salsas caseras y te proponemos, especialmente, dos maneras que quizá desconocías:

Congelación

De esta manera puedes conservar tu salsa hasta un año. Puedes utilizar una bolsita o tarro de calidad con cuidado de que no se rompa. A la hora de descongelarlo, acuérdate de meterlo en el frigorífico la noche de antes para respetar la cadena de congelación y que tu salsa no pierda sabor, textura y consistencia.

Vacío al baño maría

Una vez que has llenado un tarrito de cristal con tu salsa, tápalo correctamente y mételo en un cazo lleno de agua hasta que llegue antes de su tapa. Puedes mantenerlo a fuego lento hasta 40 minutos y hasta escuchar un pequeño golpe procedente de la tapa, señal de que lo habremos cerrado bien al vacío. De esta manera, tu mezcla se conservará durante unos 10 meses o más. ¡Wow!

Ten en cuenta el nivel de pH de tu salsa

A la hora de preparar tus salsas, también debes tener en cuenta su nivel de pH, ya que mientras más bajo sea, más ácida y segura será, pues no podrán crecer microorganismos en ella. No obstante, su acidez puede estar relacionada posteriormente con problemas digestivos así que deberás poner mucho ojo en no pasarte. Más vale una salsa rica y saludable que una que te de problemas, aunque tarde más en perder su sabor, textura y consistencia.

Para aumentar este pH puedes utilizar vinagre o unas gotitas de limón en tu mezcla, aunque es aconsejable que el nivel de acidez de tu salsa no supere el 6 para que sea segura. Para saber esto, puedes utilizar tiras de tornasol para medir la carga ácida que lleva y si necesitas agregar más o menos acidez.

Aquí te dejamos un vídeo donde te explicamos cómo elaborar de manera casera las salsas más ricas y originales que harán de tus platos un auténtico manjar:

¡Esto ha sido todo por hoy Cocinacas! Pero antes de irnos, queremos recomendarte algunas recetas en las que podrás utilizar estas salsas o las que te recomendamos en la propia receta. Si eres un carnívoro por excelencia te entusiasmará esta receta de Ternera Marinada en Salsa de Vino. Si por lo contrario, te gusta más el pollo, para ti tenemos un plato de Pollo con Salsa de Miel y Mostaza, una salsa muy usada para acompañar tus platos de proteínas y muy demandada por su gran sabor. ¡Está para chuparse los dedos!

Ahora sí, nos despedimos y no olvides seguirnos en nuestro Canal de Youtube para enterarte de más recetas saludables y ricas como las que te hemos propuesto.

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook