Cocinar berenjenas

Cocinar berenjenas

¿Nos votas?

Como ya sabéis los que nos seguís desde hace tiempo, en Cocina Casera os hemos enseñado múltiples formas de cocinar berenjenas, haciendo uso de ellas en platos muy diferentes. Una muestra de ello es la colección de recetas que os propongo a continuación, elegidas de entre muchas otras que podéis ver si pincháis en el enlace que encontraréis al final de este artículo.

Pero antes de comenzar con las recetas dejadme que os hable un poco a cerca de este valiosa hortaliza. La berenjena es el fruto de una planta que pertenece a la familia de las solanáceas, de la que también forman parte la patata, el pimiento y el tomate. A pesar de que fue considerada durante mucho tiempo como un alimento tóxico cuyo consumo podía provocar locura, lo cierto es que goza de importantes propiedades nutricionales, aportando al organismo grandes beneficios. Entre estos beneficios cabe destacar su potente acción antioxidante y diurética, a la par que su consumo mejora de la salud cardiovascular, reduce el colesterol y mejora la circulación sanguínea.

He seleccionado cuatro recetas elaboradas con berenjena como ingrediente principal. He intentado decantarme por elaboraciones en las que la berenjena se procesa de manera muy diferente, para demostrar que esta verdura presenta una gran versatilidad en la cocina. Además, todos los platos seleccionados son claros ejemplos de que cocinar berenjenas es muy sencillo y económico. Con unos pocos ingredientes se pueden preparar platos deliciosos, ya que el sabor que esta hortaliza aporta a los platos es delicioso.

En el mercado podéis encontrar berenjenas con distintas formas (globosas, largadas y ovaladas), y colores (blancas, negras, estriadas, etc), lo que aumenta aún más sus posibilidades en la cocina.

Ya os dejo con las recetas elegidas, para verlas solo tenéis que pinchar en el título de la que sea de vuestro interés. En tres de ellas podéis ver también un detallado vídeo, a través del cual os guiamos paso a paso en la elaboración del plato. ¡Espero que os gusten! Las elegidas son:

Arroz con berenjenas

Comenzamos este recopilatorio con una receta de arroz con berenjenas, un plato delicioso en el que esta verdura es la absoluta protagonista. Primero se corta en rodajas y se hace a la plancha, o en una sartén con un poco de aceite, lo que hace que su sabor se potencia espectacularmente. Tras freírla, se incorpora a un arroz que se cuece en la sartén para dar lugar a un plato de rico sabor. Si además queréis poner el broche de oro a la preparación, os animo a que pongáis sobre el arroz un poco de alioli casero justo en el momento de servirlo. Para aprender a preparar esta rica salsa os invito a ver nuestra receta de patatas asadas con alioli.

Mutabal o baba ganush

Y de un arroz pasamos a un sabroso y nutritivo paté de berenjenas. Esta receta, propia de la cocina árabe, es muy sencilla de preparar. Entre sus ingredientes tenemos, además de las berenjenas, el tahini o pasta de sésamo, el ajo y los cominos. Con éstos y otros ingredientes que conforman este plato se obtiene un paté de sabor intenso. Si, además, lo acompañamos en el momento de servirlo con un chorro de buen aceite de oliva, pimentón dulce y unas aceitunas, obtenemos un plato muy completo desde el aspecto nutricional que resulta ideal para servir como entrante.

Berenjenas fritas con miel de caña

Esta receta la descubrí en uno de los numerosos bares de tapas de Granada. Es un plato de una sencillez pasmosa, que, sin embargo, da lugar a una tapa que sorprende por la mezcla de texturas y sabores que en ella se dan. Si no os gusta la miel de caña, podéis acompañar las berenjenas con miel de abeja o sirope de ágave o arroz. Os recomiendo encarecidamente que preparéis este plato, solo tenéis que dedicar escasos minutos para disfrutar de estas crujientes berenjenas. ¡No os las perdáis!

Milhojas de berenjenas y calabacín

Ponemos el punto y final a esta colección de recetas con un plato que me encanta especialmente. Se trata de un milhojas en el que se alternan capas de calabacín y berenjena. Lo culmina unas rodajas de queso de cabra que aportan al plato un punto de sabor que casa maravillosamente bien con las verduras. Si no os gusta el queso de cabra, probad a sustituirlo por otro que sea de vuestro agrado, o incluso podéis preparar una rica salsa barbacoa y regar con ella las verduras. Como veréis en el paso a paso, es una elaboración pensada para quienes no tienen mucho tiempo que dedicar a la cocina.

¡Y esto ha sido todo! Espero que hayáis disfrutado mucho con estas recetas y que hayan ayudado a agrandar vuestro universo culinario. Si os apetece seguir viendo más recetas elaboradas con berenjenas, os invito a que pinchéis en el el enlace que os dejo a continuación.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook