Crema de salmón y gambas con espinacas al ajillo

Crema de salmón y gambas con espinacas al ajillo

Danos tu valoracion

1 h y 15 m
Calorias: 277
Fácil
4 personas

Crema de salmón y gambas con espinacas al ajillo

Hoy os traemos una rica crema de pescado, con un sabor intenso que se consigue gracias a la elaboración de un caldo, elaborado  a partir de los restos de las gambas que no usaremos para el plato. Y, como acompañamiento, unas nutritivas y sanas espinacas.

Aprende a elaborar otras ricas cremas leyendo nuestras recetas crema de maíz y vichyssoise casero con puerro plancha y gambón.

Ingredientes para Crema de salmón y gambas con espinacas al ajillo para 4 personas

Para la crema:

  • Gambas - 250 gramos
  • Caldo de pescado - 500 mililitros
  • Aceite de oliva - 8 cucharadas
  • Puerros - 2 piezas
  • Patatas - 2 piezas
  • Zanahorias - 3 piezas
  • Salmón ahumado - 150 gramos
  • Leche - 200 mililitros
  • Sal - 1 cucharadita

Para el caldo de pescado:

  • Cabezas y pieles de gambas
  • Zanahoria - 1 pieza
  • Puerro - 1 pieza
  • Apio - Medio tallo
  • Agua - 1 litro
  • Laurel - 2 hojas

Para el acompañamiento:

  • Aceite de oliva - 3 cucharadas
  • Espinacas - 600 gramos
  • Ajos - 1 cabeza
  • Pimentón dulce - 2 cucharaditas
  • Sal - 1 cucharadita

Cómo hacer la receta de Crema de salmón y gambas con espinacas al ajillo

  1. Preparamos un caldo de pescado que nos servirá para darle un potente sabor a nuestra crema. Para ello;  en una olla mediana ponemos a calentar 4 cucharadas de aceite de oliva. Mientras se calienta, quitamos la cabeza a las gambas y las pelamos. Trituramos ligeramente las pieles y cabezas y las echamos a la olla. Después, incorporamos el resto de ingredientes, removemos y freímos durante 5 minutos. Añadimos el agua y esperamos a que hierva. A medida que se va calentando se va formando una espuma blanca que debemos ir retirando con una espumadera.
  2. De no hacerlo, la calidad final de producto no será la misma. Una vez que rompe a hervir lo dejamos cociendo, a fuego medio, durante 30 minutos.
  3. Una vez que acaba la cocción, debemos colar nuestro caldo. Retiramos con una espumadera los trozos más gordos, y procedemos al filtrado del líquido, para ello, usaremos un trapo fino de algodón, o, si no tenemos, podemos usar un filtro de papel de los que se ponen en la máquina de café. El objetivo es conseguir un caldo limpio, sin restos de las pieles o cabezas de las gambas, ni de las verduras. Una vez acabamos de filtrarlo, lo reservamos. El caldo que no usemos para la receta podemos mantenerlo refrigerado hasta 3 días.
  4. En una olla mediana, ponemos a calentar, a fuego bajo, 4 cucharadas de aceite de oliva. Mientras se calienta, pelamos y picamos las verduras. Echamos los puerros picados y los ablandamos.
  5. Luego ponemos las patatas y zanahorias y freímos unos 10 minutos removiendo para que no se peguen. Por último, añadimos el salmón en tacos gruesos y los cuerpos de las gambas. Freímos, sin dejar de remover, durante 5 minutos.
  6. Añadimos el caldo y  la sal, y hervimos durante 20 minutos, a fuego medio, hasta que las verduras estén tiernas. No deben estar excesivamente tiernas, con que podamos hundir ligeramente la punta de un tenedor en una de las patatas será suficiente. Apartamos del fuego y añadimos la leche. Batimos hasta obtener una crema fina.  Probamos y volvemos a sazonar si fuese necesario.
  7. Para preparar el acompañamiento, seguimos los siguientes pasos: ponemos a calentar aceite en una sartén mediana. Pelamos y picamos los ajos en láminas. Freímos los ajos a fuego suave hasta que empiecen a dorarse ligeramente, momento en el que añadimos las espinacas*. Removemos y apartamos del fuego para añadir el pimentón y la sal. Mezclamos bien y proseguimos la cocción unos 5 minutos más.
  8. Servir sobre la crema de salmón y gambas.

Notas y Consejos

* Las espinacas frescas se deben cocer unos 8  minutos antes en agua hirviendo.

Las espinacas congeladas en bloque, se ponen en un plato y se descongelan en el microondas a máxima temperatura durante 7 minutos.

Las espinacas congeladas en porciones se echan directamente a la sartén y se cocinan sin descongelar o cocer previamente.

Si te ha gustado esta receta de Crema de salmón y gambas con espinacas al ajillo te aconsejamos no te pierdas más Recetas de Cremas y no olvides descargar Gratis Nuestro App. DESCARGAR AQUÍ.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook