Cúrcuma: propiedades, beneficios y usos

Cúrcuma: propiedades, beneficios y usos

¿Nos votas?

La cúrcuma es una planta de la que se obtiene un extracto de color amarillo que es utilizado como especia en la cocina de diversos países. También destaca por ser uno de los componentes del curry. La coloración amarillenta de la cúrcuma es debida a su componente activo; la curcumina. Además de sus usos culinarios, esta planta es utilizada desde hace miles de años como remedio natural contra numerosas dolencias. En Cocina Casera, la hemos usado en la elaboración de recetas como nuestra versión de causa limeña, o en nuestra receta de cuscús con verduras. Hoy, os hablamos de las propiedades, beneficios y usos de la cúrcuma.

Desde hace décadas, esta especia está siendo fruto de numerosos estudios que buscan dar una explicación al porqué de sus numerosas propiedades.

  • Según un estudio llevado a cabo en Austria por la Universidad Médica de Graz, la curcumina podría ser muy beneficiosa en la mejora de problemas hepáticos.
  • Otro estudio de la Universidad de Texas señala que la curcumina es eficaz en la lucha contra el cáncer de piel, el cáncer de mama y el melanoma.
  • Para algunos expertos, el gran consumo de curry (que contiene curcumina) en países como la India podría ser la explicación a la baja tasa de incidencia de la enfermedad de Alzheimer en este país.
  • Un estudio llevado a cabo en Italia desveló que el consumo de cúrcuma reducía en un 58% la rigidez y el dolor en pacientes con artritis en la rodilla. Además, la cúrcuma mejoraba el estado emocional en dichos pacientes.

Algunas de la propiedades de la cúrcuma

En la composición de la cúrcuma podemos encontrar numerosas y beneficiosas sustancias como; fibra dietética, niacina, proteínas, potasio, sodio, cobre, calcio, hierro, zinc, magnesio y vitaminas K, E y C, por todo ello, su consumo aporta a nuestro organismo numerosos beneficios, entre los que caba destacar:

  • Poder antiinflamatorio. Su consumo alivia el dolor y elimina toxinas, de lo que pueden beneficiarse personas con artritis.
  • Al actuar limitando la agregación de las plaquetas, impide la formación de coágulos sanguíneos, previniendo la asterosclerosis al mejorar la circulación sanguínea.
  • Protege al hígado de las toxinas, mejorando su funcionamiento. Además, reduce el colesterol y hace más fluida la bilis, pudiendo ser efectiva para combatir la hepatitis.
  • Puede ser eficaz en la regulación del azúcar en sangre.
  • Resulta realmente efectiva para tratar las inflamaciones de la boca, como en el caso de encías sensibles.
  • La Cúrcuma puede ser de gran ayuda para combatir el cáncer, ya que:
    • Su consumo mejora la eliminación de sustancias carcinógenas.
    • Favorece la síntesis de glutatión, muy eficaz en la lucha contra el cáncer.
    • Gran poder antioxidante, que según algunos estudios podría llegar a ser 300 veces superior al de la vitamina E.
    • Controla el crecimiento de los tumores.
  • En Oriente se lleva usando desde hace cientos de años para tratar diversas afecciones de las vías respiratorias, como gripes, resfriados, además de otras infecciones en general y diarreas.
  • Es igualmente eficaz para tratar casos de elevada mucosidad y asma.
  • Su aplicación a nivel externo mejora los casos de psoriasis, dermatitis, y hongos.
  • Su consumo alivia diversos problemas digestivos; gases, desequilibrios de concentración en los ácidos gástricos, falta de apetito, digestión lenta, etc.

En los comercios, podemos encontrar la cúrcuma en forma de polvo, cápsulas o extracto. En España está presente en la sección de especias de numerosos comercios, y para comprarla en cápsulas debemos acudir a herbolarios.

Precauciones para su consumo

  • Embarazo y lactancia. A pesar de los múltiples beneficios que puede aportarnos su consumo, se desaconsejada su uso durante el embarazo.
  • Se cree que, en aquellas personas con problemas de vesícula biliar, el consumo de cúrcuma podría hacer que empeoren.
  • También se desaconseja su uso en personas con enfermedades asociadas a reflujo gastro-esofágico.
  • Debido a que su consumo impide la formación de coágulos sanguíneos, debemos evitarla tras una operación de cirugía.

Créditos-flickr:jackson3 Fuente:@enbuenasmanos, @inspirulina

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook