Desayunar saludable: diferencias entre granola, muesli o cereales

Desayunar saludable: diferencias entre granola, muesli o cereales

Danos tu valoracion

¡Hola Cocinacas! Si te gusta desayunar saludable seguro que alguna vez te has preguntado qué es mejor, la granola, el muesli u optar por los cereales empaquetados que venden en los supermercados. Es posible que incluso te cueste diferenciarlos, por eso hoy vamos a ver qué tienen de parecido y las diferencias entre ellos. Así sabrás cuál es el más recomendable para incluir entre los alimentos que te darán la energía que necesitas para comenzar el día.

Quizá aún no lo sepas pero contamos con una sección dedicada a los desayunos en la que encontrarás recetas y artículos que te ayudarán a mejorar esta primera comida, a la que muchas veces no le damos la importancia que se merece. Preparar desayunos saludables en casa es más fácil y rápido de lo que parece, ya que no tiene que llevarte más de 10 o 15 minutos si sigues nuestros consejos.

Uno de los ingredientes básicos de un desayuno saludable son los cereales, pero lo más recomendable es consumir los que están poco refinados. En estos últimos años han ido apareciendo nuevas variedades que se presentan como alternativas más saludables a los clásicos cereales, como son la granola y el muesli. Sin embargo, a menudo se confunden y se usan indistintamente, aunque no son lo mismo, al menos en su origen.

El muesli, la granola y los cereales están fabricados con una base de ingredientes que forman parte del grupo de los cereales y se acompañan con diferentes alimentos. Además, el consumo de cada uno de ellos aporta diferentes niveles de vitaminas y propiedades nutricionales.

Por eso hoy queremos enseñarte cuáles son las diferencias que existen entre cada uno de ellos y sus características básicas para que no los vuelvas a confundir y optes por un desayuno saludable a partir de ahora.

Qué son los cereales

Copos de cereales

Los cereales son una variedad de plantas que se cultivan y a las que se les extraen sus granos para utilizarlos en la elaboración de alimentos. En la alimentación humana, los más consumidos son el trigo, el arroz y el maíz, y después la cebada, la avena, el centeno, el sorgo y el mijo.

Son, además, uno de los pilares de la dieta mediterránea y se consideran los alimentos más completos después de la leche. Además se consideran básicos por su disponibilidad y su bajo coste. Todo ello se debe a que contienen una gran cantidad de hidratos de carbono, además de ser ricos en proteínasvitaminas del grupo B, y fibra.

En un desayuno o merienda normalmente se toman copos de cereales acompañados con leche o yogur, así como en forma de galletas, en panes y bollería. Si embargo, es importante tener en cuenta que cuanto más refinados están los cereales, menos valor nutricional tienen. Por eso antes de comprar copos de cereales es importante revisar su composición.

Muesli para desayunar saludable en Suiza

Desayuno saludable con muesli

Fue a principios del siglo XX cuando un médico suizo comenzó a servir muesli a los pacientes que acudían a recuperarse o que querían mejorar su salud. Sin embargo, el muesli suizo no es tanto una mezcla seca de cereales. Más bien es un cuenco de ingredientes, entre los que se encuentran cereales. La fruta fresca es el ingrediente primordial, pero habitualmente rallada, troceada o machacada.

En España el muesli es una mezcla de copos de avena y otros cereales integrales como el centeno. Entre las frutas destaca la manzana, el plátano y las uvas pasas. También es habitual que lleven avellanas y nueces.

A diferencia de la granola, los cereales y los frutos secos con los que se prepara el muesli no son sometidos a un proceso de tostado.

Dentro del contenido nutricional del muesli destacan sus bajos niveles en azúcares y grasas, perfecto para ganar energía sin incorporar demasiadas calorías al organismo.

Como inconveniente, destaca que el mesli es más difícil de masticar y por eso se suele tomar con leche o yogur.

Granola, marca registrada en Australia y Nueva Zelanda

Granola con yogur y arándanos

La granola se obtiene de la mezcla de copos de avena, semillas, frutos secos y frutas deshidratadas, pero en menor cantidad.

Todos los ingredientes son sometidos a un proceso de tostado que le da su textura característica. A su vez, se le añade un poco de aceite y endulzante, para que se formen una especie de bolas que finalmente quedan crujientes.

Tiende a ser preferida porque por su sabor dulce y su textura es más fácil de comer, pero tiene más calorías que el muesli. Se puede comer sola, aunque lo habitual es acompañarla con leche o yogur.

Lo más saludable y económico es optar por comprar los ingredientes por separado, al natural y hacer la compra a granel, si es posible. Con ellos cada uno puede crear su propio muesli en casa. Para ello puedes usar copos de avena o de otro cereal como base, o una mezcla de varios. Luego le añades frutos secos naturales o tostados sin sal, una pequeña porción de frutas secas, semillas y especias.

O si lo prefieres, aquí te enseñamos cómo hacer granola casera, sin azúcar. Verás que es muy sencilla y así podrás tenerla preparada para desayunar saludable cada día.

Esperamos que este artículo te haya resultado interesante. Nos encantaría saber cómo sueles incluir tú los cereales en el consumo diario recomendado. Y también puedes contarnos cómo sueles desayunar saludable a través de los comentarios.

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube