Frutos rojos cuando consumirlos y sus multilples beneficios

Frutos rojos: cuándo consumirlos y sus múltilples beneficios

Danos tu valoracion

¡Hola Cocinacas! Hoy queremos hablaros de los frutos rojos, también conocidos como frutas del bosque. Les caracteriza su color, ya sea por fuera o por dentro, y sus múltiples beneficios. Por ello, te queremos contar cuál es la mejor temporada para consumir cada uno de ellos y animarte a que los incluyas en tu consumo diario de fruta y verduras.

Actualmente es posible encontrar frutos rojos en el supermercado cualquier época del año pero en España se recolectan y consumen en determinados meses. Puedes fijarte en el etiquetado para ver la procedencia y saber si son o no productos locales, km. 0. Estos son muchos más sabrosos y mantienen todos sus valores nutricionales porque no continenen sustancias artificiales para mantenerlos en buen estado mucho más tiempo. En nuestro artículo encontrarás más información sobre qué son los productos Km. 0 y dónde encontrarlos.

La fruta es esencial en nuestra dieta y debemos consumirla diariamente, sin embargo, no siempre se cumple esta premisa. Si eres una de estas personas, te daremos varias ideas de platos en los que puedes añadir frutos rojos como un ingrediente más. Su color, su frescura y la rapidez para comerlos (porque no es necesario quitarles la piel), son algunos de los motivos por los que resulta más fácil incluirlos en nuestra dieta.

Existen varios tipos de frutos rojos, algunos de los más conocidos son las fresas, las frambuesas, los arándanos o las moras. Sin embargo, a continuación te hablaremos sobre algunos otros que puede que no tengas como referencia.

Tipos de frutos rojos y cuándo consumirlos

Los frutos rojos son, principalmente, bayas. La fresa, la mora o la grosella, por ejemplo, tienen multitud de variedades.

A continuación iremos viendo cada fruto y cual es la temporada para su consumo:

  • Fresas y fresones

fresas

Son frutas que aportan pocas calorías. Ejercen una función antioxidante en el organismo, mejoran el tránsito intestinal e incluso ayudan a mantener una adecuada salud bucodental, entre otros beneficios.

En España se cultivan en Andalucía, mayoritariamente en Huelva. La temporada de recolección y consumo tienen lugar entre febrero y mayo.

Se suelen consumir crudas pero también como acompañamiento en ensaladas; en el yogur, en batido, en helado, en mermelada casera o en postres, como el brazo de gitano de fresas y queso.

  • Arándanos

baya arandanos

Son pequeñas bayas de color azul oscuro o rojo, con sabor dulzón y un toque ácido. Destacan por su alto contenido en antioxidantes con los que se combate el envejecimiento prematuro, pero también inflamaciones. Además, son buenos para el corazón, la vista, la memoria y para combatir las infecciones urinarias.

Hueva es la principal provincia productora pero también se cultivan en Asturias o Cantabria. Los mejores meses para consumirlos son de marzo a junio, siendo abril y mayo los más productivos.

Además de comerlos crudos, puedes incluirlos en tus desayunos si te animas a preparar unas tortitas americanas de arándanos o un batido de arándanos, moras y frambuesas.

También en una ensalada de verano de arándanos y nueces, en salsas con frutos del bosque que acompañen a alguna carne roja o de caza, en mermeladas o en postres. Aquí encontrarás una selección de nuestras recetas con arándanos.

  • Endrinas

endrinas

Son el fruto del endrino, tienen una forma más redonda que el arándano y son de color azul oscuro. Se parecen más a las ciruelas pero su sabor es más ácido, aunque cuando maduran adquieren dulzor. Cuentan con muchos nutrientes, ayudan a regular el tránsito intestinal y son antioxidantes.

Los meses óptimos de maduración son septiembre y octubre. Navarra se ha convertido en la única zona de Europa en la que se encuentran endrinas silvestres.

A la endrina también se le conoce como pacharán, como el famoso licor navarro que se elabora con esta fruta. Debido a su sabor agridulce, las endrinas se utilizan como ingrediente en aguardientes y digestivos.

  • Frambuesas

frambuesas

Son los frutos del frambueso, de pequeño tamaño, forma cónica o redondeada y con una piel aterciopelada de color rojo. La pulpa es muy aromática y su sabor es agridulce. Son antioxidantes y destacan por su alto contenido en fibra, entre otras propiedades.

En España son zonas productoras Huelva, Asturias, Cáceres y la comarca del Maresme en Barcelona. Su temporada es el verano y su consumo depende de la zona de origen. La temporada de frambuesas en Huelva es de julio a octubre, mientras que las de Asturias se dan en julio y agosto.

Se pueden consumir crudas o cocinarlas y preparar, por ejemplo, una sopa fría de frambuesa con sardina ahumada y queso, batidos, salsas, mermeladas y compotas, helados y postres.

  • Moras

moras

Son pequeños frutos silvestres (aunque también se cultivan) cuyo color varía conforme la mora va madurando, comenzando en un tono blanco verdoso, pasa al rojo para finalmente llegar al negro o púrpura oscuro. Las moras son ricas en antioxidantes, mejoran el sistema digestivo y la salud del corazón.

Se encuentran en los bosques de muchas regiones, en zarzas situadas a lo largo de caminos y senderos, pero también las cultivan en Huelva, Asturias o Ávila. Su temporada es de agosto a octubre.

Las moras se utilizan como elemento decorativo para todo tipo de platos, además, se incluyen en yogures, licores, recetas de batidos, helados, gelatinas y postres.

  • Grosellas

grosellas

Posiblemente, las menos conocidas y consumidas de los frutos rojos. Las grosellas proceden del grosellero y son bayas comestibles. Con forma esférica y de color rojo, tienen un sabor ácido muy seductor a nuestro paladar. Son saludables porque aportan pocas calorías y son ricas en fibra, vitaminas y minerales. De hecho, superan a las naranjas en Vitamina C. Son diuréticas y combaten la gripe y otras enfermedades catarrales.

Se cultiva al norte de España, en Asturias principalmente. La mejor época para consumir grosellas frescas es en los meses de verano, su temporada de recolección.

Las grosellas no suelen comerse en solitario debido a sus tonos ácidos. Sin embargo, sí que se consumen en compota o mermeladas, así como en diferentes bebidas elaboradas a partir de esta fruta. También acompaña a frutas del bosque o se combinan con yogures. Se emplean como salsa ácida en platos de carnes rojas; en mermeladas, helados y como decoración o ingrediente de ciertos postres.

  • Cerezas

cerezas

Son una fruta roja que proceden del cerezo, el árbol en el que maduran a final de la primavera, pasando del color verde al rojo vivo, con carne firme y jugosa. El hueso es esférico y liso y contiene cianuro, por lo que es tóxico. Entre sus múltiples propiedades, aportan cantidades significativas de fibra, que mejora el tránsito intestinal pero a diferencia de otras frutas, su valor calórico es moderado.

En España hay que destacar las cerezas del Valle del Jerte en Extremadura, aunque también Valle del Ebro, Levante (Vall de Gallinera) y Andalucía son famosos por sus cultivos de cerezos. Su temporada está comprendida entre los meses de abril y agosto.

Se puede comer solas o utilizarlas en multitud de platos, como el gazpacho de cerezas o una tarta de cerezas. También se puede elaborar con ellas vinagretas, mermeladas, licores y un sin fin de postres.

Lo ideal es comprar todas estas frutas cuando están en un grado de madurez iniciado. Debemos guardarlas en el frigorífico o, al menos, tenerlas alejadas del calor y la luz, ya que son sus dos principales enemigos.

No es conveniente despojarlas de su tallo hasta que se vayan a consumir y tampoco es recomedable partirlas con mucha antelación. Antes de comerlas debemos lavarlas minuciosamente, siempre con agua fría y mejor el fruto entero.

Ahora que ya sabes un poco más sobre los frutos rojos, ¿los introducirás en tus próximas comidas? También puedes buscar más frutas de temporada para darle un toque de color y mucho sabor a tus platos.

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook