Beneficios de consumir frutas y verduras ecológicas

Beneficios de consumir frutas y verduras ecológicas

Danos tu valoracion

Siempre me ha encantado la frase HAZ DE TU CARRO DE LA COMPRA, UN CARRO DE COMBATE! y es que muchas personas no son conscientes de que pueden cambiar y mejorar muchas cosas en este mundo solo mejorando la manera en la que hacen la compra.

Hoy te vamos a hablar de los beneficios que tiene consumir frutas y verduras ecológicas tanto para tu salud, como para salvar al planeta tierra.

A través de nuestra sección Comer saludable te mostramos consejos, recetas healthys y hábitos de vida sana para aplicar a tu día a día. Pero además, encontrarás artículos sobre los beneficios que pueden aportarte unos alimentos u otros o sobre su procedencia, como es el caso de las frutas tropicales que se producen en España.

Las frutas y verduras ecológicas son todas aquellas que proceden de una agricultura también conocida como biológica u orgánica. Los tres términos están protegidos por la Unión Europea para designar aquellos productos en cuya composición no aparezcan sustancias tóxicas, químicos, transgénicos o que puedan afectar al alimento. De ahí que en España, cualquier alimento que contenga en su envoltorio el término Eco o Bio debe estar certificado por un organismo de control.

La decisión de consumir productos ecológicos o los mismos pero cultivados de forma tradicional es personal. Sin embargo, no está de más conocer las diferencias que existen entre ellos teniendo en cuenta el impacto ambiental, comercial, sociocultural o económico de la producción.

Para poder entenderlo mejor, primero veremos qué son las frutas y verduras ecológicas y en qué se diferencian de las tradicionales, junto a los beneficios que las primeras aportan.

Qué son las frutas y verduras ecológicas

Cesta de fruta

Las frutas y verduras constituyen la base de la dieta Mediterránea. Suelen tener un valor calórico bajo porque su componente principal es el agua, y además son alimentos ricos en fibra, minerales y vitaminas necesarias para llevar una vida sana y prevenir la aparición de enfermedades.

Todas estas propiedades nutricionales se encuentran tanto en las frutas y verduras ecológicas como en las de cultivos tradicionales. Entonces, ¿por qué unas se denominan ecológicas y otras no?

Las frutas y verduras ecológicas prodecen de un tipo de agricultura que se diferencia de la tradicional en los métodos de explotación, ya que son más respetuosos con el medio ambiente.

Se trata de una agricultura menos extensiva, en la que no se utilizan elementos químicos si no que se llevan a cabo técnicas integradas en el sistema agrario que contribuyen a preservar las especies y variedades autóctonas y la diversidad biológica, tanto agrícola como silvestre.

Por todo ello, se deduce que la agricultura ecológica, y los productos obtenidos de ella, son más saludables para el consumidor y menos perjudiciales para el medio ambiente.

Beneficios del consumo ecológico

Como comentábamos al principio, el consumo de frutas y verduras ecológicas no solo tiene beneficios para la salud si no que afecta a toda la cadena de producción y al impacto que esta genera al medio ambiente. A continuación veremos con más detalle cada uno de esos beneficios y también veremos cuáles son los inconvenientes que tienen.

Son más saludables

Los alimentos procedentes de la agricultura ecológica son asimilados correctamente por el organismo, sin alterar las funciones metabólicas. Esto es debido a que no continen pesticidas y tampoco organismos modificados genéticamente.

La agricultura convencional utiliza centenares de pesticidas químicos como algo habitual para evitar plagas, el control de hierbas, gérmenes, etc. Esto provoca que aparezcan restos de estas sustancias en los alimentos. Además, el uso de pesticidas no solo es perjudicial para quien los ingiere, sino también para el trabajador agrícola, especialmente en países en los que su uso no está regulado y para el medio ambiente.

En el cultivo ecológico tampoco se permiten organismos genéticamente modificados, pues esto hace que existan grandes extensiones de un mismo cultivo. Sin embargo, lo que se pretende es conservar la variedad genética de las especies y la riqueza de los paisajes.

Frutas y verduras de temporada

Mujer recogiendo papayas

Los productos ecológicos respetan los ritmos naturales de las cosechas, esto quiere decir que tampoco contienen aditivos de síntesis ni agroquímicos que ayudan a mantener y conservar las cualidades de los alimentos durante su almacenaje, manufactura y preservación.

El cultivo de los alimentos de temporada se lleva a cabo cuando las condiciones climatológicas son las propicias. Aquí puedes saber más sobre los beneficios de consumir verdura y fruta de temporada.

Cultivo más sostenible

La utilización de los recursos naturales para el cultivo ecológico es más eficiente y favorece la biodiversidad. La contaminación del aire, del suelo y del agua es menor. Su producción limita los residuos que se vierten a la tierra y el ahorro energético es mayor, lo que previene el efecto invernadero. Además, al emplearse técnicas más respetuosas con el medio se genera un aumento de la biodiversidad natural.

Productos Kilómetro 0

El cultivo ecológico fomenta además la producción de alimentos kilómetro 0, también conocidos como productos de proximidad. Se trata de productos locales cuyo origen o recolecta está a menos de 100 km. del punto de distribución o consumo.

Esto supone una considerable reducción de la contaminación durante el transporte y su distribución.

Frutas y verduras mucho más sabrosas

Se cultivan al sol, sin invernaderos y son recolectadas en el punto de madurez óptimo. No se recolectan antes de tiempo para meterlas en un camión frigorífico y que puedan llegar antes de que se estropeen a miles de kilómetros de distancia.

Además, al ser fertilizadas orgánicamente, las frutas y verduras ecológicas conservan su auténtico aroma, color y sabor.

Como mencionamos en el punto anterior, son considerados productos locales o de huerta. Se cultivan en pequeñas explotaciones locales, y esto permite que maduren en la planta hasta el final y pueden llegar a nuestras casas en solo unas horas.

Desarrollo de las zonas rurales

Pepinos, frutas y verduras ecológicas

También es importante tener en cuenta que el cultivo ecológico es más artesanal, lo que requiere un mayor volumen de trabajo. Esto produce importantes beneficios en el ámbito local y rural, gracias a que se requiere mayor mano de obra y genera más empleo que en el cultivo convencional.

Máximos niveles de calidad

El sistema de producción de alimentos ecológicos es de máxima fiabilidad. Tienes controlada la trazabilidad desde el campo hasta la mesa, a través del Reglamento Europeo 2092/91. Todos los agentes que intervienen en la cadena agroalimentaria están sujetos al control de las materias primas utilizadas, el proceso de elaboración, el envasado, el etiquetado, etc.

Otros alimentos Ecológicos:

Aunque en esta ocasión hemos hablado sobre todo de las frutas y verduras ecológicas, cada vez es más fácil encontrar todo tipo de productos ecológicos: cereales, harina, pasta, arroz, chocolate, carne, pescado… en el sistema de producción y las técnicas utilizadas en todas ellas, se ha respetado el medio ambiente. No utilizan sustancias químicas, pesticidas o fertilizantes por lo que son considerados alimentos saludables y con las propiedades nutritivas naturales de cada uno de los ellos.

¿Has probado alguna vez alguno de estos alimentos ecológicos? Si no lo has hecho, te animamos a que hagas la prueba. Compra un producto que proceda de cultivo ecológico, y el mismo pero de cultivo tradicional para que veas las diferencias. Escríbenos a través de los comentarios para contarnos cuál te gusta más.

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube