Cómo recuperar un bizcocho estropeado fácilmente

Cómo recuperar un bizcocho estropeado fácilmente

¿Nos votas?

¡Hola Cocinacas! Seguro que alguna vez te ha salido un bizcocho estropeado y has tenido que tirarlo porque pensabas que no se podía comer. Hoy queremos enseñarte cómo, en la mayoría de los casos, se pueden recuperar. Por ello, hoy queremos enseñarte: Cómo recuperar un bizcocho estropeado.

Dentro de nuestra sección de técnicas de cocina, ya te hablamos hace tiempo sobre los errores más frecuentes al hacer bizcochos. Te resultará muy útil revisarlo si quieres saber el motivo por el que el bizcocho no te quedó perfecto. Esto te ayudará a mejorar y a no cometer el mismo error la próxima vez que te animes a preparar uno nuevo.

Sin embargo, si ahora mismo tienes un bizcocho estropeado y no sabes qué hacer con el, lo primero que debemos decirte es que no lo tires a la basura. No importa si se te ha quemado, si está muy duro, apelmazado, sin color o incluso si no ha subido. Te adelantamos ya, que tiene solución.

No te desesperes y dale una oportunidad. No será el bizcocho que esperabas, pero de lo que se trata es de poder mejorar e incluso aprovechar todo lo que se pueda para no tener que tirarlo.

La cocina de aprovechamiento también puede aplicarse en la repostería. Así evitaremos disminuir la cifra de 7,7 millones de toneladas de comida que, solo los españoles, tiramos a la basura al año.

A continuación, te mostraremos 5 formas diferentes de arreglar un bizcocho estropeado. Busca el problema, y te daremos una o varias soluciones.

Cómo recuperar un bizcocho quemado

Si te has olvidado de sacar el bizcocho de horno y te has dado cuenta cuando ha empezado a oler a quemado, lo primero que debes hacer al sacarlo es analizar cuáles son las partes quemadas.

Si solo está ligeramente quemado, prueba a cortar ligeramente los bordes y la base. Con un colador de metal fino, frota la superficie quemada y así eliminarás los trozos quemados sin tener que romper el bizcocho.

Asegúrate de que el interior no sabe a quemado probando un poco. Si es así, puedes cubrirlo con un glaseado como el que hicimos para esta torta de chocolate esponjosa.

Recuperar un bizcocho seco

Un bizcocho también tiene sus tiempos y si se alargan, lo que ocurre es que comenzará a secarse. Si al sacarlo del horno ya está un poco seco, en un par de días lo estará mucho más.

Vamos a darte algunas ideas para que puedas arreglarlo o, si consideras que está muy seco, aprovecharlo haciendo otro postre con el.

Se puede “emborrachar” el bizcocho con algún licor, almíbar o zumo de frutas. Envolverlo en film de plástico y dejarlo humedecer un par de días.
Abrir por la mitad el bizcocho seco y bañarlo con algún licor suave, almíbar o zumo de frutas. Después se puede rellenar con frutas o, por ejemplo, con crema pastelera.
Hacer un pudding. Te dejamos la receta del pudin de pan casero para que sustituyas el pan por el bizcocho seco.
Utilizarlo como base de una tarta. En este caso, se sustituye la galleta por el bizcocho desmigado y previamente emborrachado en licor o en un poco de leche.

Cómo recuperar un bizcocho agrietado o roto

Las grietas en un bizcocho están relacionadas con la temperatura. En ese caso, si no son muy profundas, puedes intentar cortar la capa agrietada y después echarle por encima un glaseado o una confitura.

Si al intentar desmoldarlo se rompe, entonces tendrás que valorar si merece la pena unir los trozos con crema pastelera, por ejemplo, o desmenuzarlo y aprovechar para hacer con el otros postres como puede ser un delicioso trifle de chocolate y queso con frutas al que pondrás como base bizcocho en lugar de galletas.

Si el bizcocho está hundido

Si el sacar el bizcocho del horno aparece hundido en el centro, es señal de no estar bien cocido por dentro. La solución más rápida es convertir el bizcocho en un donut, retirando la parte del medio y dejando un hueco en su lugar. Dentro puedes echar nata montada o crema pastelera y un montón de frutas para hacerlo más apetitoso.

La parte del bizcocho que se quita porque está poco hecha, puedes meterla de nuevo al horno para hacer con ella puding. E, incluso, añadirlas a una clara de huevo batida y coco, para luego echarlo encima de una tarta y hornear. ¡Te sorprenderá!

Si el bizcocho sale abombado

De nuevo, lo que te proponemos es que cortes la parte abombada del bizcocho estropeado para que quede igual. Puedes adornarlo con un glaseado, una capa de mermelada y frutas al gusto o cualquier otra cobertura que te guste.

Ahora que ya conoces todas estas soluciones para no tirar nunca un bizcocho estropeado, es el momento de ponerlas en práctica.
También puedes contarnos a través de los comentarios cómo sueles arreglar tú los bizcochos que no te quedan perfectos.

Nosotros nos despedimos ya hasta la próxima, no antes sin recomendarte que eches un vistazo a esta receta de bizcocho de zanahoria sin azúcar blanco. Te va a encantar porque además es muy saludable y la receta tan sencilla que esperamos que no tengas que poner en práctica ninguno de los trucos que acabamos de darte.

¡Hasta pronto Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube