Helado de chocolate

Helado de chocolate

¿Nos votas?

Si os gustó nuestra receta de helado de vainilla, no os perdáis la propuesta de hoy; un helado de chocolate de sabor intenso, un postre cuya elaboración hemos llevado a cabo a partir de unos pocos ingredientes, y, lo mejor de todo; sin usar heladera. Os puedo asegurar que el resultado que se obtiene con esta receta supera con creces a cualquier helado que podáis comprar.

Si nunca habéis hecho helado, os recomiendo la lectura de nuestra receta: Cómo hacer helados casero, en la que os contamos algunos aspectos que debéis tener en cuenta a la hora de preparar en casa este tipo de elaboraciones.

Uno de los puntos clave para conseguir un helado cremoso, sin usar heladera, es desempeñar a mano la función que esta máquina suele llevar a cabo, y que no es otra que mezclar la crema para ir rompiendo los cristales de hielo que se forman durante la congelación, a la vez que se aporta aire a la mezcla. Por tanto, planificaremos la elaboración de helado para un día en el que vayamos a estar en casa durante toda la jornada, un sábado o domingo por ejemplo, ya que una vez que metamos al congelador el recipiente con la crema, debemos removerla a mano cada cierto tiempo. Con esta técnica podemos preparar todo tipo de helados; de frutas, café, nata, etc, e incluso podemos prepararlos sin huevo o leche, solo con ingredientes de origen vegetal, lo que puede resultar muy interesante para personas con intolerancias a estos productos.

El azúcar juega un papel importante en este tipo de elaboraciones, ya que, además de aportar sabor, impide la formación de cristales de hielo. También la grasa y el alcohol tienen el mismo efecto, por lo que, si os gusta el alcohol, podéis añadir algún licor a esta receta para conseguir una textura más suave. Aunque, ya de por sí, este helado es bastante cremoso.

¿Os apetece preparar un rico helado de chocolate sin heladera?

¡Vamos allá!

Vídeo de la Receta

Ingredientes del Helado de Chocolate Para 4 personas:

  • Chocolate – 100 gramos
  • Cacao puro – 15 gramos
  • Nata para montar – 250 gramos
  • Yemas de huevo – 2 unidades
  • Leche – 250 gramos
  • Azúcar – 90 gramos

Cómo hacer el Helado de Chocolate

  1. Para comenzar, ponemos en un cazo a calentar la nata, la leche y el cacao puro. A medida que calentamos, vamos removiendo con un batidor para que el cacao se disuelva. Antes de que la leche rompa a hervir, apartamos del fuego.
  2. Inmediatamente, troceamos el chocolate y lo añadimos al cazo. Removemos con el batidor para que se disuelva.
  3. A continuación, cogemos dos recipientes. Cascamos los huevos y separamos las claras de las yemas. Guardamos las claras para otra receta. Las yemas las echamos en un cuenco de tamaño mediano.
  4. Echamos el azúcar en el cuenco donde hemos puesto las yemas. Con el batidor de mano, batimos hasta obtener una pasta cremosa.
  5. Cuando la mezcla que tenemos en el cazo se haya enfriado un poco, echamos el batido de yemas y azúcar. Si disponemos de un termómetro de cocina podemos medir la temperatura para asegurarnos de que es inferior a los 80ºC, ya que, si no fuese así, corremos el riesgo de que la yema cuaje.
  6. Pasamos la mezcla a un cuenco de metal y dejamos que se enfríe por completo.
  7. Una vez que esté fría, tapamos el cuenco con un plástico y lo metemos en el congelador.
  8. A partir de este momento procederemos del siguiente modo: cada 45 minutos sacamos el cuenco del congelador y, con un batidor, mezclamos bien para romper los cristales de agua que se están formando, de este modo conseguiremos un helado de textura cremosa. Repetimos el batido cada 45 minutos hasta que, pasadas unas 3 ó 4 horas aproximadamente, el helado estará bastante cuajado. En ese momento, lo dejamos en el congelador hasta el día siguiente para que termine de solidificar.
  9. Al día siguiente, ya podemos servirlo, para ello, lo sacamos del congelador 5 minutos antes para que se ablande y nos resulte más fácil extraerlo del cuenco.

Anotaciones y Consejos

Si lo deseamos, podemos incorporar pepitas de chocolate a la mezcla justo antes de llevarla al congelador.

Esta receta está hecha sin heladera, obviamente, si tenéis una, usadla, porque os ahorraréis tener que estar pendientes de remover la mezcla cada 45 minutos. En cualquier caso, como ha quedado demostrado, este helado se puede hacer sin el uso de este tipo de máquinas.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook