Kombucha: una bebida de té milenaria y probiótico natural

Kombucha: una bebida de té milenaria y probiótico natural

Danos tu valoracion

¡Hola Cocinacas! Hoy queremos hablarte sobre una bebida que se ha puesto de moda ahora a pesar de ser milenaria. Nos referimos a la kombucha, una infusión que se prepara con té y a la que se le atribuyen múltiples propiedades, entre ellas probióticas, pero también algunas contraindicaciones.

En nuestra sección sobre nutrición nos gusta publicar artículos relacionados con los alimentos y bebidas que pueden ayudarte a mejorar tu salud. Es importante que conozcas las propiedades que tiene cada uno, para luego poder decidir si incluirlo en tu dieta o no, ya que la alimentación es algo muy personal.

Hasta hace poco la kombucha no era muy común en España, mientras que en otros países como Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica y el Reino Unido sí que está muy extendido su consumo.

Es 100% natural, por lo que se considera una excelente alternativa a los refrescos. Ha comenzado a ser cada vez más conocida a través de las tendencias gastronómicas y algunos tipos de dietas que se consideran saludables, como la dieta paleo o la vegana.

A continuación te explicaremos qué es la kombucha y cuál es su origen, los beneficios que aporta y también sus contraindicaciones, ya que es un fermentado.

El té kombucha: qué es y qué beneficios tiene para la salud

La kombucha es una bebida que se elabora con la mezcla de un té (normalmente té verde o negro), agua, azúcar de caña y SCOBY (las siglas en inglés de Colonia Simbiótica de Bacterias y Levaduras), también conocido como hongo kombucha, aunque no es un hongo. Este tiene forma de torta gelatinosa, y es el encargado del proceso de fermentación en el que las bacterias y levaduras convierten el azúcar en glucosa y fructosa, y posteriormente en alcohol etílico, gas carbónico y ácido acético.

La fermentación dura entre 7 – 14 días y entonces surge la kombucha, una bebida fermentada, ligeramente carbonatada y probiótica. Durante el proceso de elaboración se forma una pequeña cantidad de alcohol. Sin embargo, las propias bacterias eliminan gran parte del alcohol producido y la graduación final, aunque varía según tipo de té y su grado de fermentación, suele ser de menos de un 0,5% de alcohol. Por tanto, aunque sí que contiene pequeñas cantidades de alcohol, no es considerada una bebida alcohólica.

Proceso de fermentación de la kombucha
Proceso de fermentación de la kombucha

Posee un sabor característico, entre dulce y amargo, similar al cava o a la sidra de manzana con un toque avinagrado. Es baja en azúcar y tiene pocas calorías, además de que es muy refrescante, ecológica, vegana y sin gluten.

Su origen no está claro del todo, aunque las primeras referencias datan del año 220 a.C en Manchuria (China), durante la dinastía Tsin. Por entonces era considerada como el elixir de la vida y de la inmortalidad, lo que hizo que se extendiera a otros países como Japón, Rusia o Europa.

Las propiedades y beneficios que se le atribuyen a la kombucha

Las propiedades del té de Kombucha generalmente son las mismas para todas sus variedades o diferentes sabores, ya que se le puede añadir diferentes frutas para darle más sabor. Sin embargo, cada tipo de té tiene su carácter particular, su sabor y su color. Además, la fermentación también sirve de potenciador por lo que por ejemplo el Rooibos contiene una mayor cantidad de hierro y Vitamina C, el té rojo tendrá un mayor poder diurético, o la Yerba Mate por su cafeína anima más.

  • Uno de los efectos más notables que la kombucha tiene sobre el cuerpo humano es que ayuda a desintoxicarlo.

Esto es gracias al ácido glucurónico, que se adhiere a las sustancias tóxicas y las elimina por la orina.

  • También se le atribuyen propiedades probióticas.

Posee microorganismos que mejoran la microbiota intestinal y la protegen de otros agentes externos. Los organismos vivos que alberga la kombucha son capaces de actuar por ejemplo contra la gastritis eliminando la bacteria H. Pylori, responsable de este tipo de afecciones. También puede ser un complemento adecuado para tratamientos de pérdida de peso, quema de grasas,  regulación de los niveles de colesterol y reducción de la presión arterial.

  • Promueve las funciones del hígado, ya que actúa como un diurético desintoxicador hepático y de sangre.
  • Ayuda a luchar contra el envejecimiento ya que contiene antioxidantes.
  • Entre sus componentes están las vitaminas B1, B2, B3, B6, B12, C, D, E, K, ácido fólico, enzimas digestivas, glucosaminas, aminoácidos y polifenoles. También contiene minerales como hierro, zinc y manganeso.
  • Alivio de los síntomas de la artritis y los de la gota.
  • Aliada contra las hemorroides.
  • Reduce la formación de calcificaciones renales.
  • Ayuda en casos de asma y bronquitis.
  • Minimiza los dolores de cabeza.
  • Alivia los trastornos menstruales y los sofocos propios de la menopausia.
  • Mejora la salud de las uñas, pelo y piel.

Sus propiedades son similares a las que podemos encontrar en otra bebida de reciente popularidad, el kéfir.

Vaso de kombucha
Vaso de kombucha

Contraindicaciones de la kombucha

A pesar de todos los beneficios que se le atribuye a la kombucha y de hacer sido considerada como la bebida de la inmortalidad, no es un elixir milagro.

No hay un límite establecido sobre el consumo de esta bebida, pero se recomienda no ingerir más de dos vasos al día. Durante la fermentación la kombucha aumenta su acidez (cuanto más tiempo se deje reposar más se incrementa) por lo que un consumo excesivo podría generar un exceso de ácidos en el intestino, provocando malestar, diarrea o flatulencias.

Además, no se les aconseja tomar esta bebida a las personas con el sistema inmune deprimido o con problemas renales o hepáticos. Tampoco a los niños pequeños y a las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, ya que pueden no metabolizarla bien, y no se ha demostrado que sea inocua para los bebés.

Ahora que ya sabes qué es la kombucha, cuáles son sus propiedades y sus contraindicaciones, ¿te animarás a probarla? Se puede comprar ya embotellada o incluso hacerla en casa. En ese caso tendrás que extremar las precauciones pues existe el riesgo de contaminación, bien por contacto con bacterias no propias o por la formación de mohos en un ambiente no adecuado.

Cuéntanos a través de los comentarios tu experiencia con la kombucha y también si te gustaría que publiquemos la receta.

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube