La granada: viagra natural

La granada: viagra natural

¿Nos votas?

La granada: viagra natural

La granada es la fruta del granado, árbol originario de zonas subtropicales y tropicales cuyo cultivo se ha extendido a numerosas regiones del planeta. Esta expansión se debe a las numerosas propiedades nutricionales y medicinales de las que goza esta curiosa fruta, entre las que cabe destacar tanto su gran poder antioxidante como estimulante del apetito sexual. En Cocina Casera, hemos usado los granos de esta fruta en la elaboración de diversas recetas, como en el caso de nuestra ensalada de escarola con tomates cherry, naranjas y granada, o nuestra ensalada de quinoa y fruta.

Propiedades nutricionales

La granada es una fruta carnosa que presenta una elevada concentración de agua y un valor energético bajo. Es una fruta rica en minerales como fósforo, potasio, calcio, manganeso, magnesio y hierro. En cuanto a las vitaminas, cabe destacar la presencia de vitamina B1, B2 y C.

A la granada se la incluye dentro de los considerados como super-alimentos, ya que actúa como un potente antioxidante aportando a nuestro cuerpo grandes beneficios. Su consumo frena el envejecimiento celular, favorece la circulación sanguínea, mejora el estado de la piel y ayuda a reducir la presión arterial, previniendo así la aparición de enfermedades cardiacas, ayudando a nuestro corazón a mantenerse en forma.

Debido a la presencia de manganeso, se la considera una fruta muy útil en el tratamiento de diversos trastornos metabólicos, ya que este mineral es parte esencial de diversos enzimas que están implicados en el metabolismo de hidratos de carbono y grasas.

La presencia de potasio la hace ser una fruta con propiedades diuréticas, ayudando su consumo a la eliminación de sales y agua a través del sistema renal. El potasio ayuda a mantener un correcto equilibrio hidrosalino en nuestro cuerpo.

La granada, estimulante de la líbido

Un reciente estudio, llevado a cabo por la Universidad Queen Margaret de Edimburgo, ha revelado que el consumo de zumo de granada tiene un efecto estimulante del apetito sexual parecido al que se produce con la viagra. Para llegar a estas conclusiones, se sometió a estudio a un grupo de personas de entre 21 y 64 años.

Se comprobó que el consumo de un vaso de zumo durante 2 semanas provoca un aumento del 30% de los niveles de testosterona. El aumento del deseo sexual se produce tanto en hombres como en mujeres. En el caso de ellos, se produjo un aumento del vello facial y un ligero cambio del tono de voz, que se hizo más grave.

En el caso de ellas, el consumo de zumo de granada mejoró el fortalecimiento de los músculos y huesos. Según los autores, el incremento de los niveles de testosterona ayuda también a mejorar la memoria y el estado de ánimo, a la vez que produce una reducción en la hormona que causa el estrés (cortisol). El zumo de granada se muestra también eficaz en la lucha contra dolencias como trastornos estomacales, osteoartritis, diversos tipos de cáncer y conjuntivitis.

Uso en la cocina

La granada se puede consumir en fresco, como complemento en ensaladas, yogures o postres, aportando un toque de frescor y una nota de color muy llamativa. También se puede usar para elaborar mermeladas, confituras, helados o jaleas. Otra forma de prepararla es desecando las semillas para usarla como especia.

Comprar granadas

En los mercados se pueden empezar a ver granadas a mediados de septiembre, sin embargo, su época óptima de maduración se sitúa cuando ya ha entrado el otoño, manteniéndose el fruto en buen estado hasta finales de enero. A la hora de seleccionar los frutos, nos decantaremos por piezas de gran peso y buen tamaño, con un color vivo y tonalidades marrones. Se deben descartar ejemplares con la piel arrugada o con un color apagado o la piel blanca.

Conservación de la granada

Los frutos del granada se pueden conservar durante varios días a temperatura ambiente. En el caso de que no vayan a ser consumidos de inmediato, lo ideal es meterlos en la nevera, donde se mantendrán en buenas condiciones durante 3 semanas. Otra opción puede ser congelar los granos sueltos, para tenerlos disponibles en cualquier momento. créditos-flickr:lauraulloa Fuente:hogarutil.com

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook