Salsa de azafrán

Salsa de azafrán

¿Nos votas?

Salsa de azafrán

Esta es una salsa que tiene como ingrediente estrella a uno de los condimentos más codiciados del planeta, se trata del azafrán. Por su atractivo color, y por el inconfundible sabor y aroma que transmite a los platos en los que se usa, esta especia es la protagonista en numerosas recetas manchegas y de otros lugares del territorio español. ¿Acaso alguien concibe una buena paella de arroz sin unas hebras de azafrán?

Esta salsa es muy versátil, pudiendo ser usada para acompañar pescados, carnes y verduras. No es necesario de grandes elaboraciones, ya que la salsa es por sí misma un manjar que vale la pena probar.

En Cocina casera os enseñamos como preparar esta y otras ricas salsas, visita nuestra sección de salsas, donde podréis aprender a elaborar, entre otras,  nuestra receta de la típica salsa romesco, originaria de Cataluña,  o nuestras salsa pesto y salsa rosso, típicas de Italia.

Ingredientes [para 4 raciones]:

  • Aceite de oliva – 3 cucharadas
  • Cebolleta – 2 grandes
  • Harina de trigo – 2 cucharadas
  • Azafrán molido – 0,1 gramos
  • Sal – al gusto
  • Caldo de verduras – 800 mililitros

Elaboración de la receta

  1. En una olla mediana, sofreímos en aceite de oliva las cebolletas finamente picadas.
  2. Cuando las cebolletas se ablanden, echamos el azafrán molido, removemos y seguimos pochando durante 2 ó 3 minutos.
  3. Añadimos la harina. Cuando ésta se haya integrado completamente con las cebolletas, vertemos poco a poco el caldo de verduras a medida que vamos removiendo.
  4. Una vez que hemos añadido todo el caldo, seguimos cocinando hasta que la salsa comience a espesar. En ese momento, hacemos uso de la batidora eléctrica de mano para triturar la mezcla y obtener un caldo fino en el que no se aprecien trozos de cebolleta.
  5. Tras triturar la salsa, proseguimos la cocción hasta conseguir la consistencia que deseemos.

Anotaciones y consejos

Como decíamos en la introducción de esta receta, el ingrediente protagonista es el azafrán. Por ello, el reparto de actores secundarios de esta salsa puede variar, por ejemplo, podemos usar vino blanco y nata, en lugar de caldo de verduras, o cambiar las cebolletas por otro tipo de cebolla (cebolla morada, chalotas…).

Si queréis usar azafrán en hebra, hay que tener en cuenta que es necesario tostarlo ligeramente antes de añadirlo a la receta.

Cuando usemos azafrán, es conveniente evitar el uso de cucharas de madera, ya que este material tiene  tendencia a absorber el azafrán.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook