El peligro de los dulces navideños bajos en calorías

El peligro de los dulces navideños bajos en calorías

Danos tu valoracion

Desde hace algunas semanas, la Navidad se deja notar en las estanterías de muchos establecimientos. Luces y adornos para el árbol de Navidad, flores de Pascua, estanterías repletas de juegues y alimentos típicos de estas fechas, han ocupado un lugar protagonista en la escena comercial navideña. Desde hace algunos años, junto a las típicas versiones hiper-calóricas de productos como los turrones, mazapanes, mantecados y polvorones, podemos encontrar otra versiones que aseguran ser bajas en calorías. En un artículo anterior, os hablábamos de cómo prevenir los excesos navideños, y, aunque a priori la opción de incluir en la cesta de la compra esos productos light puede ser una opción interesante para evitar excesos, la realidad es bien distinta. Hoy, en Cocina Casera, os hablamos del peligro de los dulces navideños bajos en calorías.

Tradicionalmente los dulces típicos de la Navidad se han venido elaborando con ingredientes con un alto nivel calórico, es el caso, entre otros, del azúcar, la manteca, la nata, la mantequilla, el chocolate… Es por ello, que las características nutricionales de los dulces navideños los convierten en productos cuyo consumo debemos limitar si no queremos ver como nuestro colesterol se dispara, o nuestro cuerpo acaba la época navideña con unos kilos de más.

Presentados en sociedad como una alternativa más saludable, desde hace tiempo podemos encontrar versiones más ligeras de los dulces navideños, son productos que lucen en su etiqueta las palabras: “sin azúcar”, “light”, “sin azúcares añadidos” o “sin grasas”. Sin embargo, y a pesar de sus supuestas bajas calorías, el consumo de estos productos puede conllevar ciertos problemas para nuestro organismo. Pasamos a analizar esos titulares que tan flamantemente lucen los envoltorios de estos productos.

Sin azúcares

Los productos bajos en azúcares fueron ideados con la intención de llegar al cada vez más amplio sector de la sociedad que sufre de diabetes u otras dolencias en las que se debe limitar, e incluso eliminar, el consumo de azúcar. Sin embargo, estos productos están elaborados prácticamente con los mismos ingredientes que los dulces tradicionales, a excepción del azúcar, que es sustituida por edulcorantes. Por tanto, el contenido de grasas sigue siendo elevado, por lo que hay que limitar su consumo. Además, según estudios recientes, los edulcorantes podrían causar diabetes y obesidad. Por lo que el consumo de estos productos, creados para las personas con diabetes, podrían provocar un aumento de los casos de esta dolencia.

Sin azúcares añadidos

Este distintivo puede inducir a pensar que los productos sin azúcares añadidos no llevan nada de azúcar, y esto no es correcto. Este tipo de productos no llevan azúcar añadido como ingrediente en su elaboración, pero sí suelen tener un alto grado de azúcares naturales, que provienen, en muchos casos, de ingredientes como la fruta o la miel. Por tanto, su consumo debe ser evitado por personas que sufren de diabetes. Por otro lado, son igualmente productos con gran cantidad de grasas, por lo que su consumo debe ser moderado.

Bajos en grasas

Por último, vamos a centrar nuestra atención en aquellos dulces que dicen ser “bajos en grasas”. A pesar de que en la elaboración de estos productos se usa una menor cantidad de grasas que en otros, su contenido en azúcares e hidratos de carbono es el mismo, por lo que su consumo excesivo puede contribuir, con la misma facilidad, a hacer que engordemos. Por lo tanto, y como en el caso de los anteriores, es necesario que reduzcamos todo lo posible el consumo de este tipo de productos.Debemos mantener una postura crítica hacia todo aquello que nos venden como “light”, puesto que, en la mayoría de ocasiones, la palabra está siendo utilizada como una estrategia para conseguir confundir al consumidor haciéndole creer que “light” es sinónimo de “saludable”, cuando, como hemos dejado claro a lo largo de este artículo, no siempre es así.Por último, y con el fin de que disfrutéis de una Navidad que no acabe pasando factura a vuestro cuerpo, os invitamos a que leáis nuestro artículo; claves para endulzar la vida de manera saludable, en el que os contamos cómo elaborar dulces más respetuosos con nuestro organismo.Imagen:flic.kr/p/uzgVf Fuente:vitonica

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook