Canapé de pollo

Canapé de pollo

¿Nos votas?

Canapé de pollo

Hoy os traemos una receta en la que mostramos como preparar una pechuga de pollo para conseguir una carne tierna y jugosa. Para acompañar a la carne, hemos preparado una rica salsa con diversas frutas y especias. Todo ello presentado sobre una rebanada de pan tostado. El resultado es un plato muy rico, del que podrás disfrutar como aperitivo o como plato único.

En Cocina Casera tenemos una sección dedicada íntegramente al pan casero, por lo que, si te atreves, te invitamos a que la visites y hagas tuya alguna de las recetas que en ella aparecen, obtendrás así un estupendo pan para usar en esta receta o lograr un plato de gran calidad.

También en nuestra página puedes encofrar numerosas recetas con pollo, como nuestro pollo asado al vino blanco con patatas fritas, o nuestras alitas de pollo al horno sin aceite.

Vídeo de la receta

Ingredientes [para 2 personas]:

  • Pechuga de pollo – 150 gramos
  • Aceite de girasol – 100 gramos
  • Cardamomo – 2 gramos
  • Piña – 40 gramos
  • Manzana – 40 gramos
  • Nata líquida – 150 gramos
  • Cebolla – 40 gramos
  • Curry – 4 gramos
  • Mantequilla – 20 gramos
  • Sal – al gusto
  • Pimienta – una pizca
  • Pan – 1 rebanada
  • Cebollino picado – opcional

Elaboración de la receta

  1. Lo primero que vamos a hacer es confitar la pechuga de pollo. Para ello ponemos aceite de girasol a calentar en un cazo a fuego suave. Necesitamos un termómetro de cocina con sonda, ya que esta será la mejor manera de controlar la temperatura tanto del aceite como del interior de la carne. El aceite debe alcanzar una temperatura de 65ºC. Si metemos la pechuga de pollo entera, debemos introducir la sonda hasta el centro de ésta y cocinar la carne hasta que el termómetro marque 63ºC en el interior de la pechuga. Si cocinamos la pechuga fileteada, la mantendremos en el fuego hasta que se ponga de color blanquecino por todos lados. Cuando el pollo esté listo, ponemos el cazo dentro de un recipiente con agua fría para detener la cocción
  2. Mientras el pollo se confita, preparamos la salsa. En una cacerola pequeña, ponemos a calentar la mantequilla. Cuando se funda, salteamos la cebolla finamente picada hasta que se ablande.
    Pelamos la manzana y la cortamos en tacos medianos. Cuando la cebolla esté tierna, añadimos la manzana a la cacerola y continuamos salteando. Cortamos la piña en tacos y los añadimos a la cacerola.
  3. Cuando todos la manzana y la piña se ablanden, añadimos la nata, el curry, la sal y la pimienta. Cocinamos unos minutos y apartamos del fuego. Pasamos la preparación al vaso de la batidora eléctrica y batimos brevemente hasta obtener un puré tosco, en el que se aprecien trozos de algunos ingredientes.
  4. Tostamos la rebanada de pan y ponemos encima la pechuga de pollo en trozos. Repartimos la salsa de curry por encima y, si no deseamos, terminamos nuestro plato esparciendo un poco de cebollino picada por encima.

Anotaciones y consejos

Si la técnica de confitado descrita en la elaboración de la receta os parece muy dificultosa, podéis preparar vuestro pollo simplemente cociéndolo al vapor, o en un poco de agua, o, incluso, friéndolo en una sartén.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook