Cómo sustituir los lácteos en tus recetas

Cómo sustituir los lácteos en tus recetas

Danos tu valoracion

La intolerancia a la lactosa, el veganismo o la falta de algún ingrediente lácteo a la hora de hacer una receta, ya no son un impedimento para dejar de hacer todo tipo de elaboraciones. En la actualidad, tenemos cada vez un mayor números de alternativas a los productos lácteos, tanto en la elaboración de platos dulces como salados.

Si hace unos días os compartíamos un interesante artículo en el os contábamos cómo sustituir el huevo en las recetas, en esta ocasión os vamos a hablar de cómo sustituir los lácteos.

Leche

Cada día podemos encontrar más alternativas a la leche animal. En los estantes de muchos supermercados no suele faltar la leche de soja, avena, almendra, arroz, etc. Según el uso que le vayamos a dar, unas están más indicadas que otras:

  • Salsas o cremas. Para elaborar, por ejemplo, una salsa bechamel una de las mejores opciones es la leche de soja. Debemos elegirla, a ser posible, sin azucarar o aromatizar. Para elaborar esta salsa se siguen los mismos pasos que en el caso de la bechamel con leche.
  • Postres. Para hacer natillas, crema catalana u otros postres en los que la leche juega un papel destacado, podemos usar cualquier leche vegetal, evitando en la medida de lo posible aquellas con sabores intensos para que no alteren el sabor tradicional del postre.
  • Batidos. Podemos usar cualquier leche vegetal, incluso las que están aromatizadas o llevan azúcar. En el caso de las aromatizadas debemos valorar si su sabor combina bien con las frutas que vamos a emplear.

Queso

En países como España se pueden encontrar cada vez más opciones para sustituir el queso elaborado con leche animal. De hecho, hay diversas empresas que desde hace años comercializan una amplia gama de quesos (de untar, duros, semiblandos, versiones de mozzarella, edam, parmesano, etc) elaborados con ingredientes vegetales que pueden ser usados en todo tipo de recetas. Este tipo de productos se puede conseguir a través de internet y en herbolarios y tiendas de nutrición especializadas. En cualquier caso, a continuación os presentamos algunas ideas para sustituir el queso en el caso de que no podamos, o no queramos, comprar estos quesos vegetales de los que os hablamos:

  • Queso fresco. Lo podemos sustituir por tofu duro o firme.
  • Queso de untar. Para conseguir una textura parecida mezclamos tofu blando con sal y zumo de limón. Podemos aromatizar la mezcla añadiendo hierbas al gusto (albahaca, orégano, tomillo, etc)
  • Pizzas. Podemos poner como cobertura unas lonchas de tofu firme o de tofu rallado. Esto también sirve para platos como lasañas o canelones.
  • Levadura de cerveza. Se suele usar en la cocina vegetariana porque su aroma y sabor recuerda a ciertas variedades de queso. La añadiremos espolvoreada por encima, ya sea sola o mezclada con frutos secos triturados. También podemos mezclarla con la bechamel, obteniendo una textura y sabor parecido al del queso.

Nata o crema de leche

En diversas tiendas de alimentación especializadas se pueden encontrar natas vegetales elaboradas a partir de soja, arroz, avena, etc. Las hay tanto para cocinar como para montar. Si no puedes encontrarlas te ofrecemos algunas alternativas:

  • Nata vegetal casera. Puedes conseguir una nata vegetal si cueces durante una hora medio litro de leche de soja junto con una cucharada de margarina y una pizca de sal.
  • Leche de soja o leche de coco. Puedes sustituir la nata por una de ambas.
  • Yogur. El yogur funciona muy bien como sustituto de la nata en multitud de recetas; aderezos, salsas, bizcochos, etc.
  • Queso de untar. Ideal como sustituto en salsas o cremas.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook