La gastronomía sevillana nos brinda un color especial

La gastronomía sevillana nos brinda un color especial

Danos tu valoracion

¡Hola Cocinacas! En nuestra sección de Comer y Viajar te enseñamos el mejor turismo y la gastronomía de la ciudad que visitamos para que sepas qué ver y qué comer, ya que la gastronomía es una de las partes más interesantes de viajar.

Hoy queremos que nos acompañes a una de las ciudades españolas más famosas en el mundo entero. Sevilla es la capital de la región de Andalucía (al sur del país), popularmente conocida por su patrimonio histórico y cultural. También adquirió el título de Capital Mundial de la Tapa, ya que la gastronomía sevillana se ha convertido en la tercera de las riquezas de la ciudad.

Paseando por sus calles te enseñaremos que estas están llenas de arte, en todos los sentidos, y que Los del Río no mentían al cantar que “Sevilla tiene un color especial”. Veremos cuáles son los lugares imprescindibles que visitar en la ciudad, los platos típicos que tendrás que probar y las mejores zonas para ir de tapas.

Actualmente Sevilla puede presumir de su privilegiado clima, del acogedor carácter de su gente y de sus reconocidas fiestas populares, como la Semana Santa o la Feria de Abril, en las que nunca falta su propia gastronomía. ¿Preparado para conocerla?

De turismo por Sevilla

A lo largo de su historia Sevilla ha sido una ciudad romana, visigoda, musulmana y cristiana, además de ser un importante punto de confluencia de rutas marítimas y terrestres. Y todo ello aún podemos encontrar recuerdos presentes, si dedicamos un par de días a visitar la ciudad.

El Barrio de Santa Cruz

Es la zona más turística porque alberga el antiguo barrio judío y el actual Casco Antiguo. En él se encuentran los tres monumentos de la ciudad nombrados Patrimonio de la Humanidad desde 1987 por la Unesco: la Catedral de Sevilla, el Real Alcázar y el Archivo de Indias.

Catedral de Sevilla
Catedral de Sevilla y La Giralda

Es la Catedral gótica más grande del mundo. Merece la pena descubrir el gran patrimonio artístico que alberga en su interior, así como el Patio de los Naranjos. Y, también La Giralda, la torre campanario de la Catedral y uno de los monumentos árabes más conocidos del mundo.

El Archivo General de Indias se encuentra entre la Catedral y el Real Alcázar. Es uno de los centros documentales más importantes que existen, relacionado con las posesiones de España en ultramar entre los siglos XV y XIX.

Muy cerca se encuentra el Real Alcázar, un conjunto palaciego de una belleza excepcional, que fue mandado construir por Abd Al Raman III en el siglo IX. Este ha coexistido bajo las distintas influencias culturales que ha vivido la ciudad desde entonces.

Plaza de España

Es un majestuoso conjunto arquitectónico que se encuentra enclavado en el Parque de María Luisa. Se construyó como edificio principal de la Exposición Iberoamericana de 1929 y en ella se encuentran representadas 48 de las 50 provincias de España.

El río Guadalquivir

El paseo a orillas del Guadalquivir te llevará directamente a captar la imagen perfecta de la Torre del Oro desde el puente de San Telmo. Es una torre defensiva del siglo XIII, que alberga en su interior el Museo Marítimo. El mismo caudal del río te llevará también hasta la Maestranza, el Teatro y la Plaza de Toros un poco más adelante. Comparten el mismo nombre y se encuentran muy cerca del famoso Puente de Isabel II, más conocido como Puente de Triana porque te lleva directamente al Barrio.

Torre del Oro
Torre del Oro

Metropol Pasasol de la Encarnación

También conocido como Setas de Sevilla, es la estructura de madera más grande del mundo. Está formado por cinco niveles, entre los que cabe destacar el Mercado de la Encarnación, a pie de calle. Es uno de los mercados de abastos más modernos del mundo. En el sótano se encuentra el Antiquarium o Museo Arqueológico y en el último piso, el Mirador a 28,5 metros.

Los platos y tapas que no te puedes perder

Sevilla tiene una gran riqueza histórica y cultural pero también gastronómica. A los sevillanos les encanta salir a tapear y disfrutar de estos pequeños platos con especialidades caseras y tradicionales. La cultura del tapeo está muy arraigada en ellos pero dentro de su gastronomía también hay otros platos típicos. Por ejemplo, las ensaladas, frituras y guisos, platos con carne de ternera, cordero y cerdo, o algunos con pescado y marisco como protagonistas.

La gastronomía sevillana se caracteriza por su gran variedad de ingredientes y por poseer una cocina influenciada por sus raíces andalusíes. En ella persiste la unión de culturas, tradiciones y también religiones. Todo esto hace que sus platos estos llenos de colores y sabores.

Gazpacho andaluz
Gazpacho andaluz

Además de las comidas típicas de Sevilla, como el gazpacho o el pescaíto frito, también merece la pena probar los siguientes platos y tapas:

La Pringá

Es una de las tapas más típicas del tapeo en Sevilla. Surgió como comida de aprovechamiento, ya que dentro del montadito lleva los restos de carne y embutido desmenuzados, sobrantes del cocido andaluz.

Garbanzos con espinacas

Es una receta de origen sefardí y es otro de los platos típicos de tapeo durante la Semana Santa.

El serranito

Tiene su origen en Sevilla aunque se ha extendido por el resto de provincias andaluzas. Es un bocadillo caliente compuesto por unas lonchas de jamón serrano, acompañadas por un filete de pollo o cerdo a la plancha, con pimiento verde frito y rodajas de tomate.

El menudo sevillano

También conocidos como callos, son considerados un lujo dentro de la cocina andaluza. El plato está compuesto por callos o menúos y garbanzos. Se toman normalmente en invierno y se sirven en cazuela de barro.

Entre los postres y dulces más destacados de la gastronomía sevillana se encuentra la torta de aceite y el mantecado, ambos son los embajadores de la respostería. Pero también tienen dulces de toda la vida como el tocino de cielo, los cortadillos de cidra o las tejas de almendra.

Mientras que para beber, lo más habitual en Sevilla es el rebujito durante la Feria de Abril, algunos vinos de Jerez como la Manzanilla o la cerveza Cruzcampo.

Dónde degustar la gastronomía sevillana

En Sevilla hay muchos bares y estamos seguros de que en cualquiera de ellos te servirán buenas tapas. Sin embargo, queremos recomedarte algunos imprescindibles.

El Rinconcillo es la bodega más antigua de la ciudad y se distingue por sus tapas de toda la vida, como los garbanzos con espinacas o las pavías de bacalao. También tienes que ir a la Antigua Abacería de San Lorenzo, donde aún te sirven algunas tapas en papel de estraza. En La Bodeguita Casablanca (cerca del Archivo de Indias) destaca entre sus tapas su tortilla de patatas al whisky y en Las Columnas (ya en el Barrio de Santa Cruz) los mejores montaditos de pringás.

Y si buscas un restaurante de cocina de vanguardia, con innovadoras recetas andaluzas elaboradas con productos de la región, el restaurante Abantal fue galardonado con una Estrella Michelín en 2020.

Esperamos que todas estas recomendaciones que te hemos dado te ayuden a disfrutar mucho más de una ciudad tan bonita y en la que se come tan bien como es Sevilla.

Si tú también conoces algún bar o restaurante, ayúdanos a completar esta pequeña guía sobre la gastronomía sevillana dejándonos un comentario.

También puedes contarnos cuál te gustaría que fuera la próxima ciudad que visitemos. Si es la tuya, nos encantaría ir y saber qué lugares nos recomendarías ver y, sobre todo, cuáles son los platos más típicos que nos recomiendas probar.

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube