Mate argentino, qué es y cuáles son sus propiedades

Mate argentino, qué es y cuáles son sus propiedades

¿Nos votas?

¡Hola Cocinacas! Seguro que has oído hablar alguna vez del mate argentino o incluso lo has probado. Nos referimos a la bebida más típica de Argentina, de la que hoy te contaremos qué es exactamente y cuáles son sus propiedades y te explicaremos en 5 sencillos pasos cómo se prepara.

Seguimos descubriendo bebidas porque ¿qué sería de todos los alimentos saludables que os mostramos sin un buen acompañante que ayude a hidratarnos? Sobre todo nos interesan aquellas bebidas que también tienen propiedades beneficiosas para la salud, como es el caso de la kombucha o del té azul o té oolong.

El mate argentino es la infusión que se prepara utilizando las hojas de yerba mate, planta originaria de las cuencas de los ríos Paraná, Paraguay y el curso superior del río Uruguay. El sabor de estas plantas, una vez secadas, cortadas y molidas, tiene un sabor amargo, por eso hay quien prefiere endulzarlo un poco, aunque lo habitual es tomarlo amargo.

Beber yerba mate es una práctica social muy importante, similar a tomar un café en España con los amigos. De hecho, Argentina declaró el mate bebida nacional en 2013. Sin embargo, es una infusión que también se toma habitualmente en otros países del Cono Sur como Uruguay y Paraguay, además de Bolivia, Chile y Brasil. Incluso en países tan alejados de estas regiones como Siria y el Líbano, a donde fue llevado por gente que emigró a Argentina y retornó.

A continuación vamos a ver cuáles son sus propiedades para entender un poco más por qué gusta tanto esta bebida y después te explicaremos cómo preparar un buen mate, si te apetece probarlo algún día.

Mate argentino listo para tomar

Propiedades y beneficios del mate argentino

Las infusiones de yerba mate poseen un gran poder antioxidante debido a su alta concentración de polifenoles. Estos mejoran las defensas naturales del organismo y lo protegen del daño celular.

También es una fuente de vitaminas del grupo B, ya que de las 13 que necesita el cuerpo posee 8 del grupo B.Estas son esenciales para las funciones corporales como la producción de energía y de células rojas de la sangre. Y también contiene potasio, un mineral esencial  y necesario para el correcto funcionamiento del corazón; y magnesio, que ayuda al cuerpo a incorporar proteínas.

El mate, además, aporta energía natural ya que contiene xantinas (cafeína, teobromina, teofilina). Estas son compuestos bioactivos que estimulan el sistema nervioso central y promueven la actividad mental, aumentando los niveles de energía y la concentración.

Por último, un estudio científico realizado por la Universidad Juan Agustìn Maza de Mendoza, confirmó que el consumo de la yerba mate ayuda a reducir el colesterol malo (LDL) y los triglicéridos.

Cómo preparar un buen mate

Cómo preparar un rico mate argentino

Tradicionalmente, el mate se bebe caliente mediante un sorbete o pajita metálica llamada bombilla, y se coloca en un pequeño recipiente, que tiene diferentes denominaciones, según la zona. Se puede llamar mate, cuya, porongo o guampa.

Para disfrutar de un mate rico, solo es necesario realizar 5 sencillos pasos.

Primero se elige un mate de calabaza, vidrio, madera, metal u otro material. Hay que llenarlo hasta 3/4 partes con yerba mate.

A continuación se tapa la boca del mate, se vuelca y se agita unos segundos. Se coloca de nuevo en su posición normal, dejando el contenido inclinado a unos 45°, de manera que se forme una cavidad en un sector. Esto permitirá tener una mezcla  homogénea, de hojas, palo y polvo.

Ahora es el momento de verter agua tibia (a 50°C) en la cavidad formada anteriormente. Se tiene que humedecer la parte inferior del contenido del mate y se deja reposar unos segundos. Con este proceso, permitimos que la yerba mate libere todos sus componentes.

Se introduce la bombilla (la pajita metálica) en el área humedecida y se apoya contra la pared del mate, procurando que quede firme.

Por último, se ceba el mate (como se denomina a la acción de verter el agua en el mate) con pequeñas cantidades de agua caliente (a 75-80°C) en la parte donde está la bombilla, procurando no humedecer la parte superior de la yerba. Este último paso es el que hay que repetir para disfrutar de unos ricos mates.

En mate tradicional es caliente pero también se puede tomar frío (el llamado tereré). Es muy común en zonas calurosas como Paraguay y el norte de Argentina. También se puede tomar, en vez de con agua, con zumo de frutas o con leche, e incluso añadirle a la yerba mate otras hierbas, como menta, poleo, etc. Hay gente que para saborizar el mate le añade ralladuras de limón o de naranja.

¿Has probado alguna vez el mate argentino? Cuéntanos cómo lo tomas tú a través de los comentarios. Esperamos que toda esta información te resulte interesante y que a partir de ahora disfrutes mucho más de esta bebida.

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube