Propiedades Nutricionales del Maíz

Propiedades Nutricionales del Maíz

¿Nos votas?

El maíz es un alimento milenario que fue introducido en la alimentación del ser humano gracias a las civilizaciones precolombinas. En la actualidad es un ingrediente muy utilizado en la cocina ya que su versatilidad nos permite emplearlo en la elaboración de gran cantidad de platos. En nuestra página podéis encontrar numerosas recetas que lo incluyen, como, por ejemplo, las cachapas venezolanas o nuestro pan casero de maíz y trigo con masa madre. Conscientes de sus cualidades, hemos decidido dedicarle esta entrada, hoy, en Cocina Casera, os hablamos de las propiedades nutricionales del maíz. Os recomendamos que no os perdáis esta interesante información, y que incluyáis el maíz en vuestra dieta.

Propiedades del maíz

Desde el punto de vista nutricional, el maíz es una alimento que nos ofrece una gran cantidad de vitaminas (A, B y E), minerales e hidratos de carbono. También presenta una buena concentración de proteínas, y un aporte graso reducido, todo ello lo convierte en un alimento ideal para combatir y prevenir diversas enfermedades. A continuación, os listamos los componentes más importantes de este milenario grano.

Minerales

El maíz destaca por su contenido en minerales, de entre los que destacan zinc, hierro,  fósforo, cobre y magnesio. El hierro juega un papel muy importante en la prevención de la anemia. El fósforo es fundamental para un adecuado crecimiento del tejido óseo. El magnesio, por su parte, es esencial para conservar nuestro corazón en buen estado de salud.

Vitaminas

Gracias a su buen aporte vitamínico, el maíz es un alimento que nos ayuda a llevar a cabo un adecuado desarrollo del sistema nervioso. Entre sus principales vitaminas se encuentra la A, esencial para un buen estado de salud de nuestra piel así como para el funcionamiento de nuestra vista. En el caso de mujeres embarazadas su consumo ayuda a que el feto se desarrollo dentro de la normalidad.

Antioxidantes

Los antioxidantes contenidos en el maíz son esenciales en la lucha contra los radicales libres, previniendo el envejecimiento celular y la aparición de numerosos tipos de cáncer como el de próstata o mama. Cuando cocinamos el maíz, sus propiedades antioxidantes se ven potenciadas.

Proteínas

El contenido proteico del maíz se sitúa entre 3 y 4 gramos por cada 100 gramos de producto. Si ingerimos una taza estamos aportando a nuestro cuerpo alrededor del 9% de la cantidad de proteínas que necesita a diario. Debido a que no presenta todos los aminoácidos esenciales, debemos consumirlo junto con otros alimentos que lo complementan, como es el caso de las alubias.

Fibra

Otro de los aspectos destacables de este alimento es su gran contenido en fibra, esencial para una correcta regulación intestinal, mejorando también los niveles de glucosa y colesterol, por ello, su consumo es ideal para prevenir y reducir la incidencia de diversas enfermedades cardiovasculares.

Por todas estas propiedades, el maíz viene siendo utilizado desde hace miles de años, siendo en la actualidad más cultivado incluso que el trigo. En la cocina podemos prepararlo de muchas maneras; cremas, tortillas, postres, ensaladas, etc. En nuestro recetario podéis encontrar numerosos ejemplos de su uso, ¡no os los perdáis! Fuente:imujer.com

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook