Sopas frías para verano

Sopas frías para verano

Danos tu valoracion

Son las nueve de la mañana, me encuentro escribiendo estas letras en un pequeño pueblo del levante español y el calor ya es insoportable. Las previsiones para hoy dicen que el termómetro superará los 40ºC. De hecho, en numerosas regiones españolas llevan semanas con temepraturas superiores a los 35ºC. Con este panorama, el cuerpo nos pide cosas que lo alivien, platos refrescantes que le ayuden a llevar mejor los envites de esta calurosa estación, así que hoy vamos a centrar esta entrada en algunas sopas frías que se elaboran desde hace décadas en numerosas regiones del territorio español.

Los platos que componen esta colección destacan porque se suelen elaborar con ingredientes frescos de temporada procesados en crudo, sin ser sometidos a cocción, por ello, las vitaminas, minerales y otras sustancias beneficiosas se mantienen intactas. Además, este tipo de elaboraciones están compuestas por un elevado porcentaje de agua, lo que cobra gran importancia durante épocas de calor ya que a la vez que nos nutrimos, ayudamos a que nuestro cuerpo se mantenga hidratado. Uno de los principales problemas que da lugar a los golpes de calor es un inadecuado estado de hidratación de nuestro cuerpo, por lo que, para evitar problemas, se hace necesario que consumamos líquidos con regularidad, ya sea en forma de agua, zumos, batidos, o, como en este caso, sopas elaboradas a base de verduras.

Aunque hay quienes aseguran poseer la fórmula para elaborar el gazpacho perfecto, lo cierto es que no hay una única receta. El tipo y cantidad de los ingredientes atiende a los gustos personales de cada uno. Aunque el gazpacho suele estar basado en el tomate, no hay una cantidad concreta que sea la adecuada, del mismo modo que tampoco la hay para el resto de ingredientes que se usan en la elaboración de estos platos. La única premisa para obtener excelentes resultados es usar productos de calidad.

Ya paso a presentar las recetas elegidas, son una pequeña representación de muchas otras que podéis encontrar en nuestro recetario. Al final de esta entrada os vamos a dejar un enlace que os llevará hasta ellas. Si queréis ver el paso a paso de las que os comparto a continuación, tan solo tenéis que pinchar en el título de aquella que sea de vuestro interés.

¿Os apetece refrescar vuestro cuerpo con unas ricas sopas frías?

¡Vamos con las recetas!

Gazpacho andaluz

Comenzamos con la que sin duda es la elaboración por excelencia cuando de sopas frías se trata. Este gazpacho, originario de la comunidad andaluza, se elabora a base de tomate, pimiento verde, pepino, pan, cebolla, ajo, aceite de oliva, vinagre y una poco de sal. Se trituran todos los ingredientes y se cuela el puré resultante. Es habitual servirlo acompañado de pequeños trozos de algunas de las verduras empleadas en su elaboración. Si nunca lo habéis hecho, os animo a que lo probéis, el sabor de un gazpacho hecho en casa es infinitamente superior al de cualquier versión que podáis comprar.

Salmorejo

El salmorejo es considerado como un tipo de gazpacho, aunque en realidad presenta alguna diferencias; el salmorejo suele ser de consistencia más espesa que el gazpacho, y en su elaboración no se usan muchas de las verduras que son típicas de este último. Como acompañamiento se suele servir huevo rallado y trocitos de jamón serrano. A nivel nutricional, ambas elaboraciones gozan de grandes propiedades. El salmorejo se presenta como un sopa ideal para servir como entrante de platos más contundentes o para disfrutar de una cena ligera y muy refrescante.

Ajoblanco

Esta sopa fría es típica de numerosas regiones de Andalucía. Para su elaboración se usan algunos ingredientes comunes al gazpacho y el salmorejo (pan, ajo, aceite de oliva y vinagre). Lo que marca la diferencia con estas dos elaboraciones es el uso de almendras, ingrediente que da a este plato su característico color blanco. Como acompañantes es típico encontrar uvas, tacos de jamón o melón. Desde el punto de vista nutricional es un gran plato, ya que con él nos beneficiamos de las importantes propiedades de las almendras.

Salmorejo de espárragos

Cerramos esta colección con otra receta de salmorejo. De las cuatro elaboraciones que os hemos presentado, esta es la que menos ingredientes incorpora. A diferencia del salmorejo cordobés tradicional, esta versión no incluye tomate, en su lugar hemos añadido unos espárragos. Como acompañante incorporamos huevo cocido. En conjunto, resulta un plato muy sencillo y económico que resulta ideal como entrante.

Y aquí termina esta colección de recetas de sopas frías, como no están todas las que tenemos en nuestro recetario, a continuación os dejamos un enlace para que, si os apetece, podáis seguir viendo otras muchas. Esperamos que con estas refrescantes elaboraciones se os haga más llevadero el verano. Y, recordad; no olvidéis hidratar vuestro cuerpo con regularidad, ya que es la mejor forma de evitar llevarnos un disgusto a causa del calor.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook