Teff: el cereal de moda

Teff: el cereal de moda

Danos tu valoracion

Erasgostris tef, o también conocida con el  nombre de teff o tef, es una planta herbácea que produce unas diminutas semillas comestibles, y cuyo cultivo se lleva fundamentalmente a cabo en algunas zonas de Eritrea y Etiopía, a la vez que en países como la India y Australia. Se cree que su cultivo se inició  hace más de 5000 años en Etiopía, donde en la actualidad representa uno de los cultivos más importantes, siendo la harina utilizada para elaborar el injera, pan etíope por excelencia. Una de las características que hace que se dé en ésta y otras zonas, es su fácil adaptación a terrenos donde las precipitaciones son escasas. Gracias a esta capacidad para adaptarse a terrenos áridos, su cultivo se ha extendido a otros países de diversos puntos del planeta, como EEUU, Alemania, Francia, España y Reino Unido.

Se suele asociar su consumo con un estilo de vida sano y saludable. La semilla del teff es rica en carbohidratos de liberación lenta, fibra y no contiene gluten, lo que la convierte en una alternativa ideal a la harina de trigo o a otras harinas con gluten que no pueden ser consumidas por las personas que padecen de celiaquía, siendo este uno de los trastornos más comunes en la actualidad. Así, las personas que padecen intolerancia al gluten, tienen en este cereal a un buen aliado. Además, sus altos niveles de fibra hacen de él un alimento que ayuda a mantener en buena salud el sistema digestivo, previniendo así el cáncer de colón.

Otra de las propiedades que hacen que este cereal sea considerando como un superalimento, es su capacidad de intervenir regulando los niveles de azúcar en sangre, lo que lo convierte en una buena opción para aquellas personas que padecen de diabetes tipo II. En Cocina Casera ya hemos hablado en otras ocasiones de alimentos que son buenos para prevenir este tipo de diabetes, podéis ampliar más información al respecto en nuestro artículo sobre  los beneficios de los pistachos en la diabetes tipo II.

La semilla de tef está también indicada en dietas en las que se quiere llevar a cabo un control adecuado del peso, ya que una de las propiedades de esta semilla es su capacidad saciante, actuando en la regulación del apetito, puesto que  libera su energía de manera paulatina gracias a, como ya hemos mencionado, la presencia en su composición de hidratos de carbono de liberación lenta.

En el intestino actúa como un probiótico, estimulando la flora intestinal

Es rico en minerales como calcio y magnesio, y aminoácidos, conteniendo los ocho aminoácidos esenciales para el ser humano, entre los que cabe destacar la presencia de lisina, inexistente en otros cerales, y que desempeña un papel fundamental en la metabolización del calcio. En cuanto a los minerales, es rico en hierro de fácil asimilación, y contiene más zinc que el trigo. Destacar también la presencia de manganeso, magnesio, fósforo, potasio y calcio, del que puede presentar alrededor de 180 mg por cada 100 gramos de harina.

Si lo combinamos con otras harinas, lo podemos usar para hacer pan u otras elaboraciones de pastelería. La presencia de teff ayuda al cuerpo a digerir mejor otros cereales y, además, mejora la frescura del producto final alargando así su tiempo de conservación. Imagen:flic.kr/p/5LJmCQ Fuentes: Wikipedia,teff.es,ndnatural.net,granerointegral

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook